Título original: Jimmy’s Hall
País: Reino Unido
Primera proyección: Francia, 22 May. 2014 (Festival de Cannes)
Duración: 105 min.
Director:
Ken Loach

Guión: Paul LavertyDonal O’Kelly
Música: George Fenton
Género: Drama | Basado en hechos reales. Años 30. Política
Reparto:
Barry WardSimone KirbyAndrew ScottJim NortonBrían F. O’ByrneAisling FranciosiKarl GearySeamus Hughes

“[…] Lo que en un principio puede parecer una película con fuerte carga política se va desvelando como un film pequeño y muy mimado […] Quien confíe encontrarse con el mejor Ken Loach continua teniendo que ir a su pasado […] “

Siempre habrá alguien que cante

En la que parece ser la penúltima película del director británico Ken Loach (Tierra y libertad, 1995) conocemos a James Gralton. Jimmy para los amigos. Un activista político y líder comunista irlandés de principios del siglo XX, quien fundó un espacio donde intercambiar ideas, cantos y bailes, en su pequeña comunidad natal y se encontró con la firme oposición de la iglesia y las clases dominantes de la época. Lo que en un principio puede parecer una película con fuerte carga política se va desvelando como un film pequeño y muy mimado. Sin buscar el melodrama entre los personajes y sin anclarse demasiado en debates ideológicos se persigue un toque ligero muy lejos de las películas de este género. A medio camino entre Swing Kids (1993) y Belle Époque (1992), la película no peca de grandilocuencia ni de dogmatismo. Loach se viste de abuelete que nos cuenta un cuento de injusticias con carácter universal.

jimmys hall 2014_001Con una mirada nostálgica y un tanto condescendiente, propia de estos films rurales, se saborea aquello que pudo ser y no fue. Pero dicha nostalgia no recae en un pasado. El director es consciente de su rigurosa actualidad. Lo que antes era la Iglesia, hoy son los grandes mercados. El relato de Gralton le sirve para narrar la lucha de cualquier activista allí donde los haya. Sirvan las PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) de ejemplo. Cualquier espectador, mínimamente hábil, encontrará muchas similitudes en la escena del desahucio, donde un grupo de campesinos lucha para que una familia recupere su hogar de las manos de los grandes caciques. Es preciso medir mucho las palabras antes de tachar el film de demagogia barata. El poder siempre actúa de la misma forma. No tiene ni nacionalidad ni tiempo. Loach lo sabe y lo señala.

El guion firmado por Paul Laverty (guionista de la mayoría de sus films) tiene grandes aciertos: la construcción del párroco, rico y sofisticado en matices; la insólita relación de amor entre los protagonistas; la coral de secundarios muy bien afinados; la preciosa escena de cuando algunos ven por primera vez una gramola; algunas sentencias al estilo de “usted solo escucha a la gente cuando está de rodillas”, refiriéndose a la sordera religiosa; y algunas cosas más que no es preciso desvelar.

jimmys hall 2014_002Pero no perdamos el norte. Quien confíe encontrarse con el mejor Ken Loach continúa teniendo que ir a su pasado. Las cosas como son. Otros de sus films llegan a la categoría de necesarios y este es un film tierno, bonito, sensible, pequeño, blando, sensato y todo lo que quieras, pero no, necesario. Quien busque metralla fina, no la va a encontrar. Quedan avisados.

Distribuida en España por VERTIGO
Vista en PASE DE PRENSA en Cines Verdi Park 13 de Noviembre de 2014, Barcelona.

Nota del autor:
6,0 
██████ (Correcta)

Película en CARTELERA a partir del 21 de Noviembre de 2014.

Written by Pol Mallafré

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *