Kolskaya sverhglubokaya (Arseny Syuhin, 2020) – 113 min. –
The Superdeep (Título internacional)

Sinopsis: Las instalaciones de Kola (cerca de Finlandia) son el túnel más profundo del mundo, superando los 12 km de profundidad. Creado en el fervor de la antigua unión soviética para realizar estudios sobre la corteza terrestre. Actualmente cerrado por falta de financiación.

Una científica es reclutada y arrancada de su hogar durante la navidad con la promesa de liderar el instituto de investigación científica en Moscú, para ello debe acudir a las instalaciones del túnel Kola. Algo ha ocurrido en las profundidades y se envía a un equipo militar para recuperar unas muestras de vital importancia.

Remarcar que The Superdeep transcurre en ese agobiante escenario, contándonos la historia “real” del cierre del túnel. Encontrándonos con una película de cine de serie B de terror biológico, con toques a La Cosa (1982) y al videojuego “Last of Us”(una aventura de horror y supervivencia).

Es importante juzgarla como película de serie B para poder disfrutarla. Ya que sus intentos de ser serie A hacen que se espere un producto que no se va a ofrecer, hay que apreciarla por lo que es. Desgraciadamente hay mucha gente que se esperaba la nueva obra cumbre del cine de terror que revolucionaria el concepto… pues no.

(*) El cine B o película de serie B (“B movie”) es un tipo de cine creado con bajo presupuesto, actores poco conocidos (o grandes actores en de su declive), pobre en guion, dirección y efectos especiales (normalmente cutres efectos de CGI) pero rico en creatividad.

Su punto fuerte es el escenario, complejo militar cerrado y claustrofóbico, una suerte de pasillos y salas por las cuales se irán sucediendo episodios de pilla-pilla. Realmente me hacen pensar en los complejos subterráneos de Resident Evil.

Actores aceptables y con una buena banda sonora. Lo más curioso es el hecho de que para una película rusa este rodada directamente al inglés. Y uno muy correcto la verdad, con ese acentazo que todos adoramos.

Falla en el apartado del presupuesto, que hace que se vea rápidamente que quiere abarcar más de lo que se puede. Con grandes escenas de acción que acaban fuera de cámara. Muertes de personajes completamente en off, de forma que te cuesta ir siguiendo que ha ocurrido. Criaturas que rápidamente desaparecen de nuestra vista ante la oscuridad, etc… 

Una lastima, porque lo poco que se ve esta muy bien (personalmente la prefiero a algunas entregas totalmente innecesarias de Resident Evil).

Otro apartado que pincha es en la coherencia, en el mínimo de realidad para que la ciencia ficción sea creíble. Lo que nos lleva a alguna carcajada involuntaria, como el momento del suéter para protegerse de agentes biológicos -el sueño de todos los negacionistas- o del chapuzón en agua para protegerse de temperaturas casi volcánicas.

Para ser la primera película del director es aceptable, habrá que seguirle atentamente. 

La escena: Justo antes del ataque de Olga (Milena Radulovic), cuando se dan cuenta de como se les ha descontrolado la situación. 

La frase: “Si nos volvemos a ver, te digo de donde es mi acento”. 

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2020

Nota del autor:

6,0 ██████ (Correcta) 

TRÁILER V.O.:

 

Written by Oscar Hidalgo