Camino a la perdición (2002)

Título original: Road to Perdition
País: EEUU
Primera proyecciónCanadá, 2002
Duración: 115 min.
Director: Sam Mendes
Guión: David Self (Cómic: Max Allan Collins & Richard Piers Rayner)
Música: Thomas Newman
Género: Cine negro.
Reparto: Tom Hanks, Paul Newman, Jude Law, Jennifer Jason Leigh, Stanley TucciDaniel Craig, Tyler Hoechlin, Dylan Baker, Liam Aiken, Ciarán Hinds

“[...] 117 muy bien aprovechados para poder aprender de este arte y ampliar miras en este subgénero que es el cine de gángsteres [...]”

Una crítica de VICTOR RODRIGO | Colaboración enviada

Si me permiten decir que soy un fan acérrimo de las películas de gángsteres, lo afirmaré. Pero, al tener una experiencia no demasiado pronunciada en la materia, me veo obligado a reseñar los fundamentos que tengo de dicho cine y del mundo que en él se describe. Siempre se ha relacionado (o casi siempre, ya digo que desde mi limitada experiencia) las películas de gángsteres con todo el ambiente italoamericano de mitades de siglo XX, trajes a rayas y tiroteos con una Thompson. En esta película, mi visión ‘distorsionada’, ha cambiado. Y para mejor, ya que después de haber visto películas como “Casino” (1995), “El imperio del mal”(1990) o en la misma trilogía de “El Padrino”(1972), tenía otro regusto sobre el concepto de la Mafia.

 Nos situamos en el seno de una familia irlandesa en Rock Island, y la Gran Depresión golpea los Estados Unidos. La Ley Seca es un negocio fructífero para el señor Rooney, “patriarca” de la familia. Este, como gángster, mantiene alrededor un grupo de asesinos leales e inquebrantables, entre los que destaca Michael Sullivan, el cual esconde su ‘secreto’ a sus hijos, Michael Jr y Peter. Una noche, Michael Jr decide seguir a su padre, el cual con el hijo de Rooney, Connor, van a hacer un trabajo para este. La reunión acaba en un baño de sangre delante de los ojos inocentes de Michael Jr. Connor, humillado delante del seno de la familia de Rooney.

El relato está basado en hechos reales, ya que con matices bastante inteligentes, podemos darnos cuenta de lo verídico que puede aparentarnos ser el relato, como la aparición del mafioso Frank Nitti, encarnado nada menos que por Stanley Tucci (“Capitán América: El primer vengador”,2011). El film nos muestra que no estamos viendo una película de gángsteres italianos, sino irlandeses. La sutileza y lo característico que nos aporta la particular fiesta del inicio, con música irlandesa y el dueto a piano es francamente bonito. Tom Hanks (“El Código Da Vinci”, 2006), encarna con una magistral actuación a Michael Sullivan, acompañado por su hijo, no teniendo menos mérito la interpretación de Tyler Hoechlin (“Carta Blanca”, 2011).

Un papel más secundario, pero que sin duda me llama más la atención que el de Sullivan, es el del señor Rooney, intepretado por Paul Newman (“El golpe”, 1973). Además nos encontramos con un rejuvenecido Daniel Craig (“Quantum of Solace”, 2008) antes de sus papeles de Bond. Para acabar este abanico de actores, Jude Law (“Sherlock Holmes”, 2009), nos encarna al asesino que sigue los pasos de los Sullivan hasta el final.

Uno de los elementos destacables de este film, es la fotografia. Los encuadres y las perspectivas de las imágenes dan un toque de elegancia, lo que realza la historia y sus actores. Otro aspecto a resaltar es la banda sonora, impecable en todos sus sentidos y creada por el laureado Thomas Newman por creaciones como las de “WALL•E” (2008).

Sin duda alguna, “Camino a la perdición” son 117 minutos muy bien aprovechados para poder aprender del arte y ampliar miras en este subgénero que es el cine de gángsteres.

Nota del autor:
9,0 █████████ (Excelente)
Promedio de notas:
8,0 ████████ (Muy buena)
Filmaffinity: 7,6 | CINEol: 7,8 | IMDB: 7,8 | LGEcine: 8,8

Escuchar BSO (Enlaces externos)
Tema 1 |  

.

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sandro Fiorito 
Hay veces en las que el único camino para la salvación, es el de la perdición. Sam Mendes resucitó aquí el cine negro con esta excelente y completísima película, magníficamente narrada y mejor interpretada. Indispensable. 9

CURIOSIDADES

Las fotografías que aparecen en el apartamento de Harlen Maguire (Jude Law) son de un libro escrito por Luc Sante titulado “Evidencia“. Según Sante, las fotos son parte de una colección de los Archivos Municipales de la Ciudad de Nueva York y fueron tomadas por los miembros de la policía de Nueva York durante los años 1914-1918. (IMDb.com)

“La película está dedicada a su director de fotografía, Conrad L. Hall, fallecido en 2003. Fue su última película, aunque no el último trabajo, que fue en el corto titulado “Declaration of Independence” (2003). (IMDb.com | Elaboración propia)
.


About these ads