鹿の王 ユナと約束の旅 (Shika no Ō: Yuna to Yakusoku no Tabi) (Ando Masahi, Masayuki Miyaji, 2021) – 113 min. –
The Deer King (Título internacional)

Sinopsis: La guerra sangrienta entre los dos reinos acabo tiempo ha. El reino de Aquafa absorbió al reino de Zol y todo aparenta estar en armonía. Pero una plaga largo tiempo olvidada, la plaga del lobo negro ha vuelto y hace estragos entre la población de Aquafa.

El medico de la corte iniciara un viaje para descubrir una cura, siguiendo a un veterano soldado superviviente de la ultima gran batalla entre ambos reinos (y superviviente contra todo pronostico de un campo de concentración). Alguien que ha sobrevivido a la enfermedad y ahora parece lleno de una vitalidad sobrehumana.

Nos encontramos con un film de animación interesante, buena, aunque no pasara a la historia. Siguiendo la línea marcada por películas anteriores donde se trata el retorno a lo natural, la búsqueda de la pureza de lo primario. Recordándonos por ejemplo a La princesa Mononoke (1997), pero con un nivel de fantasía más bajo.

Aún habiendo un toque mágico, este es un elemento más, no el principal. Compartiendo presencia con el drama familiar, la narración de como una familia es lo que escoges, no con lo que naces.

Sazonado con un toque de alta política, donde se ven los tejemanejes entre ambos reinos, la conspiración y el enfrentamiento entre la ciencia y la religión, que me parece muy interesante siendo la parte menor en la película.

Tal vez el punto más fantástico (en un relato donde hay lobos espirituales y enfermedades místicas) sea precisamente el apartado médico, para mi deleite. Con un medico en un ambiente medieval llevando a cabo protocolos de contención de epidemias, utilizando métodos muy rudimentarios para crear vacunas e investigando causas posibles de inmunidad. Pasteur estaría orgulloso de el.

Un relato que trata acerca de la integración, en menor medida también, mostrando pueblos muy diferentes (los super religiosos aquafanos y los más belicosos/naturales Zolianos) que se han entremezclado con naturalidad (aunque algo forzada en algunos casos) mientras que los dirigentes siguen sintiendo nostalgia de los antiguos regímenes.

La animación es buena, en la línea que habremos visto en por ejemplo el niño y la bestia, acercándose al falso 3D de Berserk (2016), sin llegar. Se han juntado dos perlas en la dirección (Masashi Ando y Masayuki Miyaji, que han trabajado el primero a las ordenes de Satoshi Kon y en obras como Paprika, Paranoia Agent, Ghost in the shell Innocence, la princesa mononoke. Y el segundo en Attack on Titan, Sword Art online). Gente que sabe de lo suyo. Y sin dar un resultado memorable es muy digerible.

La banda sonora es buena, acompañamiento del relato pausado que tenemos entre nosotros. Digo pausado por que como suele ocurrir en estas obras, todo se desarrolla con mucha calma. Con tal de desarrollar y fortalecer los vínculos entre personajes y la historia tenemos un relato de unas 2 horas de duración. Una historia que se sucede con parsimonia para que puedas deleitarte en los bellos paisajes y la fuerza de las expresiones de los personajes. Tomarlo con la misma calma para verla o no aguantareis.

Un anime para toda la familia.

La escena: La doma del primer puikuy.

La frase: «Que no sea de mi sangre es lo que menos importa». 

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2021

Nota del autor:

7,0 ███████ (Buena)


TRÁILER V.O. :

 

Written by Oscar Hidalgo