ensolitario_banner

 En solitaire (Christophe Offenstein, 2013) – 97 min
En solitario (2013)

Dentro del género de cine deportivo hay un gran abanico de películas principalmente llegadas de Estados Unidos en las que, por lo general, deportes en equipo servían de excusa para contarnos historias de superación personal, pero pocas veces nos hemos encontrado con films que retraten el esfuerzo humano en eventos deportivos tan solitarios como el que nos ocupa. En solitario recoge el testigo de las películas deportivas con una competición desconocida para el gran público pero no exenta de riesgo y de emoción como es la Vendée Globe, que consiste en dar la vuelta al mundo en un velero, en solitario y sin escalas que se celebra cada cuatro años con salida desde Francia, una prueba en la que los navegantes más experimentados del mundo se enfrentan contra los elementos durante más de tres meses, sin más ayuda que la que le ofrezcan por radio sus propios equipos o la que llegue por parte de los servicios de salvamento, señal de que la carrera está acabada para ellos.

El director de fotografía de varias de las películas de la filmografía de Guillaume Canet, Christophe Offenstein, intercambia los papeles con éste y dirige al propio Canet en una aventura protagonizada por otro de los habituales de la pareja de cineastas, François Cluzet (Intocable, 2011). Cluzet da vida Yann Kermadec, cuñado y segundo del personaje que interpreta Canet, un regatista que a causa de un accidente no puede participar en la Vendée Globe que durante tanto tiempo ha estado preparando. Kermadec se embarca en la regata, no sin grandes reservas por parte de su cuñado, dispuesto a conseguir una victoria que está convencido de poder lograr. Tras varios días de travesía, el navegante descubre que un polizón magrebí subió a su barco durante una parada técnica, lo que supondría su descalificación inmediata si la organización de la carrera se enterara.

solitario001En solitario pretende ser una especie de competencia europea de las grandes producciones norteamericanas, mezclando una serie de géneros que por separado consiguen atraer al público a las salas de cine, pero en los que el realizador Christophe Offenstein se pierde sin que llegue a funcionar con fuerza ninguno de ellos. Tenemos una película de superación, en la que el personaje principal trata de salvar todos los obstáculos que el mar ofrece, para demostrar al mundo y a sí mismo que es capaz de realizar una prueba tan dura como la Vendée Globe, añadiendo un conflicto extra como es la presencia del joven polizón. La relación que se forma entre los dos, al principio de rechazo y de desconfianza, pero que poco a poco la convivencia va transformando en un vínculo emocional es otro de los frentes que abre la película y que, junto con el anterior, son los que más peso tienen y mejor funcionan en general. Pero el problema de En solitario -como decía antes-  es que no se centra en la travesía de Kermadec, en sus dificultades para sortear tormentas y esconder a su joven compañero y lograr llegar a la meta, sino que introduce temas ajenos como son el del conflicto entre su hija y su nueva pareja o los celos profesionales de su cuñado, que lo único que hacen es restar ritmo a la aventura.

solitario002Hay que reconocer que François Cluzet siempre es un valor añadido a una película y en En solitario no lo es menos. Su actuación ayuda a que la narración se siga sin ningún problema y que incluso durante la mayor parte del metraje resulte de lo más entretenida, pero es muy arriesgado dejar todo el peso de una película en un solo actor cuando el guión tiene tantos altibajos. Tampoco ayuda ver en pantalla a José Coronado como si fuera un pilar dentro de la historia, pero que su única función en la película es la de aparecer como representante de la delegación española dentro de la coproducción, pues prácticamente no tiene ni una línea de guión y da la impresión de ser un mero reclamo figurativo para el espectador español.

En definitiva, En solitario es una película que se ve sin dificultad pero que desaparece de nuestra memoria en cuanto salimos del cine. Un entretenimiento liviano que por desgracia parece tener más pretensión que esa, sobre todo cuando nos “regala” un final al más puro estilo de las películas americanas de superación personal, con el que por buscar la lágrima fácil acaba teniendo un efecto totalmente contrario.

solitario003

Distribuida en España por CONTRACORRIENTE FILMS.
Vista en PASE DE PRENSA el Miércoles 2 de Diciembre de 2013 en CINES Verdi, Madrid.

 

Nota del autor:
5,5 ███████ (Pasable)

Trailer

Written by Mari Carmen Fúnez

Colaboradora de LGEcine

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *