Título original: The road
Títulos alternativos: El último camino (Perú / México)
País: EEUU
Duración: 111  min.
Director:
John Hillcoat

Guión: Joe Penhall (basada en la novela homónima de  Cormac McCarthy)

The road (2009)

Bajo un denso polvo gris que cubre todo el cielo, amanece una Tierra totalmente yerma (carente de animales, sonidos y del verdor de las plantas) por la que deambulan un padre (Viggo Mortensen) y su hijo arrastrando un carrito cargado de recuerdos de un mundo que ya no existe. Su única meta es sobrevivir y eso pasa por encontrar comida y no convertirse en ella, ya que la humanidad se ha depravado hacia el canibalismo.

Este es el punto de partida con el que arranca la prometedora cinta del director John Hillcoat (“The Proposition“, 2005) realizando una adaptación cinematográfica del best seller del mismo nombre escrito en el 2006 por Cormac McCarthy. Desgraciadamente todo se difumina en tonos grises como el horizonte que siempre ven los protagonistas. La cinta no llega a contactar con el espectador, ya sea por un guión tan hambriento como sus protagonistas, diálogos, o mejor dicho porque los mismos entre padre e hijo no sobrepasan al “eso no se hace… eso no se toca”, que generan cierta indiferencia dentro del público. Por otro lado, el director algunas veces también desempeña el papel de padre y protege al espectador de mostrar directamente el salvajismo al que ha caído la raza humana, con planos distantes y con insinuaciones al canibalismo que no llegan a atemorizar ni al espectador ni al hijo (el cual parece estar siempre sin enterarse de lo que realmente ocurre) . Y por último las apariciones de grandes actores son irrisorias y fugaces, que parecen alimentar un póster con ansias de atraer espectadores.

Todo esto nos plantea si realmente lo que vemos es una buena adaptación cinematográfica o un simple ejercicio de oportunismo. Aún así, no todo es negativo en esta cinta, pues la recreación de un mundo erradicado de cualquier resquicio de civilización es totalmente estremecedora. Destacables las interpretaciones de Charlize Theron (“En el valle de Elah“, 2007) y Robert Duvall (“El mejor“, 1984), y apremiar a Viggo Mortensen (“Alatriste“, 2006) por su trabajo y el gran sacrificio físico que tuvo que hacer para dar vida a este escuálido padre y las durísimas condiciones de trabajo que se tuvo que enfrentar. Sin pasar por alto la banda que esta llevada por el tandém Nick Cave y Warren Ellis (“El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford“, 2007), donde el tema “The road” consigue contactar al público con más facilidad que toda la obra de John Hillcoat en sus largos 111 min. Seguramente el libro esté mucho mejor.

 

Nota del autor:
6,0 ██████
 (Correcta)

 

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sandro Fiorito
Monótona y de escasas emociones, esta película tiene como mayor aliciente su argumento. Si pretendían vendernos una dramática historia sobre una situación apocalíptica en la que un padre y un niño deben sortear los distintos peligros y dificultades que les van surgiendo, lo único que han conseguido ha sido dibujarnos la postal, deleitarnos con un gran lienzo, una buena fotografía y una mejor dirección artística. Los personajes de la cinta vagan sin rumbo de un sitio a otro, y el espectador asiste al espectáculo con la gratitud del entretenimiento que aporta el conjunto, y la interesante reflexión nacida de alguna escena apartada. Que Viggo Mortensen es un gran actor no es ningún secreto, pero en los últimos años ha estado metido en películas que a mi juicio se le han quedado pequeñas. No cuento “Alatriste” (2006), que para mí fue una gran cinta. Volviendo a “The Road”, decir que el chaval, Kodi Smit-McPhee, no llega a parecerme insoportable, pero sí demasiado impuesto. Su personaje combina el hecho de llevar un peluche de la mano, con la personalidad altiva de su rol. Es un niño, pero no deja de ser un actor, y a mí me parece sobreactuado y apenas creíble, aunque su actuación vaya mejorando con el paso de los minutos. En todo el metraje hay escenas que sobran, escenas que faltan y momentos que podían haberse reforzado. Pero entretiene, siendo ideal para ver en casa un miércoles a las siete de la tarde y al calor de la estufa. 6.

 

Written by Diego Karasu

Cofundador y Director Adjunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.