Título original: El Hijo Bastardo de Dios

País: España
Duración: 120 min.
Director: Martín Garrido Ramis
Guión: Martín Garrido Ramis

El funcionario desencantado

Andrés Sarmiento es un aburrido funcionario cojo que odia su vida, no logra encontrar su lugar en la sociedad yendo del trabajo al super, del super al bar y del bar a casa, a cuidar de su insoportable madre, que también esta impedida. Mediante un lenguaje soez y descontextualizado los personajes nos explican sus miserias del día a día de sus vidas sin que esas historias nos lleven a ninguna parte.

Poco a poco, Andrés nos ira mostrando algunas de sus psicopatías que desencadenarán en el asesinato de su primera victima.

Con la crisis de fondo.

No son pocos los diálogos que mencionan la actual situación socioeconómica, los personajes enarbolan tópicos como “La culpa es de los bancos” o “como voy a encontrar trabajo con 50 tacos, joder” sin que hayamos visto un atisbo de la evolución de sus vidas y de su situación, sobreactuando dichos comentarios pomposamente en lo que es casi una falta de respeto a la realidad.

La falta de financiación es patente desde el guión, la dirección, la iluminación y la edición ya que aparte de las deficiencias en material que pueda tener la película esta explicada de una manera plana, ahorrando un gran número de ángulos y en ciertas escenas mostrándonos solo el plano general o “Master” sin molestarse en detallarnos la acción que ocurre. Las localizaciones son neorrealistas, sin ninguna modificación, y el uso de los escenarios no tiene en cuenta las deficiencias de espacio que estas presentan, hecho que contrasta con la sobreactuación de los principales actores, donde sus líneas de diálogo rimbombantes los hacen parecer bustos parlantes.

Más aspectos técnicos.

El trabajo de iluminación brilla por su ausencia, y todo el peso de la fotografía recae en unos encuadres fijos de planos abiertos que desproveen del mínimo ritmo a la cinta, y para arreglar esa falta de ritmo el director recurre nuevamente a la expresividad de los actores quienes son incapaces de dar vida a un guión mal trabajado.

El único punto trabajado en la película es el diseño de sonido, con unos niveles bien ecualizados que no hacen más que evidenciar las deficiencias de actuación del casting elegido.

Por último, la banda sonora se compone de unos pocos temas de carácter muy evidente que están montados para explicar el carácter de la escena como si de un culebrón se tratara.

Distribuida en España por PAYCOM MULTIMEDIA
Vista en PASE ONLINE en el mes de abril, Barcelona.

Nota del autor:
1,0 █ (Ridícula)

Película en CARTELERA a partir del 30 de abril de 2015

 

Written by Akira Funakawa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.