Título original: A few good men
País: EEUU
Primera proyección: Alemania, 9 Dic. 1992 (Premiere)
Duración: 138 min.
Director:
Rob Reiner

Guión: Aaron Sorkin (Obra: Aaron Sorkin)

 

Grata sorpresa del director Rob Reiner (“Ahora o nunca“, 2007), que engancha al espectador para entretenerle desde sus primeros minutos y se niega a liberarlo hasta bien entrados los créditos finales, gracias a este drama judicial de trasfondo militar, interpretado por algunos de los nombres más conocidos de Hollywood.

La trama, con guión de Aaron Sorkin (“La red social“, 2010), gira en torno al asesinato de un joven soldado a manos de sus compañeros marines de la base de Guantánamo. Mientras que la acusación monta el juicio como un vil e injustificable asesinato realizado por los marines Harold W. Dawson (Wolfgang Bodison) y Louden Downey (James Marshall), la defensa, compuesta por el teniente Daniel Kaffee (Tom Cruise) y la capitán de corbeta JoAnne Galloway “Jo” (Demi Moore), va más allá, pretendiendo demostrar la inocencia de sus defendidos, señalando a una negligencia realizada por los mandos militares encargados. Por esto, no dudarán en citarse con el imponente coronel de la base, Nathan R. Jessep (Jack Nicholson), quien siempre tiene una respuesta, con no poco sarcasmo, para todo.

La dirección inserta con acierto, durante los primeros minutos de la película, unas agradables dosis de humor protagonizadas por el chulesco personaje de Tom Cruise (“La guerra de los mundos“, 2006), Daniel Kaffe, un abogado militar con la carrera recién terminada que no tarda en comprender que si le han asignado este caso es precisamente para que lo pierda. Después de los momentos más puramente representativos de este personaje, la cinta eleva su nivel de drama e intriga para establecerse de esa manera hasta el final del metraje. El reparto supera, en términos generales, la corrección, consiguiendo hacer disfrutar con unas interpretaciones que se tornan igualadas, como la de Tom Cruise y Demi Moore. Pero enfrente tienen a un fugaz a la par que efectivo Jack Nicholson, que con sólo unas pocas palabras y su presencia, deslumbra a unos buenos compañeros de plantel. Kevin Pollak, en su papel del “sin funciones” teniente Sam Weinberg, aparenta llevar a cabo un papel de relleno, siendo realmente sus apariciones bastante útiles, gratas y reconfortantes.

Con todo esto tenemos una película muy entretenida, con 138 minutos de duración que no son desaprovechados en planos inútiles o pasajes aburridos, siendo todo el conjunto de esta cinta bastante recomendable para pasar un buen rato y repasar los conceptos de la superación, el honor y el trabajo en equipo, máximas generalmente marcadas en las películas ambientadas en los valores del Ejército norteamericano.

Nota del autor:
7,0 ███████ (Buena)

Written by Sandro Fiorito

Cofundador de LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.