Spaceship Earth (Matt Wolf, 2020) – 113 min. –

Sinopsis: Documental sobre el experimento “Biosfera 2” que se realizó en el 1991. Un grupo de 8 personas se encerrarían en un complejo sellado del exterior intentando crear una biosfera que les permitiera sobrevivir de forma autónoma.

Nos encontramos ante una narración sobre que llevo a ese proyecto, desde 25 años antes, como se gestó y como se llevó acabo. Para acabar con una mirada nostálgica 25 años después de su celebración.

Hablando de la parte documental -mi opinión al respecto vendrá después, ya que reconozco tener mucho sesgo en este caso- he de decir que esta muy logrado. Coge una situación que la mayoría de la gente desconocía por completo y la narra consiguiendo que te emociones.

Los protagonistas, una suerte de niños grandes que nunca han perdido la ilusión, van avanzando de un proyecto a otro, ganando impulso para crear cosas más grandes y espectaculares; simplemente porque nunca nadie les dijo que no podía hacerse. Para crear un colectivo de personas con habilidades de lo más variopintas y un sinfín de recursos con los que bien puedes montar un huerto, crear un edificio o hacer un barco mercante desde 0.

Narración con mucha, mucha grabación de los eventos que sucedieron, estando muy bien documentada. Desde el principio. Ya que nuestro grupo, al ser también actores de teatro grabaron todas las representaciones y acciones que podían.

Es muy inspirador el ver como un grupo de gente motivada apenas tiene limites, como pudiendo autogestionarse se podría decir que el cielo es el limite. Haciendo que te sientas orgulloso de la raza humana. Llegas a pensar que ojala hubieras formado parte de ese grupo. Tendría que haber sido genial. Ese grupo de almas libres del barro que como think tank (*) iban generando proyectos e iniciativas sin fin.

(*) Think tank («tanque de pensamiento») es un laboratorio de ideas, instituto de investigación, gabinete estratégico, centro de pensamiento o centro de reflexión es una institución o grupo de expertos de naturaleza investigadora, cuya función es la reflexión intelectual sobre asuntos de política social, estrategia política, economía, militar, tecnología o cultura. [Fuente Wikipedia]

Libres del barro por el hecho de tener un multimillonario detrás que les iba llenando las cuentas. Qué fácil es ser un alma libre, un cambiador de la historia cuando solo tienes que poner la mano abierta para que te llueva el dinero. Qué fácil es mirar a los demás con condescendencia preguntándoles por qué no son como tú. Más interesante es notar como jamás se aclaran las motivaciones reales de ese benefactor. Ya que siempre se menciona su lado rebelde y altruista. Pero se intuye que tiene que haber algo más detrás, ya que las iniciativas y proyectos del grupo, aunque muy interesantes consumen el mismo dinero que producen. Algo muy alejado de una mentalidad productiva. Y ese supuesto pensamiento de inversiones a largo plazo no cuadra con un multimillonario tejano.

Una vez superada la mitad de la película la dedicaremos al apartado del experimento de la biosfera en sí. De como se realizó esa aventura, como aparecieron los nubarrones en el horizonte y como llegó a su final con más pena que gloria.

Ellos lo llamarón experimento, realmente deberíamos decir que fue un estudio bien intencionado sobre la autogestión del que se podrían haber sacado lecciones interesantes. Una gran vendida de humo debido a la falta de transparencia desde el principio que llevó a que la prensa se lanzará como chacales desde el principio para intentar desacreditarles, ya que, como sabemos, destruir es más fácil que crear. Una lastima, ya que habiéndolo gestionado bien desde el principio habría sido maravilloso. Es muy lamentable el hecho de que todos los datos, una vez matizados, que pudieran haber sido muy útiles, fueron apartados y posiblemente destruidos por un picapleitos.

Pero un grupo de gente que salta de un proyecto a otro y aprende haciendo, paga siempre las novatadas. Es diferente cuando solo afecta a tu grupo de cuando tienes el mundo encima ansiosos del menor salseo. Todo se magnifica.

Si somos serios, para ser la primera y única vez que se ha hecho algo así, fue una tarea titánica. Pero la humanidad todavía sigue destinada al barro. Se hace muy interesante el ver todas las dificultades que aparecen en el proyecto, esperables, pero es muy fácil juzgar a posteriori. Como las tensiones entre el grupo, la monotonía alimentaria o el ya esperado problema con el oxigeno. 

Hay que tener en cuenta, que a pesar de que dura casi dos horas el documental, se hace corto, habría querido que se explicara mucho mucho más. Había material para un par de horas más. Sobre todo explicando las tensiones que aparecieron al final entre el equipo y el supuesto nuevo director de la empresa. 

El documental es una suerte de blanqueo de lo que ocurrió, un intento de explicarlo todo para quedar bien delante de la historia. Pero en este se omite un apartado importante. El lado del multimillonario y sus directores empresariales, que apenas son consultados, centrando el documental en el lado luminoso, el equipo de hippies bien intencionados y su figura mesiánica.

La escena: El inicio de la prensa sensacionalista intentando destruirlo todo. Ver eso y sentir asco va de la mano.

La frase: “Podríais aprender técnicas de yoga profundo para consumir menos aire”.

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2020

Nota del autor:

8,0 ████████ (Muy buena) 

TRÁILER V.O.:

 

Written by Oscar Hidalgo