38ª edición – 12 HORAS DE TERROR DE MOLINS DE REI
8 de noviembre al 17 de noviembre 2019
Molins de Rei (Barcelona)

 

PROLOGO DE UN CINÉFILO MASOQUISTA

Las 12 horas de terror de Molins de Rei son la oportunidad de encontrarte con un recopilatorio de las mejores películas de terror, fantásticas o bizarras del momento. Sirven como un banquete de emociones, vísceras y guiones raros. Pero no todo es bueno y en esas 12 horas puedes a llegar a sufrir por guiones malos que a alguien les ha parecido buena idea. 12 Horas de Terror de Molins de Rei, pase de prensa. 12 horas en que (como se dice) bien vale como muestra un botón… en este caso como muestra un grito (y no en el espacio).

Nota de redacción: incluimos las lista de premiados al final del artículo, toda una invitación para próximos visionados de cualquier amante del cine de terror.

Bliss (2019): recuperando el honor de las películas de vampiros. 

Bliss (Joe Begos, 2019 – 80 min -) es una película de horror en torno a la figura de una artista politoxicómana que de una manera atípica explora su dependencia al convertirse en una vampiresa en una noche de marcha. 

En sentido amplio Bliss es como si en Trainspotting (1996) en un momento dado se convirtieran en vampiros (con escenas homenajeadas). Hay altos grados de violencia extrema, con trozos de carne y sangre a cascoporro, pero con buenos efectos especiales y no de carnicería de barrio.  

Bliss es un buen producto para entender el mono y la dependencia. Nos presenta a  una protagonista que será capaz de hacer cualquier cosa para conseguir su dosis, sea de droga o de sangre.
La banda sonora está bien escogida y consigue una buena inversión en la historia. No son canciones puesta en escena sin ningún hilo conductor, son las canciones que te pondrían en los antros que visitan, o la música que escuchas para trabajar en casa. 

Bliss consigue transmitir agobio. Te hace sentir parte de la acción, notar la tensión del personaje que necesita de manera compulsiva acceder a esa sangre que calma su alma. 

Una buena película de vampiros, que junto con The Shed (Vista en el Festival de Sitges 2019) parecen recuperar la producción de películas de temáticas vampíricas que son productos de calidad. 

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

TRÁILER (V.O.):

 

Vivarium (2019): Casa, reproducción y muerte

Vivarium (Lorcan Finnegan, 2019 – 97 min -) nos presenta una historia en torno a una pareja joven que desea alquilar una casa, acuden a una inmobiliaria creepy y se quedan encerrados en un complejo de apartamentos donde se les entrega un bebé que han de criar. La versión humana de los cucos, que dejan a sus crías en los nidos de otras especies (tema ya explorado en El hijo (2019), esa versión de superman malvado).

Estamos ante un caso de media película buena, media película mala. El inicio es apoteósico, dando una sensación de “¡Pero que coño!” acumulativo. … pero establecida ya la trama, solo deseas que se acabe. No hay fuerza en el nudo y resolución de la historia. Solo una monotonía absurda, un suicidio narrativo que nos lleva a aborrecer lo que estamos viendo, mirando el reloj de manera compulsiva, deseando haber sido fumador para tener una excusa y salir de la sala. 

Con Vivarium odias a los protagonistas por ser unos ineptos. Sobre todo a la mujer, que con su pasividad ante la vida deseas que se muera rápido. Porque en el cine de miedo, existe un deseo de actividad. Un deseo de “final girl”, de empoderamiento ante la adversidad, que es abandonado y pisoteado.

Si el objetivo de esta película era mostrarnos la maternidad / paternidad como una historia de miedo y de despersonalización lo ha conseguido. Cumplir el deseo o miedo de toda una generación: casa, reproducción y muerte. 

Nota del autor:
6,0 ██████ (Correcta)

TRÁILER (V.O.):

Little Monsters (2019): Niños zombies en Australia

En Little Monsters (Abe Forsythe, 2019 – 94 min -) un músico fracasado con miedo al compromiso rompe con su pareja y regresa a casa de su familia cercana para enamorarse de la profesora de su sobrino y sobrevivir a una plaga zombie en una excursión al zoo. 

En primer lugar destacar el buen humor de esta película. Parece ser que Australia se está poniendo las pilas (recordemos Lo que hacemos en las sombras (2014)) y ahora crean productos de calidad  locales en torno a premisas muy divertidas. Son productos curiosos ya que incorporan humor referencial local (las especies endógenas de la zona, los zoos para turistas que suponen tener toda la fauna, la obsesión por ver koalas y solo ves a un señor disfrazado etc.) entendible por cualquier espectador del mundo. Me parece fantástica esta capacidad de introducir sus propios elementos (a la altura de la boda española en REC3: Génesis (2012)) sin que esto altere la narratividad. 

El desempeño actoral es uno de los elementos más representativos de esta película. Tanto por el lado de los niños (destaca un niño obsesionado con los tractores y Dark Vader) como por el de Lupita Nyong’o (la gran actriz de Nostros (2019) y 12 años de exclavitud (2013)) como por el de otros personajes secundarios, que consiguen mantenernos en una película de zombies con humor sin que ninguno de los dos lados de la balanza esté descompensado. 

El humor negro de esta película es muy elevado. (Spoiler) Tenemos a un niño que es espectador de una escena sexual, un artista infantil que es adicto al sexo con madres, chistes sobre alergias, un zombie con Síndrome de Down… Y chistes sobre Taylor Swift y ukeleles. 

En definitiva Little Monsters es un nuevo zombies party, un nuevo Juan de los MuertosUna nueva comedia con zombies donde disfrutar con casquería y humor que mea fuera de tiesto. 

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

TRÁILER (V.O.):

 

Girl on the Third Floor (2019): Alguien debe empezar a multar a la gente que hace películas de espíritus

Un matrimonio compra una casa para arreglarla y vivir en ella cuando den a luz a un maravilloso bebé. Lo que pasa es que la casa está maldita y odia a las personas heterosexuales (Luego descubriremos que esa premisa no es del todo correcta, pero es la frase del personaje que avisa de que pasan cosas raras en la trama y hay que respetarla).

El argumento es de primero de guionista. La casa tiene un tercer piso que no estaba inventariado por la inmobiliaria (muy bueno para hacerse un airbnb, no lo digo yo, lo comenta un personaje en el guion) y que era utilizado como espacio para pervertidos de una casa de “variedades” (como la de los Simpsons). Espacio en el que abusan y asesinan a dos niñas que pasan a ser los fantasmas de la casa. 

Los efectos especiales y el maquillaje en torno a la sangre y el gore son buenos. Se representa muy bien cortes, golpes y otros efectos en los cuerpos de los personajes sin que parezcan hechos por ordenador o producidos con un plástico barato. 

Uno de los actores principales es CM Punk (un integrante de los programas de Pressing Catch – WWE) y no lo hace mal. De hecho pensé que se trataba de otro actor (Jon Hamm el de Mad Men (Serie TV, 2007)). 

La película es mala y tiene agujeros de guion. La casa en teoría te mata por cómo te comportas con ella, pero luego se carga a un personaje afroamericano y a un perro que no les habían hecho nada. 

En definitiva es una película mala con ganas. No la veáis. 

Nota del autor:
3,0 ███ (Mala)

TRÁILER (V.O.):

PALMARÉS 2019:

 

Concurso Oficial de Largometrajes
JURADO: Paul Urkijo, Romain Roll, Blanca Escoda, Daniel Santis, Ramon Térmens

Mejor película: Dogs don’t wear pants
Mejor director: Oscar Martin (por Amigo)
Mejor guión: Come to daddy
Mejor actor: Javier Botet (por Amigo)
Mejor actriz: Krista Kosonen (por Dogs don’t wear pants)
Mejores FXs y maquillaje: The divine fury
Mejor BSO: Bliss
Premio del Público Sección Oficial: Come to daddy

 

Written by Francisco Xavier Cela