The Toll (Michael Nader, 2020) – 78 min. –

Sinopsis: Una mujer que se dirige a ver a su padre y su chofer se ven atrapados en un escenario de pesadilla al tomar un desvió que no debían, siguiendo el GPS. Se verán atrapados en el reino del hombre del peaje, una suerte de Caronte (*), que pide vidas humanas para poder atravesar su camino.

(*) (Fig. mitológica) Era el barquero de Hades (el “Infierno” heleno), leas ayudaba a las sombras errantes de los difuntos recientes a cruzar el río Aqueronte a cambio de una moneda (óbolo). Vamos, este tipo es el culpable de que en la Antigua Grecia los cadáveres se enterraban con una moneda bajo la lengua.

Una película tan corta como entretenida (menos de 80 minutos). Supervivencia en el bosque contra una criatura sobrenatural que se dedica a ir jugando con las mentes de los protagonistas generando situaciones de mucha tensión y algún que otro susto. En lugar de tener un slasher tenemos un ente que se dedica a perturbar a nuestros protagonistas en una noche sin fin, por intentar largarse sin pagar los muy aprovechados.

Jugaremos en un escenario nocturno, que nos recuerda mucho a El proyecto de la bruja de Blair (1999), gente estresada corriendo por bosques oscuros, que iremos alternando con ilusiones aterradoras. Siendo esa parte la mejor hecha, la imagen, el escenario, los personajes secundarios realmente te meten dentro de una película que no tiene un segundo de pausa y va por faena.

The Toll es un film que hace tributo a la moral actual, donde todos los hombres son asesinos y un taxista debe vivir atemorizado a morir constantemente. Topicazos que marcan constantemente las reacciones de los personajes. Llegando a ser algo que te haga desconectar de la película en algún momento, por lo ridículo de la forma de pensar y por el hecho de que te hace ver que el final ha sido poco valiente.

Donde la falta de memoria suele ser un pecado capital (probablemente culpa de un sistema educativo disfuncional) donde olvidar que tienes un arco o una pistola puede marcar la diferencia entre la vida y el ridículo humillante. Sobre todo si olvidas los sabios consejos de la beata local.

Personalmente admiro el personaje protagonista de la película: Toll man,  una suerte de pescador que se lo toma con la calma de un pescador. Tiene sentido del humor, es amable, alguien con quien se puede negociar, incluso ofrece un trato si ve que la cosa puede acabar mal. Y por encima de todo tiene un gusto estético muy original, alejado de la estética típica del slasher.

La escena: El momento en que tienen que ir corriendo por el camino sorteando los maniquíes. 

La frase: “Check the time!”.

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2020

Nota del autor:

7,0 ██████ (Buena) 

TRÁILER V.O.:

 

Written by Oscar Hidalgo

Comments