Título original: The aviator
País: EEUU
Primera proyección: EEUU, 14 Dic. 2004 (premiere)
Duración:
166 min.
Director: 
Martin Scorsese

Guión: John Logan 
Música: Howard Shore

“[…] Película entretenida, interesante y valiosa, aunque falta de emoción […]”

Dirigida por Martin Scorsese (“Taxi Driver“, 1976), se rodó en estudio y en localizaciones de California. Dispuso de un presupuesto de 110 M dólares. Se basa en hechos de la vida real de Howard Hughes. Nominada a 11 Oscar, ganó 4. Obtuvo 4 Globos de oro. Se estrenó el 14-XII-2004.

La acción principal tiene lugar en California entre 1927 y 1947. Narra la historia del magnate Howard Hughes (Leonardo DiCaprio), excéntrico, inteligente, ambicioso, visionario, mujeriego, obsesionado por la limpieza, productor de cine y pionero de la aviación. La acción comienza cuando Hughes se halla inmerso en la producción de “Los ángeles del infierno”, que a su término recomienza para rodarla en sonoro, con un coste total desorbitado. Termina con el éxito de las pruebas de un avión de 8 motores.

En el retrato que se hace del protagonista, éste muestra la fragilidad emocional que le caracteriza. Como pocos encarna con rotundidad el mito de don Juan, hecho de pasión por las mujeres, superficialidad afectiva, obsesiones de dominación y control, inseguridad e inestabilidad emocional, infidelidades y convivencias turbulentas de corta duración. Destaca la fragilidad de su equilibrio mental, con brotes paranoicos intermitentes, hasta culminar en su encierro voluntario en un espacio esterilizado, aislado del exterior. 

Dotado de singular inteligencia y de gran visión empresarial, es capaz de anticipar innovaciones incuestionables, como la supresión del doble nivel de las alas del avión y la concepción del avión de gran envergadura. Obtiene con facilidad grandes beneficios, que administra con prodigalidad a causa de su aversión al cálculo de costes, a la infravaloración de los mismos y al empeño en conseguir sus propósitos “a toda costa”. La pasión por el cine le lleva a producir obras culminantes (“Scarface, el terror del hampa“, 1932), promocionar actrices de su círculo y obstaculizar la carrera de las que no se sometían a sus exigencias. Afectado de sordera, su carácter altivo le impidea rogar a los interlocutores que hablen más alto. Son escenas destacadas del film la caída de su avión experimental sobre Beverly Hills, el enfrentamiento con el senador Owen Brewster, el vuelo del superavión, las discusiones con Ava Gardner y la brillante descripción de la figura de Katharine Hepburn.

La música original de Howard Shore (“Promesas del este“, 2007) se combina con música añadida de gran nivel, como la “Tocada y fuga” de J.S. Bach, la 6ª Sinfonía de Tchaikovsky y “Moonlight Serenade” de Glenn Miller. La fotografía hace uso de una cámara muy dinámica, encuadres de gran belleza, planos próximos y tomas de gran profundidad. El guión reconstruye hechos de la vida de Hughes con cierta dispersión, pero con claridad. La interpretación de DiCaprio (“Atrápame si puedes“, 2002) es acertada y destacable la de Cate Blanchett (“Babel“, 2006). Son encomiables las de John C. Reilly (“Magnolia“, 1999), Ian Holm (“Alien, el octavo pasajero“, 1979) y Alan Alda (“M.A.S.H.“, 1972). La dirección exhibe su gran habilidad narrativa.

Película entretenida, interesante y valiosa, aunque falta de emoción.

Nota del autor:
7,0 ███████ (Buena)

 

Written by Miquel Alenyà

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.