Título original: Mon oncle
País: Francia
Primera proyección: Francia, 10 May. 1958
Duración: 117  min.
Director:
Jacques Tati
Guión: Jacques Tati (con la colaboración arística de Jacques Lagrande y Jean L’Hôte)
Música: Franck Barcellini, Alain Romans, Norbert Glanzberg
Género: Comedia.
Reparto:
Jacques Tati, Jean-Pierre Zola, Adrienne Servantie, Lucien Frégis, Betty Schneider, Jean-François Martial, Dominique Marie, Yvonne Arnaud, Adelaide Daniel, Alain Bécourt, Régis Fontenay, Claude Badolle, Max Martel, Nicolas Bataille

“[…] El espectador se ve inmerso en una sonrisa prolongada y sostenida […] Contrasta la frialdad, el aburrimiento y la deshumanización del barrio rico con el espíritu alegre y cálido del barrio humilde […] Destila fantasía, ingenio, realismo, atención al detalle y afición por el trabajo bien hecho […]”

Tercer largometraje de Jacques Tati (1907-1982), el de más éxito y según algunos el mejor de los 6 que realizó. Escriben el guión Jacques Tati, Jacques Lagrange y Jean l’Hôte. Se rueda en exteriores de París, Créteil y Saint-Maur-des-Fossés y en los platós de Studios de la Victorine (Niza). Obtiene un Oscar (película de habla no inglesa) y el Premio Especial del Jurado (en el Festival de Cannes).La acción dramática tiene lugar en París en 1957. 

El señor Hulot (Jacques Tati) visita a su hermana Adrienne (Adrienne Servantie), su cuñado Charles (Jean-Pierre Zola) y su sobrino Gérard (Alain Bécourt), en su nueva casa automatizada y de diseño futurista. Hulot vive en una habitación construida sobre el terrado de una vieja casa de un barrio modesto de París. Es soltero, solitario y de pocas palabras. Fuma en pipa, lleva gabardina y sombrero. Calza botines y calcetines a rayas. Es afable, educado y ceremonioso. Sin pretenderlo, provoca con sus torpezas y descuidos situaciones calamitosas. Su sobrino Gérard siente por él una gran simpatía. El film es una comedia de humor en la que la visualidad y los sonidos (zumbidos, golpes, timbrazos, compresoras, martillos, motores…) tienen gran importancia. Los diálogos son breves y escasos. Se inspira en  Charles Chaplin, Buster Keaton, Harold Lloyd y otros actores de cine mudo. La obra se presenta muy trabajada. Llevado de sus afanes perfeccionistas, Tati suma tomas precisas, decorados muy pensados y una sucesión de gags ricos en elegancia y vis cómica. El espectador se ve inmerso en una sonrisa prolongada y sostenida. Tati es una reducción de Tatischeff, apellido completo del realizador.

La película contrasta la frialdad, el aburrimiento y la deshumanización del barrio rico con el espíritu alegre y cálido del barrio humilde. En éste la gente se reúne en la plaza, en el mercado y en la taberna. Son personas sencillas, que se conocen, se ayudan y se sienten parte activa del barrio, que funciona a la manera de un pequeño pueblo dentro de la gran ciudad.

La obra se burla del afán burgués de ser moderno y poseer los útiles más avanzados del mercado, de las incomodidades de la mecanización, de la opresión que ésta ejerce sobre la ama de casa, de la falsa superioridad de lo moderno sobre lo antiguo, de la fatua modernidad basada en una tecnología de electrodoméstico sin referencias culturales, de las manías obsesivas por la mecanización, de las constantes averías de las mecanismos automatizados, del culto a las apariencias, etc. En el barrio rico abunda el vacío, la despersonalización y el aburrimiento. Por ello Gérard huye de él en compañía de su tío. Lo mismo hace el perro salchicha, que se escapa para jugar con otros perros. Trata con cariño y respeto a los niños y a los animales domésticos (perros, canario…).

Construye una divertida galería de personajes hilarantes, como el barrendero parlanchín, la hija adolescente del propietario de la casa donde vive Hulot, el presidente de la fábrica de plásticos, la madre con manías obsesivas por la limpieza, la vecina boba, la sirvienta aterrada por la tecnología, etc.

La música, de Alain Romans y Frank Barcellini, es alegre, pegadiza y repetitiva. Tiene el aire de la que acompaña a los payasos en el circo. Juega con tres temas: el fox lento (“Mon oncle”), el jazz-blues (“Blues des troi maillets”) y el vals (“La vieux quartier”). El tema principal es el fox. La fotografía, de Jean Bourgoin, en color (eastmancolor), crea planos de conjunto que incorporan varios gags simultáneos, se sirve de planos fijos, muestra preferencia por los planos llenos de personajes que actúan y resalta los gags visuales. Sin línea argumental definida, la obra destila fantasía, ingenio, realismo, atención al detalle y afición por el trabajo bien hecho.

Nota del autor:
9,0 ████████
█ (Excelente)
Promedio de notas:
8,0
████████ (Muy buena)
Filmaffinity: 7,8 | CINEol: 7,5 | IMDB: 7,8 | LGEcine: 9,0

Escuchar BSO (Enlace externo)

Written by Miquel Alenyà

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.