Taxi Driver (1976)

Título original: Taxi Driver
País: EEUU
Primera proyección:
EEUU, 8 Feb. 1976 
Duración:
113 min.
Director:
Martin Scorsese

Guión: Paul Schrader
Música: Bernard Herrmann
Género: Drama
Reparto: Robert De Niro, Jodie Foster, Albert Brooks, Cybill Shepherd, Harvey Keitel, Peter Boyle, Leonard Harris, Martin Scorsese

“[...] Posee un encanto especial del que resalta la luz de la melancolía y la desesperación una crítica ácida sobre los políticos y el tipo de sociedad que emergía en los años setenta […] Todo tipo de personajes despreciables y deshechos urbanos que representan el lado más oscuro de la calle […]”

Después de un buen comienzo en la carrera de la dirección cinematográfica, Martin Scorsese obtendría muy buenas críticas con las películas “Malas calles” (1973) y “Alicia ya no vive aquí” (1974), que serían la antesala de la cinta que realizaría en el año 1976, que serviría tanto para su consagración como director como para el reconocimiento mundial sobre una obra que contribuiría a sentar las bases del cine moderno: “Taxi Driver“.

No exenta de controversia por la violencia de algunas escenas, esta película posee un encanto especial del que resalta la luz de la melancolía y la desesperación, una crítica ácida sobre los políticos y el tipo de sociedad que emergía en los años setenta, impulsada desde la década anterior, dando paso a todo tipo de personajes despreciables y deshechos urbanos que representan el lado más oscuro de la calle que siempre le ha gustado tanto a quien pretendía hacerse párroco y terminó haciendo obras maestras para el cine: Scorsese.

Esta película sirvió para consolidar a Robert De Niro como uno de los mejores actores de la época, logrando extender su trabajo y calidad hasta el día de hoy. Sólo dos años después de su gran intervención en “El Padrino II” (1974), encarnando nada menos que a Vito Corleone en su juventud, Martin Scorsese le reclamaría para protagonizar esta película de culto en la que se metería en la piel del casi paranoico y obsesivo Travis Bickle, un personaje que puede ser interpretado como la expresión llevada al límite de lo que mucha gente desearía hacer pero no se permite por motivos obvios. Jodie Foster dejaría aquí buenísimas sensaciones con su papel de prostituta adolescente, que dejó marcado su talento pero no le sirvió para evitar que el cine le deparara en los años futuros toda una serie de películas menores, hasta su oscarizada interpretación en “El silencio de los corderos“, ya en el año 1991. Harvey Keitel (“Teniente corrupto“, 1992), como De Niro, vivió los mejores impulsos de su carrera de la mano de Scorsese, consagrándose como un magnífico actor de reparto a pesar de la brevedad de su aparición en esta cinta. Es digno para el recuerdo el cameo de Martin Scorsese en el papel de enigmático cliente que vigila a su infiel esposa.

El argumento de esta cinta cae sobre los hombros de Travis Bickle (Robert De Niro), quien después de su regreso de la guerra de Vietnam, padece de un insomnio crónico que le empuja a vagar por las calles en busca de entretenimiento, acabando casi siempre en salas de cine porno para contemplar, sin prácticamente ningún interés, las producciones que emiten. La noche es su lugar pero no encuentra un modo mejor para entretenerse hasta que acude a una compañía de taxis para realizar el turno de noche, sin prestarle demasiada importancia ni al sustento económico que recibirá ni a la zona en la que tendrá que desempeñar su trabajo. Así, coge el mítico y característico Checker Marathon V8 convertido en taxi sobre el que rodará la historia, acercándonos desde su personaje a las entrañas urbanas más despreciadas por Travis, que desea que sobre todo lo citado caiga una lluvia que limpie de porquería unas calles que parece desear transformar. Desde su taxi, se convierte en un espectador de la realidad social, contemplando todo tipo de situaciones hasta que decide pasar a la acción, previo paso por una historia amorosa que protagonizará intentando conquistar a una delegada de campaña (Cybill Shepherd) que trabaja por la elección del candidato político a la presidencia, Charles Palantine (Leonard Harris).

El compositor Bernard Hermann, conocido especialmente por su debut en una de las películas más reconocidas del séptimo arte, “Ciudadano Kane“, y su repetida colaboración en los filmes de Alfred Hitchcock, haría con esta banda sonora su último trabajo, falleciendo en diciembre de 1975, antes del estreno de la cinta. Compone una partitura de temas románticos, melancólicos y suaves, que combinan a la perfección con la oscuridad de la noche que capta los mejores momentos de la película.

Nota del autor:
10
  ██████████ (Obra maestra)
Promedio de notas:
8,5
████████ (Muy buena)
Filmaffinity: 8,2 | CINEol: 7,9 | IMDb: 8,6 | LGEcine: 9,4

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Miquel Alenyà
“[...] Film escrito por Paul Schrader en unos momentos de depresión y, a la vez, de gran lucidez e increíble eficacia creativa […] A través de los ojos de protagonista, el film muestra el submundo decadente, enfermizo y corrupto de la gran ciudad […] El mundo que ve en ella topa frontalmente con sus prejuicios convencionales sobre el bien, la virtud y la moral […] Combina un excelente guión, una fotografía admirable, una música magnífica con una dirección de gran nivel […]” 9.

Manuel Navas
“[...] La modestia de los planteamientos de Scorsese favorecieron una puesta en escena simple y poco artificial en la que predominan los exteriores naturales, sin retoques, y la crudeza de algunas de sus imágenes […] Un film redondo que a pesar de su aparente simpleza narrativa es rico en matices y, por ello, de múltiples lecturas […] Travis Bickle es un producto salido de la propia sociedad del siglo XX, del propio mundo que le rodea, y es a partir de su propia vivencia que acabamos entendiendo sus frustraciones y miedos acumulados […]” 10.

Sergio Cuenca
[…] Hay bastante cosas que se me han quedado grabadas en la mente: los dilemas morales de los cuales estaba harto Travis Bickle, la excelente forma con la que Scorsese recrea el mundo de la noche (no muy dispar de como es en la actualidad) o los maravillosos planos del taxi que conducía el protagonista […] Robert De Niro hace una interpretación magnífica, de las mejores que le recuerdo junto a “Érase una vez en América” (1984) […] Una película en la que vemos la sociedad a través de un Travis Bickle cansado de ver “bichos de todas partes” como él diría […] Una cinta llena de detalles que no se hace nada pesada, en la que la música compuesta por Bernard Hermann hará el resto, viendo un film que verdaderamente se ha ganado el galardón de “película de culto” [...]” 9.

About these ads

Un comentario en “Taxi Driver (1976)

  1. totalmente de acuerdo

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s