El desafio annapolis_bannerTítulo original: Annapolis
País:
EEUU

Duración: 100 min.
Director:
Justin Lin

“Convencional pero muy gratificante […] entretenimiento que perdura al o largo de todo su metraje […] una historia (otra más, pero tan bien hecha como cualquier otra) de esfuerzo, superación, amistad y tensión […] da como resultado algo más de lo que aparenta, dejando un buen sabor de boca […]”

Annapolis_posterConvencional pero muy gratificante película del director Justin Lin (A todo gas: Tokyo Race, 2006) que, utilizando una fórmula ya vista en películas como La chaqueta metálica (1987) [de la que se calcan dos escenas], Hombres de honor (2000) o Taps (1981), gusta por ser capaz de ofrecer un entretenimiento que perdura a lo largo de todo su metraje y por estar correctamente interpretada por un buen reparto del que destaca el genial James Franco (Spider-Man, 2002). Acierta el director al introducir varios elementos originales dentro de la trama, llegando a sorprender con la curiosa combinación del mundo del boxeo (al que cede un gran protagonismo) dentro de un estricto ambiente militar.

La historia que da vida a esta película comienza en los astilleros en los que trabaja su protagonista, Jake Huard (James Franco), quien solicitó con insistencia su entrada a la academia de oficiales de la armada estadounidense, hasta ver convertida su voluntad en un hecho. Una vez dentro de la institución, pronto comprobará que su sueño es en realidad una pesadilla, llegando a replantearse su continuidad dentro de la escuela militar. Gran parte de esta culpa recae sobre los hombros del implacable comandante Cole (Tyrese Gibson). Con estos ingredientes comienza una historia (otra más, pero tan bien hecha como cualquier otra) de esfuerzo, superación, amistad y tensión, todo ello producido dentro de la disciplina militar de una de las academias de oficiales más duras de los Estados Unidos.

El desafio annapolis_001El argumento gana en credibilidad gracias a las interpretaciones de un reparto copado por el ya mencionado en líneas superiores, James Franco, que suma a su carrera otro trabajo de calidad y se afianza en el podio de los actores con más y mejor proyección del momento. Además de en la entretenida saga de Spider-Man, le hemos podido ver actuando en películas bajo la batuta de su propia dirección y con el sello del cine independiente, como en la irregular Simiosis (2005) o en Good Time Max (2005), además de en otro puñado de cintas en las que siempre deja la sombra de una buena interpretación. Tyrese Gibson (The Take, 2007) cumple en su papel de un rol visto hasta la saciedad, como duro mando militar de la academia. Destaca también el trabajo de Vicellous Reon Shannon (Canciones de libertad, 2005), que parece esforzarse tanto en su interpretación (correcta, que no estupenda, aunque sí agradecida) como su personaje, Twins, en la superación de las pruebas de la escuela militar. La bella Jordana Brewster (La matanza de Texas: el origen, 2006) transmite encanto hasta enamorar desde su, a pesar de todo, irrelevante personaje de la oficial Ali, creado para dar lugar al pequeño romance obligado en este tipo de historias. A pesar de lo forzoso de este papel, su aparición no me ha supuesto molestia alguna.

El desafio annapolis_002La conspiración del pánico (2008) o la parte de la saga de “Fast & Furious” dirigida por Justin Lin son, además de la presente, otras de las películas que cuentan con la música de Brian Tyler, quien contribuye con una discreta pero efectiva banda sonora, vestida del mismo convencionalismo que el envoltorio de Annapolis pero muy adecuada para acompañar la trama de esta cinta, que no tiene pretensiones de grandeza y da como resultado algo más de lo que aparenta, dejando un buen sabor de boca.

Nota del autor:
7,0 ███████ (Buena)


TRÁILER – V.O. 

 

Written by Sandro Fiorito

Cofundador de LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.