Hunted (Vincent Paronnaud, 2020) – 87 min. –

Sinopsis: Titulo original “Hunted”. Lo cambiaron a Cosmogonie porque así tenia menos sentido todo y era un poco más artie (a ver si así rascaban un poco más de publico). Nos encontramos a una revisión más del mito de la caperucita roja, con un lobo feroz -con aprendiz- que pretende cazarla, matarla y violarla (tal vez no en ese orden). Algo nunca visto y super original que merece mi aplauso sordo.

Una mujer que cae prendada de un asesino psicópata mientras sale a tomar unas copas por la noche. Ve como se transforma una interesante noche de sexo en una carrera por la supervivencia a través de un bosque de ensueño.

Intenta ser una fabula sobre el empoderamiento femenino, que lejos de rozar lo ridículo se sumerge directamente en ello y hace que el metraje se vuelva algo insufrible. A medida que el sin sentido y el caos nos hace pensar en por qué nos hacemos esto, y no estamos viendo la televisión y un documental sobre la vida de las marsopas.

La primera parte nos hablará sobre el típico torture porn –es la mejor parte- muy bien hecho, bien narrado y con lo único que se salva de la película. El “lobo” cuyo actor es Arieh Worthalter lo hace genial, alternando entre momentos de máximo carisma, sensualidad y capacidad de manipulación (el ver como recluta a sus “aprendices” es genial y que me hace creer que en la realidad funcionaría). Un perfecto psicópata, de manual, solo centrado en el mismo y en el espectáculo.

A partir de la segunda parte nos zambullimos en el infierno del sinsentido. Una cazadora ridícula, con su aprendiz aún más ridículo (el como se comporta es para darles de comer aparte). “Preppers” a la espera de un apocalipsis, desconfiados de todo el mundo, pero comportándose de forma que nos hace suspirar un “¿en serio?”

Se suceden los momentos sin sentido, como el momento de la partida de paintball, que es un wtf! en toda regla. Su única motivación es pintar de azul la cara de la protagonista para que pueda cargar a través de la niebla con su palo, como un William Wallace cualquiera marcándose un concurso de gritos con el lobo (tal cual lo digo, tal cual lo encontrareis).

Y para rematar la faena, como no se llegaba a los 90 minutos y habría implicado la perdida de alguna subvención, lo alargamos con un buen parche poniendo una persecución en un complejo turístico y una pelea de almohadas.

Una de esas películas que me hace pensar en si hay alguien al volante cuando se hacen las selecciones para festivales, o directamente cuando un productor decide poner dinero. 

La escena: El momento en que el cazador pasa el legado a la nueva generación. Comedia involuntaria de la buena buena.

La frase: “Debes poner los pies en el agua colega, es genial para la circulación” (mientras el colega se esta desangrando). 

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2020

Nota del autor:

2,0 ██ (Mala)

TRÁILER V.O. : NO HAY DISPONIBLE 🙁

 

Written by Oscar Hidalgo

Comments