Después del éxito de “Casino Royale” (2006) y la consolidación de Daniel Craig como nuevo agente secreto, el director Marc Foster realiza esta secuela en la que la balanza se inclina más del lado de la acción que al de la elegancia y poder de seducción que reinó en la primera entrega.

En esta entrega, James Bond (Daniel Craig), tras ser traicionado por Vesper Lynd, la mujer a la que amaba, tendrá que investigar a una peligrosa organización que tiene una red de agentes infiltrados en el Gobierno de Su Majestad y la CIA. Así, Bond tratará de descubrir quienes son los hombres que trabajan en esta misteriosa organización llamada Quantum y averiguar sus planes, que lo llevarán a realizar diversas misiones en Austria, Italia y Sudamérica.

El reparto, una vez más estará encabezado por Daniel Craig realizando el papel del agente 007, un asesino nato, tanto, que muchas veces verá cuestionados sus métodos poco ortodoxos a la hora de sacar información. Judi Dench dará vida de nuevo a M, jefa del servicio británico de inteligencia. M, pese a que aparentemente desde lo personal no tolera a James Bond, profesionalmente sabe que es el mejor en su faceta como agente secreto, aunque en ocasiones tenga que restringirle ciertos privilegios para comprobar si verdaderamente es alguien en quien se pueda confiar. El villano para la ocasión será interpretado por Mathieu Amalric, encarnando a Dominic Greene, un hombre de negocios que tiene como tapadera una entidad ecologista llamada Greene Planet. A través de esta compañía, intentará apoderarse de todo el abastecimiento de agua que existe en Bolivia. Por último, decir que podremos ver al español Fernando Guillén Cuervo interpretando al Coronel de la policía boliviana. Pese a que su papel roza lo irrelevante y pasa bastante inadvertido, lo poco que aparece lo hace bastante bien.

David Arnold repite componiendo la banda sonora, realizando 24 temas para la ocasión de los cuales apenas hay alguno destacable debido a que la mayoría son flojos y no tienen la misma intensidad, fuerza y ritmo que los que ya compuso para Casino Royale. Pese a ello, podemos destacar algunos temas bastante buenos como “Night At The Opera” o “Talamone“.
Quantum Of Solace” posiblemente sea la película que muestre el lado más humano de un James Bond oculto bajo la máscara de asesino despiadado a las órdenes de M. También veremos cómo con la ayuda de viejos “conocidos” que se nos presentaron en “Casino Royale” (2006), el agente logra avanzar y descubrir nuevas pistas sobre Quantum. Para quien le guste ver a 007 en apuros, decirle que disfrutará enormemente viendo como escapa por tierra, mar y aire en diversas situaciones. Tratándose de una secuela, “Quantum Of Solace” no ha sabido refrescar al espectador los acontecimientos ocurridos con anterioridad.

Pese a tener pequeños defectos como el ya señalado, esta cinta logra ser una buena película que sabe aprovechar sus 106 minutos de duración sin aburrir al espectador con escenas innecesarias o diálogos sin sentido, y mostrándonos paisajes muy bellos, como el que envuelve a la tradicional carrera de caballos que se disputa dentro de la plaza de Siena (Italia), llamada Palio.

Nota del autor:
7,0 ███████ (Buena)

TRÁILER

Written by Akira Funakawa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.