Título original: Rear Window
País: EEUU
Primera proyección: EEUU, 1 Ago. 1954 (Premiere)
Duración: 112 min
Director: Alfred Hitchcock
Guión: John Michael Hayes (Historia: Cornell Woolrich)
Música: Franz Waxman

“[…] Hitchcock abre su etapa más creativa […] Mirar con interés de “voyeur” brinda la oportunidad de conocer hechos sorprendentes, en torno a los que el realizador plantea una reflexión […] Desgrana una narración poderosamente visual […]”

Film realizado por Hitchcock, que abre su etapa más creativa, la de los años 50. Escrito por John Michael Hayes, se basa en el relato “It Had To Be Murder” (1942), de Cornell Woolrich. Se rueda en los Paramount Studios (Hollywood, CA), con un presupuesto de 1 M dólares. Es nominado a 4 Oscar (dirección, guión, fotografía y sonido). Producido por Hitchcock (no acreditado), se estrena en “première” el 1-VIII-1954 (NYC).

La acción tiene lugar en un apartamento de Greenwich Village (NYC) a lo largo de varios días del verano de 1953. L.B. “Jeff” Jefferies (James Stewart) es un reportero gráfico, inmovilizado temporalmente a causa de un accidente laboral. Atrapado en su apartamento, observa a los vecinos con ayuda de unos prismáticos y un teleobjetivo. Le visitan su novia Lisa Carol Fremont (Grace Kelly) y la fisioterapeuta del seguro, Stella McCaffery (Thelma Ritter). Lisa es hermosa, elegante, rubia y apasionada, le gusta vestir bien, es de familia acomodada y trabaja como modelo de pasarela. Stella es irónica y cáustica.

El relato es un drama, de suspense y misterio, con componentes de thriller, romance y humor. Está contado desde el punto de vista de Jeff, salvo en momentos culminantes. El espectador tiene toda la información de Jeff y alguna más (lo que ocurre cuando duerme). Mirar con interés de “voyeur” brinda la oportunidad de conocer hechos sorprendentes, en torno a los que el realizador plantea una reflexión sobre el derecho a la intimidad y sus límites, la solidaridad de las personas, los problemas de pareja, la soledad, el amor de pago, la influencia de la música sobre la conducta humana, la tensión entre intereses femeninos y masculinos, etc. La afición “voyeurista” de Jeff traspira palabras de homenaje al cine y a los cinéfilos. Se incluyen referencias a la sexualidad, como el amor arrebatado de los recién casados, la carnalidad de Lisa, su ardiente concupiscencia y su rapaz interés por Jeff. La obra se presenta aderezada con dosis bien distribuidas de humor, en especial de humor negro con toques macabros. Administra la intriga en un crescendo de extraordinario climax final.

la ventana indiscreta

La música comienza con un tema de jazz de carácter descriptivo (ambiente calles de Greenwich Village) y concluye con la canción original “Lisa“, compuesta a lo largo del film por el vecino músico. Añade 4 composiciones adicionales: “Excerpt From Fancy Free” (Bernstein), “To See You Is To Love You” (Bing Crosby), “That’s Amore” (piano) y “Mona Lisa“. La fotografía, de Robert Burks (“Vértigo, 1958), acompañada de 4 tipos de iluminación, desgrana una narración poderosamente visual, con fotogramas tan seductores como el primer plano del rostro de Lisa. El vestuario de Grace Kelly, a cargo de Edith Head, colaboradora habitual de Hichtcock, es variado, elegante y acusadamente romántico. Las interpretaciones de Stewart (“Qué bello es vivir“, 1946) y Grace Kelly son magníficas.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

 

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sandro Fiorito
Considerada popularmente como la mejor película de Alfred Hitchcock. El fabuloso realizador inglés hizo magia en apenas unos pocos metros cuadrados de una habitación, demostrando que para hacer una de las mejores obras cinematográficas de la historia no hacen falta ni grandes efectos especiales ni kilómetros de escenas exteriores. En un palmo se fabrica el mejor suspense con un guión a la altura de las circunstancias. A través de la querida ventana de Jeff, el personaje principal, podemos ver decenas de pequeños detalles que se suceden entre sí, acompañados todos del suspense mejor producido e impulsados por el simpático clima de vecindario con sus típicas singularidades. Una película a la que en mi opinión, nada le falta, nada le sobra, y en la que el mítico y genial James Stewart es el idóneo para el papel que encarna. Un film no apto para aquellas personas que no acepten su lado curioso y no se consideren, al menos en parte, unas mironas empedernidas. 10.

Written by Miquel Alenyà

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.