Título original: En du elsker (Someone You Love)
País: Dinamarca
Primera proyección: Alemania, 11 Feb. 2014 (Festival de Berlin)
Duración: 95 min.
Director:
Pernille Fischer Christensen  

Guión: Kim Fupz Aakeson, Pernille Fischer Christensen
Música: Varios
Género: Drama | Música
Reparto: 
Mikael Persbrandt, Trine Dyrholm, Birgitte Hjort Sørensen, Sofus Rønnov

“[…] Cine europeo de quitarse el sombrero […] una historia que arriesga en sus giros y nunca pierde el norte […] una cinta que puede pasearse por las carteleras del mundo sin ningún complejo y con la cabeza bien alta […]

De entrada, Alguien a quien amar (Pernille Fischer Christensen, 2014) no se presenta como una propuesta muy apetitosa. Cuenta la historia de un famoso cantautor danés afincado en Los Ángeles que vuelve a Dinamarca para grabar su nuevo disco; allí deberá, en contra de su voluntad, hacerse cargo de su nieto, al que apenas conoce. A bote pronto, argumento trillado y con muchos números para caer en el melodrama y/o el tedio.

Pues nada más lejos de la realidad. Quién apueste por ir a verla se encontrará un drama con un protagonista muy bien construido, un guion sólido que avanza con pasos seguros y cien minutos de metraje que nunca se relaja ni da pie al aburrimiento.

Lo primero que llama la atención es la elegancia que desprende cada plano. La puesta en escena del concierto de Thomas (Mikael Persbrandt, El Hobbit: La desolación de Smaug, 2013) con el que abre la cinta es una delicia, hasta el punto que poco importará que se repita un par de veces más de forma casi idéntica.

La sobriedad y el respeto con el que se muestra la imponente Dinamarca bajo la nieve son casi reverenciales y componen imágenes de una belleza cautivadora, creando una atmósfera de una profundidad acorde con lo que se nos está contando.

Y lo más complicado, el buen gusto con el que se trata los primeros planos en los momentos de tensión dramática muestran una sensibilidad que respalda el trabajo de guión (a cargo de la propia Pernille Fischer Christensen junto a Kim Fupz Aakeson –Perfect sense, 2011-), dotando al conjunto de una gran verosimilitud.

Todo en Alguien a quien amar resulta perfectamente creíble. Y es de justicia alabar el mérito que ello tiene en una historia que arriesga en sus giros y nunca pierde el norte. Cada paso está construido para hacer avanzar al protagonista en su transformación y llevarlo al clímax final, como mandan los cánones. Fácil de decir, complicado de ejecutar satisfactoriamente.

Los personajes están trazados correctamente, pero con Thomas se ha ido mucho más allá, dotándolo de una cantidad de matices y contradicciones que no solamente enriquecen la película, sino que sustentan todo el conjunto.

Esto hubiera podido quedar desmerecido si detrás no tuviese una interpretación a la altura de la que ofrece Mikael Persbrandt, amo y señor de la pantalla de inicio a fin. Su físico, su voz, sus gestos y su innegable talento, son las armas de las que se vale para dar empaque a esta especie de mezcla entre Joe Cocker y Tom Waits en su época menos experimental.

El resto del reparto queda un poco eclipsado. El debutante Sofus Ronnov está bien pese a los escasos contrastes que ofrece su papel de Noa, el nieto de Thomas. Con Julie, la hija del cantautor interpretada por Birgitte Hjort Sorensen (Autómata, 2014), nos encontramos con el mismo problema, que la limita a una actuación monocorde. Pero con Molly, la productora/colaboradora que encarna Trine Dyrholm (Un asunto real, 2012) y con Kate, la mánager a la que da vida Eve Best (El discurso del rey, 2010), vemos que se ha cometido un error bien distinto: las dos cumplen un rol parecido, que a grandes rasgos es ser la voz de la conciencia de Thomas; al estar poco diferenciadas entre sí probablemente hubiese funcionado mejor no dividir ese cometido en dos personajes, asumiendo uno solo todo el peso para darle más contenido.

Alguien a quien amar 2014 003No puedo terminar sin antes mencionar la enorme calidad de las canciones. Pagaría una entrada por ver un concierto de Thomas Jacob. La voz de Persbrandt es como un guante de terciopelo bañado en ginebra y roto por el paso del tiempo. Además, cada composición explica el status quo del protagonista usando potentes metáforas, contribuyendo con ello a la narración de la historia. El único pero, el tema con el que cierra la película, con una letra demasiado evidente y que queda por debajo de lo que hemos venido escuchando hasta el momento.

Poco más que decir. Cine europeo de quitarse el sombrero, con algún defecto que no afea el gran trabajo que se ha hecho, dando como resultado una cinta que puede pasearse por las carteleras del mundo sin ningún complejo y con la cabeza bien alta.

Distribuida en España por GOLEM
Vista en PASE DE PRENSA en CINES Boliche el 17 de Octubre de 2014, Barcelona.

Nota del autor:
8,0 ████████  (Muy buena)

Película en CARTELERA a partir del 24 de Octubre de 2014.

Written by Eloy Cabacas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.