Título original: The Time Machine
País:
Estados Unidos
Duración:
92 min.
Director:
Simon Wells

Género: Ciencia ficción. Aventuras. (Viajes en el tiempo)

Insípido film cuyo mayor gancho fue que la realizaba el bisnieto de H.G. Wells: Simon Wells (“Balto: la leyenda del perro esquimal” 1995, “El príncipe de Egipto” 1998). Mostrándose como una nueva versión del clásico literario se desvirtúa a medida que se desarrolla la trama, sacrificando el espíritu de aventura de la novela por un film de acción. El Viajero del Tiempo pasa de ser un inventor de fuertes principios morales y mirada científica a ser un profesor atormentado por la muerte de su prometida que usa su invento con el único fin de “evadirse.

Pese a los geniales efectos especiales que posee la cinta no compensa. Con un guión que no atrapa al espectador, el cual se sentirá por momentos desconcertado al ver combates extraídos de “Tortugas ninja” (1990), un holograma que es el remake del entrañable personaje que hizo Peter Ustinov en “La fuga de Logan” (1976) y un desenlace algo pretencioso. Evidentemente todo no iba a ser negativo: la recreación del mundo de los Morlocks, la distinción de las castas dentro de ellos y que el protagonista (un tenue Guy Pearce) pueda interactuar con ellos. Unos Elois -muy diferentes a los que encontramos en la novela-, bastante ilustrados y plenamente conscientes de su utilización por parte de los Morlocks son aportaciones interesantes en el film. En definitiva, esta nueva visión de “La máquina del tiempo” tiene más de parque temático que de denso ensayo sobre la posibilidad de viajar en el tiempo. Una película recomendable para cinéfilos valientes en tardes de aburriento.

Nota del autor:
4,0 ███ (Mediocre)

Written by Diego Karasu

Cofundador y Director Adjunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.