Bande de filles (Céline Sciamma; 2014) – 113 min. –
Girlhood
(título internacional)

Girlhood es el tercer trabajo de Céline Sciamma que tras su interesante debut Water Lilies (2007) y la fantástica Tomboy (2011) cierra un ciclo de tres películas sobre la juventud femenina.

La película que nos ocupa trata de Marieme, una chica de 16 años que vive en un extrarradio de París cuya vida es complicada y asfixiante. Un día conoce a tres chicas y se hace amiga suya, sale con ellas y toma el apodo Vic comenzando una transformación personal.

En este caso Sciamma cambia un poco la tónica de sus otros dos filmes en lo que las protagonistas tenían el deseo de integrarse para poder desarrollar un deseo personal, aquí protagonista no deja intentar que el grupo no impida su desarrollo.

La sencillez con la que está rodada y el gran valor de algunas escenas puede pasar desapercibido para algunos pero encuentro que goza de un ambiente especial. La manera de mostrar a las chicas cuando están juntas, divirtiéndose sin convenciones, parece que es el único ambiente en el que Vic se siente libre. Hay momentos de gran espontaneidad en los que parece que la directora haya encendido la cámara y dejado que las chicas hagan lo que quieran con un resultado muy medido al mismo tiempo consiguiendo algunas escenas memorables.

La naturalidad con la que se muestra el cuerpo de un chico como objeto de deseo y la chica como la persona que actúa en consecuencia a ese deseo es algo inusual y debería normalizarse.

girlhood_001Sin caer en excesos, se muestra un mundo en el que para las chicas casi todo es un motivo para ser juzgadas y cada cosa que hagan determina su destino drásticamente.

Todas las chicas que aparecen en la película fueron elegidas por la calle o diferentes lugares, ninguna es profesional. Esto no es nuevo en el cine y la verdad es que a veces, como en este caso, funciona muy bien, nuestra protagonista, Karidja Touré es todo un descubrimiento, se amolda a su personaje con gran maestría.

El hecho de que salgan personas de color y un barrio humilde no significa que estemos ante un filme de denuncia o representación social o racial. La directora ha declarado al respecto que quería contar una historia sobre una chica que no quiere aquello que su entorno le ofrece, que intenta ser libre y la forma en que intenta hacerlo posible.

girlhood_002Sciamme no nos deja escapar de la situación presente, al igual que a su protagonista, allá donde estamos aunque sea exterior en plano abierto, el fondo está difuminado provocando un sentimiento incerteza.

Una película interesante que merece mucho la pena.

Distribuida en España por ABORDAR CASA DE PELÍCULAS
Vista en Pase de Socio de Tresc en Institut Français, el 20 de abril, Barcelona.

Nota del autor:
8,0 ████████  (Muy buena)

Película en CARTELERA a partir del 24 de abril de 2015.

 TRÁILER

 

Written by Iris Martínez

Directora Adjunta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.