Sebelum Iblis Menjemput Ayat 2 (Timo Tjahjanto, 2020) – 110 min. –
May the devil take you: Chapter two (Título internacional)

Sinopsis: La superviviente de la primera parte (Que el diablo te lleve (2018)) es secuestrada -de forma muy ridícula, que la comedia no pare nunca- por un grupo de jóvenes que están completamente desesperados. 

Su padrastro, un maltratador un tanto extremo, pretendía sacrificar sus almas al diablo y ellos decidieron prenderle fuego -total, quien sacrifica a un sacrificador tiene 100 años de perdón-. El asunto no termino de salir del todo bien, falta de preparación siempre lo digo, y eso que la premisa era buena. Y ahora su espíritu les acosa habiendo matado ya a uno de ellos.

Como idea del año, consideran que la protagonista, que ya tiene experiencia en esto de demonios y quemar cosas, les puede servir muy bien para combatir al diablo malote.

Es como reclutar a Ash para enfrentarse a un demonio. Algo bueno sobre el papel pero que al final pillan por todos lados. ¿Y por qué mencionar a Ash de la saga Evil Dead? Porque estamos enfrente de una película de casa encantada y demonio malote al uso, una versión de Posesión infernal (1981). Pero a diferencia de la original, sin el toque de humor negro como el carbón que la hizo grande, reduciendo toda el film a un demonio acosador a lo ¡cucu-Tras!.

Tenemos ante nosotros susto tras susto para intentar aterrorizar al espectador por haberle dejado sordo. Bien ejecutado eso sí, pero que ya hemos visto.

La protagonista (encarnada por Widika Sidmore) es bastante resultona en el papel y rápidamente te pones de su lado compartiendo su enfado por haber sido secuestrada para recalar en una situación de la que quería huir, rodeada de pringados que hacen subir el precio del pan. Los secundarios aceptables, aunque pronto deseas que mueran con dolor, que es lo que pido en una película cucú.

Una cosa que agradezco mucho, es que aunque les desee la muerte (algo que hago con demasiada facilidad), todos los personajes parecen tener mucho sentido común intentando tomar decisiones lógicas. Como cuando la protagonista decide enviarles a todos al güano y largarse.

Se hace un pelín larga, unos 110 minutos, para una historia que es bien sencillita, con un giro final para justificar una tercera parte.

A nivel efectos y maquillaje, podemos decir orgullosos que nos encontramos ante una simpática troupe de mapaches demoniacos, dignos herederos de una zombie walk. La parte más buena sería en el giro final, cuando el maquillaje aparece de nuevo para recordarnos que la protagonista es una pringada.

Muy buena para ver con los colegas eso si e ir coreando las eutanasias involuntarias una por una.

La escena: La primera vez que intentan hacer el ritual y todo se va al carajo.

La frase: “Me he enfrentado a un demonio más poderoso que tu, ¿crees que me vas afectar?” (faltaría añadir: ¡Perdedor!)

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2020

Nota del autor:

7,0 ███████ (Buena) 

TRÁILER V.O.:

 

Written by Oscar Hidalgo