A Rainy Day in New York (Woody Allen, 2019) – 92 min.

Las películas de personas que regresan a sus pueblos después de haber estudiado, haber crecido o sufrido algún tipo de viaje personal son bastante comunes. Woody Allen nos presenta otra comedia más en este contexto. 

Gatsby (si, las metáforas sutiles no son uno de los fuertes de Allen) es un joven estudiante de una universidad de la cual no recuerdo el nombre que decide acompañar a su novia Ashley (hay un juego de palabras con este nombre durante toda la película similar a hacer un chiste sobre si Jessica se escribe con una S o con dos) que es una rubia tonta estudiante de periodismo a la que le han propuesto realizar una entrevista con un actor famoso del momento… Él va con la expectativa de que la entrevista sea corta y luego hacer un plan romántico-ñoño y ella se deja llevar por la escalada de situaciones ridículas convirtiéndola en el objeto de deseo de medio Hollywood. Y en ese momento tenemos dos películas diferentes: Gatsby reconectando con su vida pasada y Ashley haciendo de rubia tonta por Hollywood. 

 

 

El guión es malo. Sabemos que Timothée Chalamet es un gran actor, que sabe interpretar situaciones complejas y expresar sentimientos en torno a puntos de la historia vital de los personajes (lo ha demostrado de sobra con Beautiful Boy, 2018 o Call me by your name). Woody Allen podría haber realizado otro “Match Point”. En este caso afrontando la crisis vital de un personaje que regresa temporalmente a su casa, sin un plan de vida y se confronta con los fantasmas de su familia. Pero no, decidió que era buena idea añadirle una pareja cómica, que además juega el rol de rubia tonta. (El guión es tan perezoso que en un momento dado Gatsby se encuentra con la hermana de su exnovia que es morena y bueno ya sabeis lo que pasa por que parece un libro de Lucía Etxebarria). 

Podemos deleitarnos la vista con otros actores famosos que pasaban por ahí. Liev Schreiber, Elle Faning, Diego Luna (interpretando a Diego Luna), Jude Law… 

La banda sonora nos recuerda todo el rato que estamos en una película de Woody Allen. Pianos con melodías tristes y música sacada del Fallout. 

Hay un punto interesante en esta película que tampoco se ha sabido explotar. Gatsby va sintiendo celos poco a poco de su novia, que está explorando la ciudad y sacando información de diferentes famosos para su artículo. Aún no se ha producido ningún amago de infidelidad, pero la perspectiva de Gatsby es de dependencia. Dependencia de una mujer que el espectador ve como vacía, pero el vacío de Gatsby es mayor. Pero no, es mucho mejor moverse en un terreno conocido y a lo fácil. 

La película es mala y no merece que paguemos la entrada para verla. Es de esas que si la echan por la tele la ves un rato para quedarte dormido. 

Vista en pase de prensa el 30 de septiembre en los cines Verdi de Barcelona

Distribuida en España por A CONTRACORRIENTE

Nota del autor:
3,0 ██ (Mala)

La película está en CARTELERA desde el 11 de octubre de 2019.

TRÁILER – V.O.S.E.:

Written by Francisco Xavier Cela

Comments