Spookies (Genie Joseph, Thomas Doran, Brendan Faulkner, 1986) – 85 min. –
La mansión de los espectros (Argentina)

Sinopsis: Un grupo de personas (debería decir amigos, pero ese episodio se resuelve ya en el primer minuto de película) recalan en una casa encantada. En la misma una suerte de nigromante, que pretende recuperar a su amor inmortal, ira sacrificándoles para conseguir sus almas y alimentar el ritual.

Joya del cine de los años 80, una especie de tributo involuntario al cine de terror desde los 70 hasta ese momento.

Donde afortunadamente la misma película nos muestra a los protagonistas como seres despreciables que merecen nuestra carcajada y no lastima, como debe ser.

A partir de aquí comenzara el pandemonium del humor. A saber: un ghoul, una vampiresa, una mujer araña, golems de excremento, la muerte encarnada, posesiones demoniacas, un “Jabba de Star Wars” dedicado al mal, zombies, etc… Que no haya criatura que se quede por mostrar.

Es una cinta que sabe no tomarse a si mismo y va directamente a la parodia con el acelerador puesto.

Siendo su punto fuerte el maquillaje con algunos efectos muy buenos para la época, todo hecho a mano, no hay nada digital.

Es una película perfecta para ver con los amigos para echar unas risas.

La escena: El juego de pilla-pilla nivel épico más largo de la historia

La frase: “¡Te querré siempre!” (a continuación “corta” con la relación)

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2020

Nota del autor:

7,0 ███████ (Buena) [Por el cachondeo]

TRÁILER V.O.:

 

Written by Oscar Hidalgo