ぼくらの七日間戦争 (Yuta Murano, 2019) – 88 min. –
Seven Days War (Título internacional)

Sinopsis: Ante la futura mudanza del amor platónico del protagonista, este se arma de valor y le propone escaparse juntos unos cuantos días. Lo cual acabará transformándose en una escapada con los colegas del instituto de ella. A su vez, en otro giro de guion se transformará en un enfrentamiento con el gobierno local para proteger un mena que se haya refugiado en la fabrica abandonada que han ocupado para pasar unos días.

Sobre los hombros de nuestro protagonista, un fanático de la historia militar que no tiene amigos, recaerá el papel de ejercer de general y rechazar las fuerzas invasoras. Transformará la fabrica en su fortaleza y sus amigos en peones para la batalla.
 
Interesante película de animación juvenil basada en la novela “Our seven days war” de Osamu Soda. En la línea que nos tienen acostumbrados Summer Wars (2009) y Your Name (2016).

Una buena animación y una banda sonora de pop japonés son dos bazas fuertes. Siendo la principal un habitual en las ultimas hornadas de películas japonesas de animación.

Una historia estratificada en múltiples capas emocionales para que puedas identificarte rápidamente con una parte de la historia y esta genere una respuesta emocional en el espectador para que la valoremos más. Con niveles tanto para adultos como para niños, así toda la familia quedará contenta.

Tenemos los temas típicos del amor juvenil, la rebeldía contra los adultos, la perseverancia, etc.. A esto sumaremos ideas más serias como la necesidad que tiene la gente de encajar, llegando a crear imágenes mejoradas de nosotros mismos para encontrar la aceptación, la supresión del yo, el constante acoso de las redes sociales, nido de ratas habitualmente que solo pretenden destruir lo que no es como ellos. Ese momento en la película es uno de los que más vergüenza deberían generar entre los espectadores.

Encima vamos a añadir más capas, no tratadas habitualmente en Japón y en absoluto en un manga juvenil, como la homosexualidad, la corrupción y trafico de influencias en el mundo de la empresa y el gobierno (llegando a mencionar cosas muy duras como el “hazte amiga para que yo consiga contratos”) siendo el más tratado el de la inmigración ilegal (tal vez sea el primer anime que lo trata).

Un buen producto, sin ser tan potente como las antes mencionadas, que se degusta bien y rápido al ser una película corta. Menos de 90 minutos.

Especialmente aprecio el papel del secuaz de la cinta: Un genio. Algo que no se suele ver habitualmente reduciendo a los secuaces a meras notas a pie de pagina del villano siendo en realidad los pilares que sostienen una organización. Un buen secuaz, que usa su inteligencia es siempre una némesis maravillosa. Podríamos decir que en esta película “que buen secuaz si hubiera tenido buen villano”.

La escena: El momento en que el secuaz demuestra su inteligencia y hace que las redes sociales hagan el trabajo por el.

La frase: “Ser un adulto es mentir”.

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2020

Nota del autor:

7,0 ███████ (Buena)

TRÁILER V.O. :

 

Written by Oscar Hidalgo

Comments