Título original: Arrivederci, amore ciao
Título alternativo: El frío beso de la muerte
(Argentina)

País: Italia
Primera proyección: Italia, 24 Feb. 2006
Duración: 107 min.
Director:
Michele Soavi

Guión: Michele Soavi, Marco Colli, Lorenzo Favella, Franco Ferrini, Heidrun Schleef, Luigi Ventriglia (Novela: Massimo Carlotto)
Música: Andrea Guerra

“Ni buena, ni mala. Poco que aplaudir y nada que reprochar a esta cinta que antes de verse ya se sabe lo que va a ofrecer en líneas generales, pero que no deja indiferente gracias a algunas salidas originales que presenta”

Porque no todo en el cine son obras maestras y películas con bandas sonoras memorables, momentos apasionantes y calidad a raudales, también merece la pena dejar constancia del buen gusto adquirido por ciertas cintas que llegan a ser muy interesantes y se hacen ideales para ver en casa durante un día tranquilo en el que el plato cinematográfico no presenta mejores propuestas.

Ni buena, ni mala. Poco que aplaudir y nada que reprochar a esta cinta que antes de verse ya se sabe lo que va a ofrecer en líneas generales, pero que no deja indiferente gracias a algunas salidas originales que presenta y a la actuación del bueno de Alessio Boni (“La mejor juventud“, 2003) junto al papel de Michele Placido

La acción comienza en Centroamérica, con Giorgio Pellegrini (Boni), encargándose de formar a grupos terroristas que se hacen llamar revolucionarios y que luchan bajo la bandera del comunismo. Exiliado Giorgio de su país natal, Italia, desea volver al mismo y comenzar una nueva vida, olvidándose de su pasado terrorista y sorteando las acusaciones que la policía le hace llegar debido a atentados realizados años atrás en los que el se encuentra involucrado.

Chantajeado por un vice-comisario de la policía (Michele Placido), da los nombres de sus antiguos compañeros que estaban relacionados con el terrorismo comunista que azotó Italia. Pero su obligada colaboración con el que resulta ser un corrupto policía no termina ahí, naciendo otros enredos y actos criminales en los que se verá envuelto, mientras se asocia con un antiguo conocido para trabajar en un club de alterne.

Rodada de una forma que se acerca al típico formato de las series de televisión y sin poseer demasiada fuerza ni transmitir mucha emoción desde sus secuencias, el título original de esta película refleja con más acierto el traducido en España (“Camino sin retorno“) ya que además del reparto, la canción que da nombre al título auténtico, “Arrivederci amore, ciao”, es también la protagonista, al suponer un amargo recuerdo para Giorgio y que siempre aparecerá en los momentos más desafortunados de éste.

Nota del autor:
6,0 ██████ (Correcta)

Written by Sandro Fiorito

Cofundador de LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.