Banner La Sombra del ActorTítulo original: The Humbling
País: EEUU
Primera proyección: Francia, 20 May. 2014 (Festival de Cannes)
Duración: 112 min.
Director: Barry Levinson
Guión: Buck Henry, Michal Zebede (Novela: Philip Roth)
Música: Johnny Jewel
Género: Drama. |Teatro.
Reparto: Al Pacino, Greta Gerwig, Dianne Wiest, Kyra Sedgwick, Charles Grodin, Dylan Baker, Dan Hedaya, Maria Di Angelis, Nina Arianda, Victor Cruz, Li Jun Li

“[…] La sombra del actor no es ni mucho menos una buena película, pero su atractivo –aunque manido- planteamiento, unido a una magnífica interpretación de uno de los mejores actores que ha dado el séptimo arte, suponen motivos más que suficientes para ir a ver el nuevo trabajo de Barry Levinson  […] 

Póster La sombra del actor

La noche del 22 de febrero Birdman (2014) se alzó victoriosa en la gala de los Oscar. La genial película de Iñárritu encontraba entre sus méritos, más allá del estar llevada a cabo a través de un falso plano secuencia, el trazar exitosamente la crisis psicológica de un actor de teatro en horas bajas. Si introduzco esta crítica hablando sobre la cinta del mexicano, es básicamente debido a que, pese a que las comparaciones sean odiosas, se antoja prácticamente inevitable el acordarse de ésta durante el visionado de La sombra del actor. La escasa diferencia temporal entre sus estrenos en nuestro país perjudicará sin ningún ápice de duda al filme de Barry Levinson, que si ya de por sí no es ni mucho menos brillante, encuentra en Birdman una manera de ser olvidada instantáneamente.

El otrora director de películas notables como La Cortina de humo (1997), Rain Man (1988) o Sleepers (1996), se encarga de llevar a la gran pantalla una adaptación de The Humbling (La humillación), traducida al castellano como La sombra del actor. Cabe destacar que el no haber tomado el título traducido de la novela de Phillip Roth supone un grave error, pues aparte de dar cabida a confusiones con La sombra del actor (Peter Yates, 1983), se aleja bastante de lo que la película representa.

Simon Axler (Al Pacino) es un famoso y reputado actor de teatro que, tras sufrir un bloqueo interpretativo representando Macbeth en el Kennedy Center de Nueva York, decide dejar de lado su verdadera pasión: la actuación. Este motivo hará que se vea sumido en una profunda depresión, probando suerte hasta con el suicidio. Tras abandonar su estancia temporal en una clínica psiquiátrica, Axler entablará una relación sentimental con Peegen (Greta Gerwig, Lola Versus, 2012), una lesbiana hija de unos antiguos amigos.

la sombra del actor_001Con una secuencia de apertura espléndida, en la cual vemos a Pacino sufriendo una de esas ensoñaciones que le dificultarán discernir entre realidad y ficción durante toda la película, La sombra del actor prometía ofrecer mucho más de lo que finalmente resulta ser. Una vez comenzada la relación entre Simon y Peegen, me invade la sensación de que Levinson no sabe hacia dónde quiere ir. Los continuos monólogos de Pacino subrayando una y otra vez su crisis se complementan con un vaivén de personajes excéntricos que por momentos me cargan bastante. El humor negro presente en toda la cinta rara vez funciona, saliéndose del raíl que en cada transición apreciamos con ese plano de un scalextric.

Si es remarcable el hecho de que la película resulta repetitiva en su discurso e incluso en su forma, también lo es el hecho de que Al Pacino realiza su mejor actuación desde hace al menos una década (exceptuando el telefilme No conoces a Jack, 2010). A la genial interpretación de un Al Pacino, la cual hace posible que percibamos esta obra como una tragicomedia, hay que añadirle el respaldo de un plantel de secundarios más que digno, en el que sobresale Greta Gerwig como la insoportable pero magnética Peegen. La gran banda sonora de Marcelo Zarvos se convierte en otro apoyo para que La sombra del actor no termine de naufragar. Un inicio y un final shakesperianos (Macbeth y Rey Lear) muy acertados, quedan deslucidos por culpa de un desarrollo tan dubitativo como reiterativo.

la sombra del actor_002La sombra del actor no es ni mucho menos una buena película, pero su atractivo –aunque manido- planteamiento, unido a una magnífica interpretación de uno de los mejores actores que ha dado el séptimo arte, suponen motivos más que suficientes para ir a ver el nuevo trabajo de Barry Levinson.

Distribuida en España por WANDA
Vista en PASE DE PRENSA en Cines Plaza España el 17 de abril, Madrid.

Nota del autor:
5,0 █████ (Mejorable)

Película en CARTELERA a partir del 24 de abril de 2015.

 TRÁILER

Written by Iván Ginés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.