Título original: 800 balas
Títulos alternativos: 800 bullets (Alemania / Título internacional en inglés) 800 balles (Francia)
País: España
Primera proyección: España, 11 Oct. 2002 (Festival de Sitges)
Duración: 120 min.
Director: Álex de la Iglesia
Guión: Álex de la Iglesia, Jorge Guerricaechevarría

Alex de la Iglesia (“El día de la bestia“, 1995) homenajea el spaghetti-western desde una perspectiva simpática y entrañable que se desarrolla dentro de ese mítico enclave en el que se rodaron cientos de películas de este y otros géneros: el incomparable desierto de Tabernas, en Almería. Sirviéndose de una simple pero emotiva trama central, comienza el argumento con el joven Carlos (Luis Castro) que se desplaza -haciendo creer a su madre que va a una excursión con el colegio- hasta Almería, con el objetivo de conocer a Julían (Sancho Gracia), su abuelo, que trabaja en un espectáculo en el que se hacen representaciones del Oeste. Con una técnica admirable y un desarrollo lleno de buen humor, “800 balas” sabe rendir tributo al género sin dejar de ser auténtica, divirtiéndonos a la par que hace fluir su historia sobra un ‘crescendo’ que no culminará hasta que aparezcan los créditos finales.

Original, atrevida y digna incluso de verse más de una vez, esta película engancha por saber transportar el Oeste hasta la vida cotidiana de un pueblo en nuestros días actuales, mientras mantiene su peso en su humor y en el mensaje de saber aferrarnos a aquello que queremos por mucho que para el resto sea lo más insignificante del mundo.

Alterna lo hilarante de muchas de sus escenas con la apabullante acción de una buena parte de su metraje, mientras somos acompañados por toda clase de fantoches, borrachos y vividores que tras tanto juego de vaqueros albergan un buen corazón. Alex de la Iglesia ha sabido hacer aquí una gran curiosidad muy de agradecer dentro del necesitado cine español.Así, “800 balas” nos dispara con la intención de hacernos reír y disfrutar con las peculiares hazañas de sus simpáticos personajes, protagonizados por un correcto reparto del que sobresale el siempre espléndido Sancho Gracia (“Entrelobos“, 2010), en compañía aquí de un notable Ángel de Andrés López (“Tapas“, 2005) y una buena Carmen Maura (“La comunidad“, 2000) cumpliendo con su papel de la fría y malvada villana de la cinta. Roque Baños (“Frágiles“, 2005) completa una banda sonora muy sugerente que nos trae los mejores recuerdos de las grandes películas del spaghetti-western, reuniendo sus trepidantes partituras en esta entrañable, desvergonzada y divertida comedia que, teniendo auténticos momentazos, no descuida su cara más dramática para hablarnos de los sueños, por pequeños que estos parezcan.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

 

Written by Sandro Fiorito

Cofundador de LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.