Videoclub (Álam Raja, 2015) – 8 min. –
Guion: Fernando Samper

Hace mucho mucho mucho tiempo – vale me he pasado, quizás hace 26 años – internet era un rumor que decía que revolucionaría nuestras vidas, pero era tan lenta su velocidad que era impensable ver cualquier tipo de vídeo sin interrupciones. Solo un puñado de películas llegaban a las salas de cine, el resto de ellas aparecían mutiladas en los cines de verano o en la pequeña pantalla (las mejores, por supuesto, en la TVE 2 y a horas intempestivas). En las ciudades y en los pueblos, los cinéfilos acudían en masa cada viernes a unos santuarios llamados videoclubs. Unos austeros locales llenos de corredores de estanterías en el que se exhibían los últimos estrenos; eran estuches vacíos apilados de cintas de VHS (más adelante vendrían los DVD) en donde en un acto de fe tenías que escoger la película que te llevarías a tu casa por un precio (el alquiler era por día pero el fin de semana te regalaban 1 día gratis)… y digo un acto de fe porque lo único que tenías era su atractiva carátula frontal, una sinopsis arrebatadora y unos cuantos fotogramas en su carátula trasera, como dije no existía internet como conocemos ahora y los teléfonos móviles se podían usar como puño americano. Uno ya sabía que la mayoría de veces esas portadas estaban tan vacías como sus estuches, pero era una ruleta rusa que nos gustaba jugar […] Y así pasábamos aquellos días viendo cintas de estrenos, de cine de autor, de culto y el más avispado se atrevía a llevarse -bajo la mirada inquisidora del dueño del videoclub- pelis porno.

Todo es lo que os he contado, es la esencia y un enternecedor tributo que este cortometraje del realizador Álam Raja hace de aquellos míticos lugares que hoy en día son meras leyendas urbanas, en Videoclub el director/actor/culo inquieto Nacho Vigalondo -que hace de sí mismo- entra en un particular videoclub regentado por Álex O’Dogherty. Un cortometraje impregnado de cierto realismo mágico donde el guionista Fernando Samper transmite en escasos minutos todo el amor al cine que tenemos como ya hizo magistralmente Giuseppe Tornatore en su mítica Cinema Paradiso (1988).

P.D.: Si has hecho o has ayudado en la realización de un cortometraje/mediometraje y quieres darle una mayor visibilidad, no dudes en escribirnos a info@lgeciner.org. Te escribiremos una reseña y aparecerás en esta sección, la cual tendrá eco en todas nuestras redes sociales.

Written by Diego Karasu

Cofundador y Director Adjunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.