Título original: Runaway train
País:
EEUU
Duración:
112 min.
Director:
Andrei Konchalovsky
Guión:
Djordje Milicevic, Paul Zindel y Edward Bunker (Basado en el guión de Akira Kurosawa, relato de Ryuzo Kikushima)
Música:
Trevor Jones

“Su trama me engancha […] va más allá del mero entretenimiento […] La cámara se convierte en un microscopio que nos muestra la auténtica naturaleza humana […] un canto a la libertad […]”

 

Es un crudo invierno en Stoneheaven, una de las prisiones de máxima seguridad más duras de Alaska, y es allí donde se oculta del resto del mundo una encarnizada lucha a vida o muerte entre el inquebrantable convicto Manny (Jon Voight) y el cruel alcaide Raken (John P.Ryan) cuyo único fin es que él muera entre sus muros. Pero Manny no piensa quedarse de brazos cruzados, así que hace lo impensable, y se fuga de la prisión con la compañía de Buck (Eric Roberts), un joven convicto que sólo busca notoriedad y el cual idolatra a Manny como una especie de héroe. Sin embargo, todo se tuerce cuando en su fuga deciden tomar un tren que se quedará fuera de control, dirigiéndolos a su libertad… o a su muerte.

Y así comienza esta trama, con un tren “desbocado” en mitad de un desolado mar de nieve y viento, sin saber que les deparará el destino.

Su trama me engancha, pensando a primera vista que estamos ante una típica película de fuga carcelaria y perseguidores incansables. Pero a la vez que transcurren los minutos comprobaremos que “El tren del Infierno” va mas allá del mero entretenimiento. La mano de Akira Kurosawa (artífice del guión en que se basa la historia) sitúa a unos hombres en una situación límite de la que no pueden escapar, convirtiéndose la cámara en un microscopio que nos muestra la auténtica naturaleza humana.

Dentro de la filmografía de Jon Voight habría que destacar junto con “Cowboy de medianoche” (1969) y “El Regreso” (1978), sin duda alguna, este film. De hecho para preparar al personaje de Manny, Jon Voigh pasó tiempo con prisioneros de la Prisión de San Quintin, dando como resultado la caracterización de un hombre cuyo único fin es sobrevivir y alcanzar la anhelada libertad, y escapar del odio hacia la sociedad representado bajo figura del déspota Raken. Las heridas por tortura que lleva Manny en su rostro no son tan grandes como las que lleva en su alma, convirtiéndolo junto con su rabia en un animal salvaje y herido que busca sin aliento la libertad en este blanco infierno.
Resaltar también la interpretación de Eric Roberts como el convicto joven y arrogante lleno de ambiciones que cree que nadie ni nada le puede parar los pies; y a una irreconocible Rebecca De Mornay (“La mano que mece la cuna” (1994)) que se despojó de su belleza y su glamour para interpretar a una ayudante de guarda-frenos que se encarga de poner a la historia un rayo de esperanza.

Indiscutiblemente existe otro protagonista, casi omnipresente durante el largometraje: el tren, que se presentará delante del espectador como una entidad con vida propia, una bestia que de forma metafórica también persigue su libertad.

La banda sonora corre a cargo de Trevor Jones (“Bailando con lobos” 1990), que hace un trabajo algo deslucido,  sobresaliendo por su intensidad la pieza  Gloria in D Major – Et In Terra Pax – de Antonio Vivaldi.

Por último, destacar el durísimo rodaje al que se vieron sometidos tanto actores como el resto del equipo y que queda reflejado en la cinta. De hecho, uno de los pilotos de helicóptero murió en una colisión durante el rodaje. A él se dedicó la película en su memoria.  Anotar también que el mismo Kurosawa no pudo rodarla debido a que su equipo se negó a realizarla, ya que las tormentas de nieve eran demasiado fuertes.  Por último remarcar, que el guión original Manny era un convicto asesino pero el guionista Edward Bunker (y ex-convicto) re-escribió esa parte porque sintió que los otros prisioneros no podrían respetar a un asesino.

En resumen, nos encontramos con una película muy recomendable que significa todo un canto a la libertad humana.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy Buena)

Written by Diego Karasu

Cofundador y Director Adjunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.