Título original: Amores perros
País: México
Duración: 150 min.
Director:
Alejandro González-Iñárritu

Guión: Guillermo Arriaga
Música: Gustavo Santaolalla

“Contiene todos los elementos necesarios para ser algo más que una buena película […] una ventana a la pobreza material y moral de varios personajes […]”

Esta ópera prima de Alejandro González Iñárritu (“Babel“, 2006) supera algunos de los más altos niveles de exigencia cinematográfica que le podamos imponer. Contiene todos los elementos necesarios para ser algo más que una buena película: un sólido guión, unas interpretaciones soberanas, un montaje de las historias que favorece las partes de mayor intriga de la trama y una atmósfera tan realista que consigue que el espectador se adentre hasta las mismísimas entrañas del México D.F. en el que está rodada. Aunque no cuenta con el plus de una destacada banda sonora al incluir diversos temas de irregular calidad entre su selección, al menos deja hueco para el brillo en la parte que le toca al compositor Gustavo Santaolalla, que deja ver su poderío a la hora de lucir su ‘score’ para la cinta.

Con guión del que posteriormente se convertiría en el inseparable de Iñárritu, Guillermo Arriaga, “Amores perros” es una ventana a la pobreza material y moral de varios personajes con dispares objetivos en pleno centro de México. La película comienza por la parte que técnicamente debería verse transcurridos tres cuartos del metraje, dejando ver un accidente producido entre dos vehículos. A partir de aquí, el argumento retrocede hasta el lugar desde el que se permita explicar cómo y por qué se ha producido la citada colisión y quienes son las personas relacionadas directamente con la misma. Así se abre el ciclo de varias historias entrelazadas, siendo la primera la de una desunida y paupérrima familia, compuesta además de por la madre y sus dos hijos, Octavio (Gael García Bernal) y Ramiro (Marcos Pérez), por la esposa de este último, Susana (Vanessa Bauche), maltratada por Ramiro y deseada por Octavio, que planea “robársela” a su hermano, escapando con ella.

Pero el dinero no ayuda: mientras Ramiro compagina su trabajo como cajero de supermercado con el asalto a pequeños comercios, Octavio no tiene trabajo y termina viendo en Cofí, su perro, un rottweiler, la salida a sus problemas económicos: lo enfrentará en los execrables combates a muerte entre perros. La segunda historia planea sobre una pareja de una condición social y económica muy superior a la de los anteriores protagonistas, compuesta por una preciosa modelo, Valeria (la española Goya Toledo) y quien la desea profundamente a pesar de estar casado con otra mujer, Daniel (Álvaro Guerrero). Ambos tienen un pequeño perro encantador que terminará siendo el culpable de crear una tensa situación. Por otra parte, un enigmático vagabundo, El chivo (Emilio Echevarría) ronda las calles del distrito federal mexicano acompañado de un buen puñado de canes y protagonizando junto a la historia de Octavio y Susana, los mejores minutos de la película.

Todos comparten entre sí su pasión -por amor o interés- sobre los perros, en esta notable película, reflejo y denuncia social de toda una serie de circunstancias pinceladas con acierto por la dirección y aupadas por los superiores trabajos de Gael García Bernal y Emilio Echevarría, seguidos por la corrección generalizada del reparto. Una corrección que invita al espectador a creer en lo que ve como si una película no fuera lo que se encuentra ante sus ojos, sino una ventana a un mundo por descubrir para los que padezcamos mayor desinformación sobre la realidad mexicana, repasando a su vez los ciudadanos de México algunas de sus situaciones con muy buena aceptación, pues la Academia del Cine de México otorgó a esta cinta la friolera de 11 premios Ariel.

La cinta supuso el debut de Gael García Bernal (“Y tu mamá también“, 2001) en el cine, que posteriormente vería crecer su carrera a velocidad de vértigo hasta la actualidad, y el mayor de los lucimientos para Emilio Echevarría, quien después se limitaría a la realización de pequeños papeles secundarios.

Nota del autor:
8,0
████████ (Muy buena)

 

 

Written by Sandro Fiorito

Cofundador de LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.