Título original: It’s a Wonderful Life
País: Estados Unidos
Primera proyección: EEUU, 20 Dic. 1946
Duración: 130 min
Director: Frank Capra
Guión: Frances Goodrich, Albert Hackett, Frank Capra

“[…] Es una aguda, simpática y alocada historia, que se sustenta en un guión sólido y ocurrente, trabajado con esmero, ingenio y con importantes ayudas de nivel […] film fascinante y seductor, gracias a la suma de una dirección hábil y unas interpretaciones contundentes […] emocionante y entrañable […]”

Es el film más popular de Frank Capra. El guión, de Frances Goodrich, Albert Hackett, Frank Capra y Jo Sterling, se inspira en el cuento “The Greatest Gift”, de Philip van Doren Stern, que éste envió a sus amigos y conocidos en 1938 como felicitación de Navidad. Colaboran en el guión Dalton Trumbo, Dorothy Parker y Clifford Odets (no acreditados). Se rueda en escenarios reales de California (Beverly Hills, La Crescenta, L.A., San Fernando Valley), NY (Ithaca), Encino Ranch (L.A.) y en los platós de RKO-Pathé Studios (Culver City, CA). Es nominado a 5 Oscar. Producido por Frank Capra para Liberty Films/RKO, se estrena el 20-XII-1946 (NYC).

La acción dramática principal tiene lugar en la Nochevieja de 1945, en Bedford Falls, pequeña población de Connecticut. Se evocan hechos desde 1919, que suceden mayoritariamente en Nochebuena. George Bailey (Stewart), deprimido por la inminente quiebra de la empresa familiar de préstamos, se encuentra con Clarence Oddboy (Travers), ángel de segunda clase, sin alas y de escasa inteligencia, que ha sido enviado para salvarle. George, de 38 años, es generoso, sacrificado, sencillo y honesto. Le gustan la aventura y los viajes, pero su trabajo le retiene siempre en Bedford. Su oponente, el banquero Harry F. Potter (Barrymore) es rico, egoísta, ambicioso, ruin y malvado.

El film suma drama, fantasía, familia, comedia y romance. Es la primera película que realiza Capra tras su participación en la IIGM, es la primera realización que dirige para Liberty Film (sociedad de F. Capra, G. Stevens y W. Wyler) y es, además, la tercera colaboración de Capra con James Stewart. Capra consideraba que ésta era la mejor cinta de su filmografía y para James Stewart era la preferida de las que había interpretado.

Es una aguda, simpática y alocada historia, que se sustenta en un guión sólido y ocurrente, trabajado con esmero, ingenio y con importantes ayudas de nivel (Trumbo, Odets y Parker). La sencillez del argumento no es óbice para que el film resulte fascinante y seductor, gracias a la suma de una dirección hábil y unas interpretaciones contundentes, creíbles y convincentes. El estreno no se vio acompañado del éxito esperado. Fueron el transcurso del tiempo y la reiteración de su pase por televisión los factores que propiciaron la fama y el reconocimiento del film. Explicado como un sencillo cuento de Navidad, ha conectado con los sueños de las personas corrientes de varias generaciones. Muchos se han sentido conmovidos por una historia que explica y justifica que no todo sale bien en la vida, que algunas cosas salen mal, que el éxito nunca está asegurado y que frente al fracaso hay salidas y soluciones.

El relato se adapta bien a los cambios sociales impuestos por la IIGM, que habían dejado prácticamente fuera de uso el optimismo habitual americano y situaban en su lugar concepciones de luces y sombras, alegrías y penas, éxitos y fracasos.

La película trata temas como la importancia de las personas corrientes, la trascendencia de su trabajo y la riqueza de sus aportaciones, la alegría natural de vivir, la bondad de las personas anónimas, el valor de los sueños humildes y sencillos, los frutos de la solidaridad, los extornos de la generosidad, etc. La obra propone un viaje a la esperanza, la confianza y el optimismo. Habla de amistad, amor, sexo, sacrificio, compromiso, solidaridad, servicio a la comunidad, agradecimiento, familia, etc. Dedica varios guiños de simpatía a Mark Twain y a su novela “Las aventuras de Tom Sawyer” (1867). La cinta se presenta salpicada de humor e ironía.

La música, de Dimitri Tiomkin, ofrece una partitura de 20 cortes, que exaltan el sentido trascendente de la vida de Georges, elogian su generosidad y subrayan los momentos dramáticos que jalonan su vida. Añade temas religiosos (“Adeste fideles”), marchas (“Marcha nupcial”, de Mendelssohn), tradicionales (“When Johnny Comes Marching Home Again”), populares (“This is the Army, Mr. Jones”, de Irving Berlin) y de baile (“Charleston”). Como tema principal hace uso de la melodía de “Buffalo Gal”, de la que ofrece diversas versiones. La fotografía, de Joseph Walker y Joseph Binoch, compone imágenes de excelente dibujo, que enriquece con contrastes de luz, sombras, numerosas escenas nocturnas, abundantes primeros planos y trazos de inspiración expresionista.

Película emocionante, simpática y entrañable.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sandro Fiorito
“Gracias a esta película acabo de comprender que incluso la persona más insignificante de este mundo, es importantísima en el desarrollo de nuestras vidas. La más minúscula expresión, situación, problema, tropezón… Lo más inesperado puede ser lo más grande, lo que cambie nuestras vidas. No nos damos cuenta, por orgullo, complejos o una vida de un ritmo trepidante, de lo importantes que son todos los detalles de la vida. El mensaje de Capra es transmitido con poderío desde escenas maravillosas e interpretaciones para enmarcar, como las del protagonista, el siempre genial James Stewart, o el entrañable Henry Travers como Clarence. Lionel Barrymore transmite, en su papel del señor Potter, todo el desprecio y angustia que un personaje de sus características puede llegar a producir. La película es, en su conjunto, una obra de imprescindible visionado en fechas navideñas, que ayuda a comprender el verdadero significado de estas festividades debido a su ambientación en esa época, pero también es absolutamente recomendable para algo tan maravilloso e importante como lo es entender, el verdadero sentido de nuestras vidas”.8.

D. Karasu
“Una film que rebosa de algo que carece el cine actual: humanidad. Un trabajo artesanal donde todo esta cuidadosamente elaborado. El grupo de actores está simplemente magistral, sin desmerecer la labor de ninguno de los actores de reparto. Capra nos narra un bello relato sobre las cosas buenas de la naturaleza del ser humano. Una película perfecta, y no sólo imprescindible verla para las fechas navideñas sino para nuestras vidas”. 10.

 

Written by Miquel Alenyà

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *