Aunque sigue habiendo una fuerte y generalizada concepción del cine de animación como algo pensado para los niños, a pocos nos puede sorprender que alguien nos hable de cine de animación para adultos. A continuación, vamos a repasar los 10 títulos de animación menos aconsejables para los más pequeños. Que ningún padre nos diga que no hemos avisado:

 

10. LA PRINCESA MONONOKE (Hayao Miyazaki, 1997)

top_animacion_lge_010La más light de la lista. Esto quiere decir que sí, podéis sentar a los más pequeños a entretenerse con los saltos de los animales y las criaturas fantásticas que Miyazaki ha sacado de su cabeza y emplazado en esos bosques místicos de su particular universo, aunque, si son como un servidor, probablemente no capten mucho más de la trama. Podéis, sí, pero cuidado, que la mente de Miyazaki se reserva, de vez en cuando, algún que otro giro un tanto grotesco

9. EL VIAJE DE CHIHIRO (Hayao Miyazaki, 2002)

El gran buque insignia de la animación como género mayor, igualado al resto de géneros cinematográficos: la primera (y única) película de anime en ganar el Oscar a mejor película de animación, y la primera de animación en ganar un gran festival (el de Berlín) compitiendo en la categoría de mejor película. Incluso, una película que los más jóvenes podrán relacionar con su infancia, desde luego, pero…pensadlo, esta genialidad bien podría ser un remake gore de Alicia en el país de las maravillas. A más de un pequeño inocente pueden perseguirle esos padres convertidos en cerdos durante más de una noche.

8. AKIRA (Katsuhiro Ôtomo, 1988)

Vale, a lo mejor las dos primeras solo intimidarían a los niños más sensibles de estómago, os lo concedo. Pero con Akira empezamos a ponernos serios. Muerte, apocalipsis, miedo, oscuridad, hostilidad, violencia… no son precisamente los ingredientes que uno añadiría para cocinar una película para niños.

7. PERFECT BLUE (Satoshi Kon, 1997)

Si un thriller psicológico que reflexiona sobre la exposición pública de una estrella mediática, adentrándose en los entresijos de una mente que comienza a no saber diferenciar lo real de lo onírico, y que termina por plantear cuestiones sobre la identidad del individuo, os parece una trama apta para niños, quizás las escenas de sexo explícito os persuadan. Y si no, asuntos sociales debería saber esto.

6. VALS CON BASHIR (Ari Folman, 2008)

Aquí la animación excede su vinculación casi exclusiva con los géneros de ficción: es un documental, un documental sobre el conflicto de la Franja de Gaza, concretamente, sobre matanzas de refugiados palestinos en el Líbano.

5. SOUTH PARK: MÁS GRANDE, MÁS LARGO Y SIN CORTES (Trey Parker, 1999)

Creo que el humor gamberro, polémico y sin filtros de South Park es lo suficientemente conocido como para no tener que hacer demasiadas explicaciones de por qué no deberías ponerle esta película a un niño…

4. TEAM AMERICA: LA POLICÍA DEL MUNDO (Trey Parker y Matt Stone, 2004)

…y si no hacía falta argumentar la presencia de South Park en esta lista, menos la de Team America, la película en la que los creadores de South Park llevaron un paso más lejos su genial (para adultos) gamberrismo.

3. EL GATO CALIENTE (Fritz the Cat) (Ralph Bakshi, 1972)

La primera película de animación que se ganó la calificación de película X. El eslogan en Estados Unidos fue “We’re not rated X for nothin’, baby!” (¡no hemos sido calificados X por nada, nena!). Su título en España fue mucho menos sutil que el anglosajón: “El gato caliente”. Efectivamente, Fritz es un gato que participa del desenfreno explícito del sexo, las drogas y la violencia del Nueva York de los 60’s

2. LA TUMBA DE LAS LUCIÉRNAGAS (Isao Takahata, 1988)

Para muchos, esta película debería encabezar más de una lista de películas más impactantes y duras de la historia del cine. El punto de partida son dos hermanos que se separan de su madre durante un bombardeo sobre Japón en la Segunda Guerra Mundial, y ese, probablemente, sea el momento menos trágico de toda la cinta.

1. CUANDO EL VIENTO SOPLA (Jimmy T. Murakami, 1986)

Una pareja de ancianos intenta refugiarse en su pequeña casa de la Inglaterra rural tras el inicio de una guerra nuclear. Durante poco menos de hora y media, esa atmósfera nuclear traspasará cualquier pantalla y, os garantizo, os irá desgarrando y removiendo por dentro, muy poco a poco.

Written by Javier Osuna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.