Título original: Miele
País: Italia
Primera proyección: Italia, 01 May. 2013
Duración: 96 min.
Director:
Valeria Golino

Guión: Valeria Golino, Francesca Marciano, Valia Santella (Novela: Mauro Covacich)
Música: Varios
Género: Drama.
Reparto:
 Jasmine TrincaCarlo CecchiLibero De RienzoVinicio MarchioniBarbara RonchiRoberto De FrancescoValeria BilelloElena CallegariEastynn Chadwick

“[…] Una propuesta arriesgada, valiente, y ante todo, alejada de juicios éticos, que se resuelve de manera satisfactoria, en gran parte debido a su equilibrio entre la objetividad y la sensibilidad […] Capaz de conjugar un tema fundamental con una sugerente estética”

Valeria Golino es una actriz italiana que ha gozado de cierta fama internacional gracias a su intervención en películas como Rain Man (1988), Leaving Las Vegas (1995) o Frida (2002), además de haber ganado numerosos premios importantes en su país. Para su ópera prima tras las cámaras, Golino se enfrenta a una propuesta arriesgada, valiente, y ante todo, alejada de juicios éticos, que resuelve de manera satisfactoria, en gran parte debido a su equilibrio entre la objetividad y la sensibilidad. El resultado es Miel, basada en la novela de Mauro Covacich A nome tuo, que tuvo presencia en los Premios LUX del Parlamento Europeo, en los EFA, y en numerosos festivales el año pasado, recibiendo una mención especial del jurado en Un certain regard de Cannes.

Irene es una chica aparentemente normal. Está realizando una investigación en la facultad de medicina, parece que tiene novio, amigos, se lleva bien con su padre… Pero en realidad, su vida es otra. Profesionalmente, Irene se hace llamar Miel, y pertenece a un grupo que asiste a enfermos terminales para acabar con su sufrimiento, dentro del cual se siente completamente comprometida. Frente a su frialdad con respecto al proceso que aplica con precisión, cada persona a la que ayuda le deja un poso dentro, que se manifiesta de manera física en forma de taquicardias y hemorragias. Pero casi son más dolorosas las reacciones emocionales: Miel no quiere ligarse a nada ni a nadie, mantiene una relación con un hombre casado, se aísla del mundo a través de la música… Ella parece sin embargo adaptada a ese tipo de vida, hasta que se le plantea un fuerte problema moral: el encuentro con un hombre llamado Carlo Grimaldi. Todas las convicciones de Miel se van a ir poco a poco desmoronando, mientras asistimos a su proceso de transformación.

Golino nos va entregando la historia en pequeñas dosis, como un puzzle lleno de piezas que el espectador va juntando en su cabeza, y que finalmente se nos muestra totalmente completo en el que es el momento más duro de la película, del que no conviene desvelar más de lo necesario. Un momento que Golino rueda con una franqueza e inmediatez que podrían carearse perfectamente con un Michael Haneke. Pero si la escena es fundamental es sin duda porque en ella se produce una de las rupturas más radicales de la cuarta pared: Miel mira directamente a la cámara, implicando en lo que está haciendo al espectador, al que no sólo se atreve a enfrentarse de manera abierta y sin intermediarios, sino que le hace partícipe de la situación. Sabiéndose observada y descubierta, algo se quiebra en el interior de Miel (encarnada por una entregadísima Jasmine Trinca, La mejor juventud, 2003).

Miel es una película capaz de conjugar un tema fundamental con una sugerente estética, a través de la cual deja abierto de nuevo el debate: ¿qué se debe hacer, dar a aquellas personas que no tienen remedio (físico o mental) la posibilidad de una muerte digna, o dejar que la vida siga su curso y el final les llegue de manera natural? O, lo que es peor, ¿dejar que, a falta de ayuda, busquen remedios más denigrantes? Golino no da respuesta a estas preguntas, y deja que cada cual reflexione sobre lo que ha visto. Un trabajo delicado y meritorio que respeta los valores, la capacidad de decisión, y, por encima de todo, la vida, y que evidencia el talento de esta nueva directora ante la que nos encontramos.

Distribuida en España por GOOD FILMS
Vista en PASE DE PRENSA el Jueves 03 de Abril de 2013 en CINES PRINCESA, Madrid.

 

Nota del autor:
7,0 ███████ (Buena)
No realizado.Película en CARTELERA a partir del 11 de Abril de 2014.

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

 

Sandro Fiorito
Esta es la película de una historia, pero básicamente de un personaje. De una mujer. De un enigma. Aunque la apariencia inicial del rol interpretado por una sobresaliente Jasmine Trinca deje ver a una persona tétrica y metódica que se dedica a apagar las vidas de los enfermos que ya no soportan prolongar su sufrimiento, lo cierto es que ella se hace llamar Miel. Miel como el dulzor de esa mirada infantil que le brilla en ocasiones, arrancada de las entrañas de la soledad (y es que se puede estar sólo incluso acompañado). Miel como la muerte que se extiende, dulce y silenciosa, sobre quienes se van sin hacer ruido y por voluntad propia, al ritmo de una melodía de Bach. Miel como la sonrisa repleta de sinceridad que puede llegar a lucir este personaje. Valeria Golino ofrece como resultado una película absorbente y con escenas llenas de fuerza, que transita el terreno más dramático sin necesidad de manipular nuestros sentimientos con descaro, vistiendo de belleza y armonía una historia de sufrimiento. El sufrimiento de Miel, el de sus asistidos, el de aquellos con quienes ésta se relaciona. Una película con muchas reflexiones y llena de interés no sólo por la trama, sino también por todos los detalles que deja la buena dirección de Golino, entre los que también destaca una banda sonora diferente, compuesta por varios temas que se integran a la perfección con la atmósfera de la cinta. 7.

Written by Sofia Pérez Delgado

Redactora de LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.