“Nosotros somos el regalo, no la caja que lo envuelve. Apostamos por Barcelona, pero podríamos apostar por otra ciudad”

Jordi S. Bonet es el vicepresidente de la Fundación Aula de Cine Colección Josep M. Queraltó . “L’experiència màgica del cinema” es la exposición temporal que ha estado en la UB desde el 15 de octubre hasta el 17 de diciembre, siendo la afluencia de público tan buena que se ha ampliado la fecha de clausura hasta el 28 de febrero para poder seguir disfrutando de esta gran exposición cinematográfica.

En esta entrevista Jordi S. Bonet nos habla del proyecto que se presentó el día 9 de diciembre en el Paraninfo de la UB de letras, y da su opinión sobre las autoridades que no acudieron al acto y sobre el sospechoso y frío trato que a su juicio sufre la Colección Josep M. Queraltó por parte del Gobierno catalán, dejando la Fundación muy abierta la posibilidad de que el tesoro cultural cinematográfico que supone esta colección, acabe fuera de España. Nos explica lo que le depara a la colección en un futuro, todo ello haciéndonos una magnífica explicación de los aparatos que componen la exposición en la que también acaba hablándonos del verdadero protagonista: J. M. Queraltó.

Referente a la última conferencia dada con motivo de la exposición “L’experiencia màgica del cinema”, ¿Qué le gustó y que no?

Que se llenará el paraninfo, las preguntas que se hicieron porque fueron todas positivas de cara a la fundación, que nadie tuvo ninguna duda de que no sólo es posible, sino que es necesario este museo, las interpretaciones que hubieron y la ilusión que se desprendió junto con las posibilidades o maneras de hacerlo. Lo que no me gustó fue que noté a faltar la presencia de algunas autoridades, las cuales no dieron respuesta a la invitación que se les hizo por correo certificado.

¿Con meses de antelación?

Sí. Ellos ya lo sabían y además ya se anunció en la propia página del Gencat, donde aparecen todas las conferencias en las que salía esta última. Pero bueno, si no pueden venir, lo lógico es contestar como hicieron el decano del Colegio de Periodistas o el presidente de la Diputación de Barcelona, que por motivos de agenda entendibles, no pudieron acudir. Por eso, lo que a Josep Maria Queraltó le dolió más fue ese silencio. Ese silencio frío.

Nosotros como Colección y como Fundación Aula de cine, llevamos haciendo más de 38 exposiciones, más de 5 publicaciones con la Academia de Cine de España, con la Academia de Cine Catalán, con el propio Ayuntamiento de Barcelona, con la Universidad de Barcelona, también hemos hecho un DVD para el libro “El químico de los Lumière” que obtuvo el XII Premio de Novela de la Ciudad de Salamanca, actividades, workshops, etc.

J.M. Queraltó es una persona que ha hecho experimentaciones del séptimo arte al primer arte, por ejemplo el primer cuadro cinematográfico que se ha hecho en España, con otro de Otto Cavalcanti en el que se pueden ver las bobinas en 3D a través de unas gafas azul y rojo. Se han hecho contactos internacionales y ahora, recientemente, antes de esta propia conferencia en el Paraninfo, se estuvo en los premios europeos de cine, donde J.M. Queraltó conectó con la propia Androulla Vassiliou, Comisaria de Europa de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud, es decir, estamos hablando de personas de un primer nivel, en el que también podemos citar a nivel anecdótico a Catherine Deneuve o al mismo Pedro Almodóvar, el cual estuvo muy amable, como Bayona, Berenguer o muchos otros artistas, cineastas, etc.

Por lo que respecta a la última conferencia ¿Hubiera sido factible la presencia algún representante de la Generalitat?

Hombre, factible lo era que para eso enviamos una invitación a la propia Generalitat, pero curiosamente ese día pasó una cosa. El jueves por la tarde antes de irnos a Alemania nos llegó una nota a través de prensa de que se convocaba una conferencia el lunes en la filmoteca de Cataluña, con la presencia de destacados representantes del mundo de la cultura catalana. Yo no quiero pensar que esto es una cosa premeditada pero es un acto sospechoso que una cosa que no está programada se ponga el mismo día sin aviso y antes de un puente. Pero como las cosas sin pruebas no se pueden decir, pues yo no puedo decir nada, pero es chocante. Chocante por la actitud de no haber recibido ninguna contestación conforme de que no se podía haber acudido al paraninfo por parte de estas autoridades que estamos hablando. Por lo tanto me parece patético teniendo en cuenta que cuando se montó esta exposición el propio alcalde felicitó al propio J.M. Queraltó, hasta lo abrazó dándole las gracias por el gran trabajo por intentar que esto se quedase en Barcelona. Y luego no recibimos ninguna contestación más. Pero bueno, como digo, yo no estoy en la mente de estas personas. Es mi opinión.

Lo malo ya lo hemos dicho. ¿Qué puede decirnos de lo bueno?

No, lo malo no, los hechos. Yo las interpretaciones las dejaré a gusto del consumidor. Aunque vino gente importante como Rosa María Calaf, el presidente del Colegio de Directores de Cataluña, el presidente del Colegio de Ópticos de Cataluña, personalidades de diversos museos. Vino mucha representación social de Cataluña.

¿Ve posible que se pueda hacer un Museo Cinematográfico en Barcelona?

Aquí el gran problema es que siempre diremos que estamos en crisis, que no hay dinero, etc. Esto es lo de siempre, pero bueno, lo primero es que si hablamos de tema histórico, hace diez años había dinero de sobra. Se han hecho aeropuertos que se tienen que vender ahora, carreteras inútiles, aves inútiles, etc. Dinero se ha tirado a punta pala y nosotros ya estábamos aquí. El tema del dinero ya no vale por el tema histórico. Pero si hablamos del tema actual se puede conseguir porque esto es un proyecto que no solo es propio de Barcelona, sino de Cataluña o de España. Es un proyecto internacional en el cual la colección engloba más de 15 nacionalidades. Es un proyecto en el que se está trabajado o mirando dónde se puede ubicar. Nosotros apostamos por Barcelona pero podríamos apostar por otra ciudad porque creemos que se lo merece y porque es una ciudad idónea. También explicamos lo que había fuera y que había distintos enfoques de museo y que nosotros podíamos englobar una gran cantidad de aspectos. Además podríamos innovar en ese tema, en el cual podría haber una implicación europea, la cual nos apoya. Repito, estamos hablando de apoyos, no de dinero. Al ser lógicamente un proyecto interesante que podría crear riqueza, nuevos créditos a nivel universitario y ser un espacio referente en el sur de Europa y a nivel mundial, es lógico que sea un tema que interesa porque da rentabilidad. Pero claro, para que exista debe hacerse una inversión. En Barcelona se han hecho proyectos brutales que ahora no tienen contenido y eso sí que es muy grave. Hacer un proyecto de construcción que ha costado una millonada sin contenido, eso es gravísimo. Y hablo del contenido, porque continentes hay muchos. Nosotros somos el regalo, no la caja que la envuelve. Por eso podemos ir en cualquier caja de cualquier sitio.

¿Quizás no ocurre que a la gente le llama más la atención la caja que el regalo en sí?

Esto es como en una película. ¿No te ha ocurrido que muchas veces ves un tráiler fabuloso y luego cuando vas a verla al cine te has llevado una decepción de caballo? Pero tú ya has pasado por taquilla, que era la intención del que hacia el tráiler. Sin embargo también ha sucedido que tu ves un tráiler que no te gusta porque el que lo ha diseñado la ha fastidiado o no lo ha hecho bien, pero ves la película y observas que es fantástica. Pues esto pasa igual. Si el continente y el contenido son excelentes ya es fabuloso. Y eso es lo que hay que buscar, hay que encontrar la excelencia. Buscarla no significa gastar dinero, sino tener imaginación y saber enfocar. Claro que habrá un gasto de dinero como lo hay en todo proyecto. ¿No se gastó dinero para hacer los cinturones? o ¿Para las olimpiadas? Por favor, seamos serios.

Lo que vemos es que aquí hay otras intenciones que desconocemos y como no tenemos pruebas no las vamos a plantear. Vemos también que hay un desinterés. Una frialdad. Pero ojo, una frialdad a la hora de conectar y sentarnos. Es como si tuvieras a una persona que te gusta y os enviáis cartas de cariño pero ninguna cita. Sin cita no hay roce.

Veo que el proyecto que ustedes tienen está muy bien respaldado y trabajado, pero la gente que ha de aportar la financiación…

Esto es en el caso de Barcelona y España. Con el que fuera Ministro de Cultura, César Antonio Molina en su día hubo un proyecto de hacer un Museo Nacional del Cine y hubo contactos con nosotros, y defendimos que hubiera algo en Cataluña. Yo veo que internacionalmente, el proyecto es perfecto e incluso está muy bien respaldado, pero aquí, en Cataluña, por una falta de toma de decisiones de sus actuales dirigentes es donde está el problema. Por eso, después de diez años que se cumplirán en 2014, nosotros hemos tomado la determinación de hacer la campaña internacional ya en serio. Si resulta que otro pais importante quiere este proyecto…

Si Barcelona pierde esto, los que tendrán que dar explicaciones tendrán que ser ellos, no nosotros. Porque están avisados por A por B y por C. Me sabría muy mal no acabar teniendo relación con el alcalde y compañía. Lo que es increíble es que estemos jugando al ratón y al gato. Estamos hartos de jueguecitos, nosotros queremos que nos digan algo, lo hablemos y busquemos soluciones. Estamos abiertos a hacer todos los posibles esfuerzos para que esto se quede en Barcelona. Lo que ocurre es que tememos que hay algunas otras intenciones de que no quieren que se haga este museo, eso es lo que tememos.

No estamos al 100% seguros pero tenemos sospechas bastante refutadas. Aunque se les pagase la factura, fíjate lo que te digo. Esta es la sensación que tenemos. Si estamos equivocados, rectificamos y pediremos perdón, aunque no hemos dicho nada en contra de nadie. Como digo, esa es la sospecha que va calando más en nuestro pensamiento.

Pasando a la exposición. Prolongada hasta febrero, ¿No?

Sí, hasta el 28 de febrero. También queremos traer, si es posible, a todos los ponentes de las mesas redondas que se han realizado*. Gente de primer nivel. Esto lo va a costear la fundación y será logicamente con permiso de la Universidad de Barcelona. También la fundación, con permiso de la Universidad, a la cual hay que respetar ante todo, matiz con el que seremos muy escrupulosos, haremos una invitación con una copa de cava para todos los asistentes y haremos una presentación del libro de las mesas redondas. Eso es lo que está previsto. También intentaremos que venga alguna autoridad importante a dicho acto. Se están preparando cosas muy buenas para la Universidad, para nosotros y para los alumnos. Sabed también que todas las mesas redondas han sido gratuitas.

Nuestro proyecto, es ilusionante, trabajado, hemos visitado todos los museos. En la UB podéis ver la Cámara Oscura, en la que si uno mira podrá ver el reflejo de la imagen dentro de la universidad. Esta Cámara es el abuelo de las cámaras de hacer fotos. Hay las Sombras Chinescas Francesas de 1772, después el Megaletoscopio de 1864, el Diorama de primera mitad del siglo XIX, la Linterna Mágica rotativa de 1890 o de pavo real, el Zoótropo de 1867 y el Praxinoscopio (son los primeros dibujos animados que se presentaron como pantomima luminosa en el Museo Grévin de París en 1879 por Charles Émile Reynaud). En una pantalla que hay al fondo de la exposición, pueden verse fotografías estereostópicas en 3D de principios de siglo (1910 y 1920) sin gafas 3D. ¿Por qué es importante eso para nosotros? Porque es la certificación de lo que nosotros decimos. Si las fotografías de 1910 y 1920 se hubieran destruido, esa imagen en 3D que vemos sin las gafas 3D no sería posible. Por tanto tenemos que conservar este material no solo por un tema meramente histórico o patrimonial, sino para que sirvan de inspiración a las nuevas generaciones para crear nuevos inventos como el que hay en esta exposición. Es lo que se llama el Aula de Cine Audiovisual Interactiva Educativa a todos los publicos.

Es un tema de referencia por excelencia en el ámbito universitario, siendo único en Europa. En la propia exposición también hay un sitio donde hay cristales de linternas mágicas, en la que hay tres fotos conjuntadas que tienen un matiz morado. Esos no son cristales de linternas mágicas, sino las primeras fotos instantáneas a color o las placas secas de gelatino-bromuro de plata de los hermanos Lumière de 1881. Eso es importante porque es el segundo invento importante, porque el cine iba a 16 imágenes por segundo y la rapidez de la emulsión es clave. Tenemos también La Linterna Mágica, con dos objetivos para proyectar en sitios fijos, la cual funcionaba con tres personas. Uno se encargaba del gas de carburo, que se produce con la piedra de carburo metida en agua, siendo un gas muy volátil pero que le da una luz muy parecida a la del sol, muy blanca. Otro movía los cristales y un tercero que es el narrador, explica la historia. Todo ello en un sitio donde hay un proyector, hay una pantalla, hay unas palomitas,etc. ¿A qué suena eso? Suena a lo que es el concepto de la sala de cine pero desde el año 1800.

En la exposición también hay una Cámara Cinematográfica Mitchell de 1930 de color blanco a la que llaman la “Mickey Mouse”, la cual tiene un visor iconométrico. Después viene el antecedente conceptual de lo que sería el DVD que es la Kinora de antes de 1895. Además hay la máquina que hizo las películas de kinora, la cual no se ve en ningún museo del mundo. Finalizando con el cinematógrafo de los hermanos Lumière de 1895, el cual realiza tres funciones: filma, hace copias por contacto con luz solar si se quiere y proyecta; y además es el de Eduardo Jimeno Correas, el históricamente considerado como el primer español que filmó con un cinematógrafo en España la salida de misa de 12 de la Virgen del Pilar.

El proyector negro que puede verse en la entrada de la exposición, es un proyector Pathé de 1920 que funcionaba con carbones y de forma manual. J.M. Queraltó lo adaptó a hacerlo no stop, es decir, eléctrico para que funcionara automáticamente, porque se utilizó para una escena de la serie Gran Hotel y era necesaria hacer esa adaptación.

Cuándo acabe aquí la exposición ¿Tienen pensado exponer en algún otro lugar de Barcelona?

Nosotros cuando acabe la exposición, haremos alguna cosa por algún favor, en el sentido de que hay muy buena amistad con un señor por el que quizás hacemos en su pueblo una exposición adaptada a un espacio que tiene, siempre que este señor quiera. No lo hacemos ni por el Ayuntamiento ni nada, simplemente por la buena amistad que hay. No sería como la que hay aquí en la UB, sino adaptada como hemos hecho en  el centro comercial de Las Arenas. Hemos tenido dos exposiciones a la vez. Esto no se ha hecho en ninguna ciudad de Europa nunca. Es algo insólito.

Aparte de esto, alguna comunidad autónoma de España ha pedido esto (en referencia a la colección) pagando, cuando aquí en Barcelona lo hemos realizado gratuitamente. Porque nosotros no vamos a asumir ningún coste más en futuras exposiciones en España, si las hay. Luego, lo demás ya es todo en el extranjero. Conexiones en Francia, en Alemania y en otros países europeos, en Estados Unidos y Emiratos Árabes. Estos son los planteamientos que se están poniendo en marcha. ¿Dónde llegarán? No lo sabemos. De momento decir que las conversaciones están avanzadas en tres puntos de los Estados Unidos.

Entonces, para el 2014, si yo quiero buscar alguna exposición de la colección J.M. Queraltó en Barcelona, me encontraré con que no hay nada…

Esta exposición, seguro que no las vas a encontrar en Barcelona. Tendría que haber un cambio muy brutal o si se llegase a un acuerdo o un pre-acuerdo para que nos pidieran que la volviéramos a hacer en otro punto de Barcelona.Mover esto cuesta mucho. Cuando Caixa Cataluña hizo la producción de esta exposición la valoró en unos 300.000. Esto ya está producido, no hay que hacer nada más.

¿Qué podría decirnos de J.M. Queraltó?

Nació en Vallbona de les Monges, Lérida, en 1937, en plena Guerra Civil. Trabajó en el campo en un momento muy difícil. Todo ello contando que el campo de Lérida es secano con lo cual si no llueve la vida se complica mucho más y aumentan las penurias.

Josep Maria era un chaval con ganas de aprender pero sin medios para hacerlo, algo muy duro. Empezaron a contratarle para hacer de ayudante de proyeccionista en su pueblo, luego de proyeccionista. Empezó a hacer unos cursos por correspondencia de radio y electricidad, siendo lo único que podía hacer a nivel de escuela. Empezó a espabilarse y se compró una bicicleta como pudo.  Fue por los diversos pueblos vendiendo relojes que el mismo construía, reparándolos cuando se estropeaban, etc., más tarde se compró un coche de cuarta mano para facilitarle su trabajo, etc. Una vida bastante dura. Pero era un emprendedor, algo que suena a habitual en esta época.

Después de diversos trabajos y esfuerzos se trasladó a Barcelona y junto con otros socios creó la empresa Kelonik, la cual ha instalado el 80% de las multisalas de toda España. De ahí vino la afición por el coleccionismo, cuando él ponía material nuevo veía como tiraban el viejo. Todo esto le dolió mucho, así que siempre que podía rescataba las máquinas y el material antiguo. Es inventor también de muchas cosas que están actualmente en las  cabinas de cine de muchos lugares. Es un hombre autodidacta que hace esquemas, dibujos, etc. ¡Todo eso lo ha aprendido él solo! Es el paradigma del autodidacta total y absoluto.

Es un hombre que ha vivido en sus carnes toda la evolución tecnológica de la exhibición desde dentro. No es un coleccionista simplemente.

* Durante el periodo que ha durado la exposición “L’experiència màgica del cinema”, se han realizado una serie de mesas redondas (5 en total) a las que acudían importantes personalidades del ámbito cinematográfico. Las ponencias daban a su fin con la última conferencia realizada en el Paraninfo de la UB el día 9 de diciembre de 2013.

Enlaces
>Web de la Colección J.M. Queraltó
>Twitter personal (@JosepMQueralto)

Entrevista de Sergio Cuenca para LGEcine.org
No está permitida su difusión sin citar las fuentes autoras

Written by LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.