Moon (Duncan Jones, 2009) – 97 min. –
En la luna (Título hispanoamérica)

En un futuro no muy lejano, el colapso energético ha llevado al hombre a buscar una nueva fuente de energía: el Helio-3, que se obtiene de un mineral que se deposita en la superficie de los planetas. Gracias a este proceso, la humanidad ha dado un paso gigantesco en el dominio de los viajes interplanetarios. Sam Bell (Sam Rockwell) es un empleado de mantenimiento en una plantación de extracción de H3 en la cara oculta de la Luna. Su contrato es de 3 años con la Lunar Industries, permaneciendo allí sólo con la única compañía de una computadora llamada GERTY (voz en la versión original a cargo de Kevin Spacey).

Sam sobrelleva todo con la esperanza de volver a ver a su esposa e hija, contando los días que faltan para su regreso. A falta de dos semanas, unas extrañas visiones le hacen desembocar en una serie de acontecimientos inesperados que le enfrentarán a una aterradora revelación que cambiará su vida y su existencia…

Bajo la mano del director Duncan Jones (hijo del cantante David Bowie) nos presenta su ópera prima,  un largometraje que a la postre se convertiría una de las películas más originales del 2009, trayendo un soplo de aire fresco a un género últimamente tan esquilmado como es la ciencia ficción.

Moon abandera un subgénero que se conoce comúnmente como “ciencia ficción dura” (Hard Scifi), es decir un tipo de ciencia ficción en la que los planteamientos y elementos tratados -con independencia de que contengan algún carácter exclusivamente especulativo- se ciñen fuertemente a los principios que rigen la Ciencia. Su austeridad está en sus limitaciones, haciendo que lo que veamos pueda ser totalmente viable en un futuro. Por tanto el espectador deberá abandonar la idea de encontrarse con seres de aspecto monstruoso que ataquen a incautos pasajeros, ni batallas a golpe de pistolas láser dotadas de energía ilimitada. Las decisiones y sentimientos imperarán sobre la acción intensificando la complicidad del espectador frente a los protagonistas.
Esta película es también un reencuentro con la ciencia ficción de los años 70, gracias en parte al gusto del director por el uso de maquetas a la hora de confeccionar los efectos especiales junto con los efectos tan consabidos de la infografía, compaginándolas en un perfecto equilibrio. Un hecho que a posteriori se convierte en un gran acierto, haciendo de éste un producto “artesanal”, con un guion excelente (que parte de una idea original del mismo director) y una lograda dirección de actores.

Un reparto encabezado por  Sam Rockwell (La milla verde, 1999), un actor que ha demostrado todo su potencial interpretativo, no sólo porque ha tenido la difícil tarea de llevar el mayor peso de la película sino mostrar un amplio abanico de registros y estados de ánimo. La naturalidad con que lleva a cabo esta labor logra conseguir una credibilidad casi asombrosa. Otro de los pilares en los que se sustenta la historia es en la computadora GERTY, a la cual –para aquellos afortunados que decidan verla en su versión original- le dará voz Kevin Spacey (L.A. Confidential, 1997),  con un tono de voz apacible informará a Sam de todo lo que ocurre, llegando a ser más que un compañero de trabajo, convirtiéndose en una pieza fundamental para entender el puzzle que es Moon.

Su banda sonora es simplemente hermosa, llevada a cabo por Clint Mansell (Requiem por un sueño, 2000), el cual crea un composición  minimalista con la compañía del piano, violonchelo y acordes electrónicos que consigue transmitir una atmósfera agobiante, en algunos casos desoladora, en otros nostálgica, siempre girando en su partitura central un elemento que alenta a romper un proceso rutinario. Contrastan estos temas con dos éxitos de finales los 80 como “The One And Only” de Chesney Hawkes y “Walking on Sunshine” de Katrina & The Waves, canciones llenas de energía que ayudarán a Sam a sobrellevar su confinamiento en una estación espacial  casi carente de sonidos.
Duncan Jones ha creado una obra llena de pequeños y también sutiles homenajes a films míticos dentro del género de la ciencia ficción. Por ejemplo: la similitud de GERTY a HAL de 2001: una odisea en el espacio (1964) tanto en su “físico” como en su voz, la vida cotidiana en el espacio que también dejaba entrever en este mencionado film, la suciedad en la estación espacial que da un aspecto más “humano” a los habitáculos y que ya se vería en Alien: el octavo pasajero (1979), dilemas existencialistas vistos profundamente en Solaris (1972),  aterradoras visiones de la humanidad como Cuando el destino nos alcance (1974) o la crueldad corporacionista de Atmósfera cero (1981). Pero todo esto no nos puede llevar a equívocos. Sus homenajes solo son pequeños guiños a estas obras a las cuales seguramente les tenga un enorme admiración, en ningún momento ha intentado copiarlas.

El GERTY dista a años luz de HAL 9000 y Sam Bell es más “humano” que el  doctor David Bowman que nos mostraba Stanley Kubrick. Por tanto, intentar comparar esta película con las ya mencionadas sería un caer un error, porque lo que muestra claramente Moon durante todo su metraje es que tiene una identidad que brilla con luz propia.

Es incomprensible como esta humilde producción esté tan poco galardonada, obteniendo el premio BAFTA al mejor director, guionista o productor británico novel Duncan Jones y arrasando en  la 42ª edición del Festival de Cine Fantástico de Sitges con los premios mejor película, mejor guion (Nathan Parker), mejor actor (Sam Rockwell) y mejor diseño de producción (Tony Noble). Pasó de puntillas por la cartelera española,  expandiéndose su éxito con el boca a boca. No es descabellado pensar que pueda llegar a convertirse en una cinta de culto.

Moon es un film que llenará todas las expectativas del espectador cansado de guiones planos y finales esperados, y que según declaró el director puede ser el anticipo de lo que sería la primera parte de una trilogía. Una pequeña obra de arte en la cara oscura de un mercado carente de cine de autor.

Distribuida en España por SONY PICTURES ESPAÑA

Nota del autor:

9,0 █████████ (Excelente)

La película estuvo en CARTELERA desde el9 de octubre de 2009.

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sandro Fiorito
He visto Moon y me ha encantado. La expresión más adecuada no será decir “con cuatro duros” pero sí con un presupuesto muy limitado y con todo el poderío de un sólo actor se ha podido conseguir hacer un producto inteligente, tenso, para mi casi mágico, que desde el primer minuto me ha sabido a gloria, por cómo se iba desarrollando toda una historia plagada de detalles dignos de mención, que vienen desde la propia nave y los exteriores sobre la Luna, el amigable robot, el argumento, todo. Para mí, de 9 indiscutible. Después de 2001: Una odisea en el espacio es mi película de referencia de ciencia ficción, aunque tengo que decir que no soy un avanzado de ese género. Grande Sam Rockwell y gigante dirección, de un debutante Duncan Jones que consigue sorprender sin la necesidad de usar grandes efectos especiales, sosteniendo el peso de todo el producto en unas formas artesanales, como lo son las maquetas de los escenarios en los que se desarrolla la historia. Esta cinta ofrece muchas preguntas y respuestas enmarcadas dentro de una ciencia ficción repleta de lógica. No se va al monstruo fácil que saborea humanos, ni plantea la vida alienígena. Habla de cosas que perfectamente uno puede llegar a imaginarse sin temor a parecer un loco. 9.

TRÁILER:

 

Clint Mansell

Written by Diego Karasu

Cofundador y Director Adjunto

Comments

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *