Baby (Jaime Bajo Ulloa, 2020) – 106 min. –

Sinopsis: Una madre alcohólica y heroinómana (hasta el punto de que su camello le deniegue una dosis) decide ante el peso de su propia estupidez vender a su hijo. Para que, como ser de luz que es, recuperarse automáticamente de todos sus males (menos el de la estupidez) e intentar rescatar a su hijo.

Como dijo un sabio, la estupidez es algo que tienes, pero sufren los demás, con lo que tenemos un seguido de escenas sin sentido y ridículas contra una pobre familia disfuncional, que intentan ganarse la vida honradamente con el trafico de bebes, o no, o si, o yo que se. 

Mediometraje mudo de Juanma Bajo Ulloa alargado hasta unos insufribles 106 minutos.

Mudo porque no había nada que decir, alargado a base de planos largos, de muchas escenas de naturaleza (con una fotografía impecable, los escenarios daban para hacer un documental) y muchos, muchos planos de insectos para decirte a ti, oh ignorante espectador, lo que venia a continuación, una y otra vez.

Escarabajos, arañas, cuervos y caballos (heroína, caballo, ooooooh que original nuestro director) se sucederán siempre como inicio de una escena. A continuación una escena normalmente ridícula (como por ejemplo la constatación del intelecto de la protagonista, incapaz de abrir un grifo o una puerta) y repetir la formula.

Lo único salvable del film es su fotografía y su banda sonora, lo demás a la hoguera.

Es maravilloso el haber escuchado que es una película feminista maravillosa (reparto enteramente femenino, ¡que lluevan las subvenciones!), con gran mensaje. Hablaran del feminismo actual, porque como critica al mismo realmente es sublime. Aunque solo por eso no os recomiendo que la veáis, no os hagáis ese daño.

No penséis, por error, que hay un mensaje o una leyenda detrás, no lo hay. Son esfuerzos inconscientes de vuestra mente por salvar una basura por la que habéis pagado buen dinero, para no reconocer que os la han colado. Luchar contra ello. De hecho, si lo hay, es uno racista verdaderamente brutal que se sucede hacia el final de la película.

Por si no lo habíais intuido, es perfecta para gafapastas  y creerse muy guay.

La escena: Cuando fracasa en su primer rescate y ver que decide hacer al no ser su bebe. 

La frase: “Fin”…The End… Se acabó… Ce finito (nunca unos créditos finales fueron tan bien recibidos).

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2020

Nota del autor:

3,0 ███ (Mala)

TRÁILER – CLIP

Written by Oscar Hidalgo