la teoria del todo_banner

The Theory of Everything (James Marsh, 2014)- 123 min 

the-theory-of-everything-posterjpg-ed5de1Una de las favoritas de los Óscar de este año. La Teoría del todo tiene como protagonista a Eddie Redmayne interpretando al científico mundialmente conocido,  Stephen Hawking. Eddie ya ha ganado el Globo de Oro por “Mejor interpretación masculina” por este papel, y todo parece indicar que se hará también con la deseada estatuilla dorada. Y no es de extrañar, pues su interpretación es sencillamente impecable. Lo más fascinante es el trabajo corporal. No en vano, dicen que estuvo meses conviviendo con enfermos de ELA (la enfermedad de la neurona motora que soporta Hawking). Y si a ello le sumas su gran parecido físico, la sensación de realidad es cuanto menos inquietante.

Pero no nos engañemos, la película no es un homenaje a las grandes hazañas del genio; ni una crónica detallada de los estragos de dicha enfermedad; no. La película es en realidad un “regalo” para la mujer que le cuidó durante casi treinta años, y la cual, de alguna forma, sigue haciéndolo. Ya se sabe: detrás de todo gran hombre, hay una gran mujerDe hecho, el guion está basado en la autobiografía de Jane Hawking, la que fue su primera mujer.
LaTeoríaDelTodo_001

La película narra los acontecimientos transcurridos desde que Hawking empieza a notar los primeros síntomas de la enfermedad; hasta que recibe el título de “Caballero”, por parte de la Reina de Inglaterra. O, mejor visto; desde que conoce a la que será el amor de su vida, hasta que finalmente se separan. Felicity Jones es quien interpreta a Jane Hawking, sobresaliendo en un papel bastante menos lucido. Ambos están más que a la altura. Como pega, tengo que resaltar lo decepcionante que fue encontrarme después declaraciones realizadas por la propia Jane acerca del difícil carácter de su ex marido, o lo mal que llevaba este hablar abiertamente de su enfermedad; o lo introspectivo y orgulloso de su forma de ser, la cual le hacía difícil aceptar que le cuidase otra persona que no fuese su mujer. Situación y comportamientos que se dejan entrever solo de forma muy sutil en la película. Podría decirse que la realidad se trata pues, de una forma un tanto distorsionada, edulcorada. Bien es sabido que todos los genios suelen acarrear temperamentos difíciles, y en el filme Stephen parece ser poco menos que un santo. Me habría gustado ver más de estos momentos difíciles.
LaTeoríaDelTodo_002

Supongo que no es fácil poner a relucir las facetas más “oscuras” (humanas por otro lado…), del admirado genio, cuando aún vive.

En cualquier caso no debería de extrañarnos, esta es la tónica subgénero hollywoodense conocido como “biopics”,  el contar historias de personas excepcionales, que encubran a la categoría de “semidioses”. Aunque en este filme, hay que decir, se hace hincapié en el valor del esfuerzo humano. Como dice el propio Hawking en el largometraje: No hay límites para el esfuerzo humano. Mientras haya vida hay esperanza.

Nota del autor:
8,0 ████████  (Buena)

 

TRAILER

 

http://https://www.youtube.com/watch?v=NiC6gnV_PmM

 

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sergio Cuenca
“[…] Por alguna extraña razón, todo lo que he visto antes y después de la visualización de La Teoría del Todo me ha acabado gustando, por ende, dejándome muy satisfecho y con la sensación de haber contemplado de principio a fin una obra casi maestra. La cinta de James Marsh rebosa belleza, emotividad y buena ejecución por doquier […] Empezando por un tráiler bien realizado y encabezado por el tema musical Runaway Horses de Philip Glass del film Mishima: Una vida en cuatro capítulos (1985), el cual junto a un logrado montaje de escenas en el que no desvelan nada, hace que nos encontremos ante una más que convincente promoción previa al film para poder verla, o al menos, sentirse atraído. No suelo perder mucho el tiempo en lo que respecta a los tráilers porque en su mayoría, o bien son engañosos, o muestran más de lo que deberían. Hacía años (quizás desde aquella joya que fue El Curioso Caso de Benjamin Button en 2008) que no veía un tráiler de tan alta calidad […] Sin perder mucho más detalle en el aspecto promocional con el que consiguieron “engatusarme” y pasando al film en cuestión, The Theory of Everything no pretende ser la típica historia dramática sensiblera en la que se nos van narrando de forma evolutiva los hechos que conllevaron Stephen Hawkings a estar postrado en una silla de ruedas debido a la desgraciada enfermedad degenerativa  neuromuscular llamada ELA, sino que va más allá. Nos muestra la gran inteligencia que tenía este hombre, además de sus andanzas por la Universidad hasta convertirse en el hombre que todos conocemos hoy. Pero me parece de especial importancia el papel preponderante que tiene Jane Hawking en esta historia, pues el guión está basado  en sus memorias cuyo título es Traveling To Infinity: My Life With Stephen […] Mi sorpresa es grandilocuente en lo que concierne a la interpretación de Eddie Redmayne. Sabía de su existencia por Los Pilares de la Tierra y Los Miserables, pero nunca le había prestado gran atención hasta ahora. Su interpretación es merece todos los adjetivos positivos que existen y por haber porque ha conseguido algo único que nunca me ha pasado: creerme de verdad que en la película estaba el verdadero Stephen Hawking desde el minuto uno hasta el final. Creédme, lo clava en todo, tanto físicamente como interpretativamente. Y a las pruebas me remito cuando el propio Hawking llegó a emocionarse (tras ver el film previamente), llegando a dar el visto bueno a la encarnación que realiza Redmayne. Aunque parezca que es poca, una aprobación así dice mucho. El otro peso de la balanza recae en Felicity Jones, dando vida a Jane Hawking, siendo vital la visión suya, pues será quien padecerá junto al astrofísico, el doloroso proceso degenerativo que padece éste. Cargará con el peso de la familia y la absorción que conlleva cuidar de su marido, siendo hasta tal punto que acabará desbordada y sin tiempo para ella misma. La interpretación de Jones es muy buena también ya que su personaje nos ofrece el punto de vista de la dureza y el sacrificio que tuvo que pasar esta mujer, además de la fidelidad, tema que está siempre constante en la trama. Por último hacer mención a Harry Lloyd, cara conocida por haber aparecido en la serie británica Dr.Who y que en esta ocasión da vida a Brian, el mejor amigo de Hopkins. Me pareció curioso (y todo un detalle que hizo que me quitase el sombrero) que en el film de James Marsh tuviese cabida un pequeño guiño a la serie en una escena determinada […] Por último y no menos importante, la BSO, la cual magnifica la obra de Marsh. Compuesta por Jóhann Jóhannsson (Prisioneros, 2013 y Foxcatcher, 2014) logra componer unos temas intensos, llenos de melodramatísmo, tristeza y energía que a mi parecer me han recordado de modo lejano a alguna composición del francés Alexandre Desplat. Vale la pena escuchar los temas “Cambridge, 1963”, “Domestic Pressures”, “Chalkboard” (este sobre todo por su utilización soberbia del violín y el teclado. Es una pieza magnifica) y “Arrival of the Birds”. Hacer mención de que el último tema, no está compuesto por Jóhannsson, siendo el encargado de realizarle un arreglo […]” 9.

Written by Guadalupe Larrey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.