Título original: JFK
País: EEUU

Primera proyección: EEUU, Canadá, 20 Dic. 1991
Duración:
189 min.
Director:
Oliver Stone
Guión:
Oliver Stone, Zachary Sklar (basado en los libros: “On the Trail of the Assassins” de Jim Garrison y “Crossfire: The Plot That Killed Kennedy” de Jim Marrs)
Música:
John Williams

“[…] El director sabe que no hallará una respuesta única que se presente como La Verdad, pero sabe que es importante perseguirla [… ] Una obra maestra se mire por donde se mire. Joya de los ‘90 de obligada revisión […]”

Cuando se trata de abordar fílmicamente lo que ocurrió un 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas, ya no hablamos de un hecho concreto, sino de todo un género en si mismo; el asesinato de Kennedy. Las tensiones con Cuba o la Unión Soviética, la participación en la guerra de Vietnam y su intención de retirar las tropas, la CIA, el FBI, la mafia, Lee Harvey Oswald y lo que la imaginación permita, son las piezas del ajedrez narrativo que cada cual quiera componer. Series, miniseries, documentales, reportajes, cortometrajes, películas, novelas, ensayos, trabajos, estudios y un sinfín de vídeos por la red dan fe de la construcción mitológica del caso. Las versiones son prácticamente infinitas, pero el JFK de Oliver Stone juega en otra liga. Y lo cuento.

Su primera intención, así como en la mayoría de productos que danzan en esta dirección, trata el tema con la intención de responder la pregunta, ¿quién mató a Kennedy? y así responder y posicionarse en relación al debate. Pero Stone prefiere montar un cuadro donde primero pregunta ¿a quien le interesa la muerte de Kennedy? y después añade ¿y qué hacemos con todo el silencio que hay a su alrededor? En definitiva, el director sabe que no hallará una respuesta única que se presente como La Verdad, pero sabe que es importante perseguirla. Enfrente tiene un sinfín de intereses en su contra y los recursos para investigar son muy pocos. Es consciente de que no aparecerá una respuesta clara en forma de un solo n(h)ombre, sino que la propia naturaleza gaussiana del caso invita a señalar a muchos. Su canto va más con la dignidad de los que persiguen la Verdad y no tanto con el contenido de esta. ¿Qué hacer cuando una mentira se convierte en verdad? ¿cómo afrontar el miedo a saber la verdad sobre un hecho?

JFK es una obra maestra se mire por donde se mire. Una joya de los ‘90 de obligada revisión. Mantiene un ritmo frenético donde un oscarizado montaje te sitúa al límite en sus más de tres horas de metraje. Saltando del color al blanco y negro, con imágenes de archivo y una banda sonora de un John Williams acertado, se va configurando una trama donde la línea que separa lo documental y lo ficticio no se distingue. Kevin Costner, convincente. Tommy Lee Jones, acertado. Gary Oldman, verosímil. Joe Pesci, excéntrico. Kevin Bacon, en estado de gracia. Donald Sutherland, intenso. Y Jack Lemmon, por supuesto, brillante. Con un texto que no deja espacio a la pausa, todos ellos nos llevan al borde del sofá, donde en el último tramo de la cinta ya tienes que mirar la película de pie.

Nota del autor:
10
██████████ (Obra maestra)

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

D. Karasu
“El magnicidio y posteriormente el hecho de que el único acusado (y hasta día de hoy, único culpable) fuera asesinado antes de su juicio, alimentó una de las mayores conspiraciones de la era contemporánea: el asesinato de JFK. El impacto que sufrió un joven Oliver Stone […] le hizo realizar este film a modo de catarsis […] reunió un gran elenco de actores (muchos de ellos consagrados, incluyendo un pequeño cameo del verdadero Jim Garrison) que dirige con gran maestría […] sus interpretaciones están dosificadas […] sin que por ello la historia decaiga ni desoriente  […] la increíble recreación es casi microscópica del escenario donde ocurre el asesinato, usando para ello todas las pruebas aportadas en el juicio […] visionado de un video amateur nunca visto antes por el público americano […] La música de John Barry, solemne y emotiva, empapa la atmósfera de un ritmo que va en in crescendo acabando en un baile casi histriónico en donde la cámara, la música y la voz de Costner detallando los sucedido arrastran al espectador al esclarecimiento de la “verdad”. […] consigue llevar al espectador a germinar una duda razonable sobre lo que realmente aconteció en ese juicio […] Una de las películas cumbres de la carrera cinematográfica de Oliver Stone y posiblemente de Kevin Costner. Maravillosos Joe Pepsi, Gary Oldman y Tommy Lee Jones […]”. 10.

Written by Pol Mallafré

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.