Título original: After Hours
Título alternativo: Después de hora
(Argentina / Perú)

País: Estados Unidos
Primera proyección:
EEUU, 13 Sep. 1985 (Limitado)
Duración:
94 min.
Director:
Martin Scorsese

Guión: Joseph Minion

Vibrante, divertida y muy entretenida comedia negra dirigida por Martin Scorsese (“Taxi Driver”, 1976), con guión del infructífero Joseph Minion, quien jamás volvió a repetir o acercarse de lejos al éxito conseguido en esta película habiendo intervenido hasta la fecha en sólo seis guiones más, incluyendo el de la irregular “Besos de Vampiro” (1988), protagonizada por Nicolas Cage. Griffin Dunne (“Un hombre lobo americano en Londres”, 1981), protagoniza con soltura y calidad la historia vivida por su solitario protagonista, un empleado de una compañía informática que se dispone a pasar una buena noche de diversión después de un duro de trabajo.

El exquisito humor inteligente del que está compuesto la película irá siguiendo a su personaje, Paul Hackett (Dunne), durante toda la duración del metraje a través de una atmósfera muy conseguida, en la que el protagonista vivirá todo tipo de alocadas e inesperadas situaciones que se convertirán en una maraña de la que no podrá deshacerse.

Todo comienza cuando conoce a Marcy (Rosanna Arquette) una agradable joven mientras hace boca y lee su libro favorito en un bar. La noche promete y el plan es sencillo: conquistar a la chica y conseguir pasar un rato agradable, pero según pasan las horas todo se va complicando y el escenario en el que se desarrolla la acción, el SoHo, uno de los entonces peores barrios de Nueva York, no contribuye a mejorar la situación del desesperado Hackett.

El célebre Howard Shore (“Promesas del Este“, 2007) compone una banda sonora extraña, envolvente y hasta cierto punto atosigante, pues ese ruido de agujas de reloj intercaladas con las partituras transmite al espectador el nerviosismo del protagonista de la cinta. Además, se incluyen más detalles en el apartado musical, tales como la “Symphony in D-Mayor, K-73N, 1st Movement” de Mozart, o la preciosa “Air Overture Nr. 3 in D” de Johann Sebastian Bach, piezas que poco o nada pegan con las “Sevillanas” de Manitas de Plata que suenan a todo volumen en un taxi que aparece en una de las escenas más gratas de la película.

Plausible trabajo de Martin Scorsese, que ofrece una notable comedia de agradable y rápida degustación, ideal, por supuesto, para ver tranquilamente en casa durante una noche apagada. Seguro que esta se enciende gracias a al resultado sin desperdicio de “After Hours” (título genial, dicho sea de paso, tanto en su modelo original como en su traducción en España).

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

Written by Sandro Fiorito

Cofundador de LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.