“Cada pocos minutos ocurre algo que nos catapulta hacia adelante, imprimiendo un ritmo adictivo a la película […] “Alacrán enamorado” rezuma trabajo bien hecho unido a corazón e inteligencia. Si aún hay quien cree que no se hace buen cine en este país, tiene ante sí una buena oportunidad para cambiar de opinión

Las historias de skins suelen apetecerme. Es un subgénero que desborda acción, drama humano y personajes potentes con una fuerte evolución. Si a eso le sumas que nunca le hago ascos a una película de boxeo, ya os podéis imaginar con qué ganas entré al pase de Alacrán enamorado.

Los primeros minutos me dejaron un poco frío: una escena inicial que no me llegó lo debido junto a unos créditos de inicio demasiado resultones para el tipo de cinta que me esperaba. Pero está contada de un modo inteligente, y eso hace que sin duda la historia enganche desde el principio y durante todo el metraje. El guión dedica unas escenas a mostrarnos el mundo de Julián (Álex González, Combustión, 2013), un skin que pasa el tiempo entre mítines fascistas y palizas a inmigrantes. Pero en lugar de pasearse por los tópicos manidos del subgénero, pronto se preocupa de empezar con la evolución del protagonista, siendo el punto clave y que enfocará el resto de la película su recién descubierta vocación por el boxeo.

La trama avanza a golpe de conflictos, y con éstos Julián y su concepción de la vida. Como un reloj, cada pocos minutos ocurre algo que nos catapulta hacia adelante, imprimiendo un ritmo adictivo a la película. Pero nunca lo hace descuidando a los personajes, sino haciéndolos partícipes de la acción de un modo completamente activo. Escenas de un calado emocional potente que otros guionistas reservarían para más adelante, tienen presencia aquí desde bien temprano. Eso da un gran espacio a los personajes principales para crecer, porque están ocurriendo cosas en sus vidas que les permiten cambiar.

Julián está tratado con mucha dedicación y se nota que hay un minucioso trabajo detrás. Su evolución como boxeador va en paralelo con su transformación como persona. El otro papel mimado es el de Carlomonte, interpretado por Carlos Bardem (Celda 211, 2009), que también es el autor de la novela y el coguionista; en él da vida a un entrenador de boxeo con claroscuros en la mejor línea del Frankie Dunn de Million Dollar Bab”. Si algo hay que achacar al guión es que se echa en falta que se cierre de un modo más claro la trama de Franky, puesto que como personaje tiene una importancia elevada en el desarrollo de la historia.

La dirección corre a cargo de Santiago A. Zannou (El truco del manco, 2008), que coescribe el guión. Consigue plasmar de forma estética una historia que sin duda es de personajes, sabiendo cuándo ser sobrio para centrar la atención en los intérpretes y cuándo dar rienda suelta a su creatividad con la cámara. Destacar sobre todo los combates de boxeo, que en sus mejores momentos recuerdan a los que rodó Michael Mann en Ali (2001), y que consigue dar una gran sensación de dinamismo y evolución en los montajes musicales de los entrenamientos de Julián, apoyado por las buenas elecciones musicales de Wolfrank Zannou. El pero está en las escenas de cama, que son bastante calcadas y podría haber ofrecido alguna variante.

Álex González consigue construir un Julián “Alacrán” López totalmente creíble no solamente como boxeador, sino también a nivel humano; Carlos Bardem imprime tanto carisma y sensibilidad a Carlomonte que hace que merezca una película para él solito. Judith Diakhate (La noche de los girasoles, 2006), la única mujer del reparto, dota de verosimilitud un papel que no era nada fácil de resolver; hacer un inciso para agradecer que el personaje femenino tenga un peso real en la historia y no sea una mera comparsa. Hovik Keuchkerian (Los días no vividos, 2012) hace grande con su interpretación a Pedro, rol que en otras manos podría haber pasado desapercibido. Javier Bardem (Skyfall, 2012), la estrella más internacional del país, hace de Solís un líder neonazi de los que asustan por su total falta de alma bajo un discurso enérgico y acalorado. Pero el triunfador dentro de un buen reparto es Miguel Ángel Silvestre (“Los amantes pasajeros”, 2013); muy lejos de lo que nos tiene acostumbrados, crea en Luís a un líder de la “manada” despiadado y cruel pero a la vez cargado de inseguridades y miedos.

Por último comentar que el final es muy inteligente. Pudiendo optar por varias soluciones, se ha escogido primar la coherencia de la evolución del protagonista. Esto, que debería ser siempre así, por desgracia no es común. Alacrán enamorado rezuma trabajo bien hecho unido a corazón e inteligencia. Si aún hay quien cree que no se hace buen cine en este país, tiene ante sí una buena oportunidad para cambiar de opinión.

Distribuida en España por Alta Films.
Vista en PASE DE PRENSA el 10 de Abril de 2013 en los Cines Reinoir Florindablanca, Barcelona.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)
Promedio de notas:
No realizado. Película en CARTELERA a partir del 12 de Abril de 2013.
FilmAffinity: — | CINeol: — | IMDb: — | LGEcine: 7,0

 

 

IMÁGENES DE LA PELÍCULA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

PHOTOCALL en Barcelona
RESUMEN DE LA RUEDA DE PRENSA

Asistimos a la rueda de prensa con Santiago A. Zannou, Carlos Bardem, Álex González, Judith Diakhate, Miguel Ángel Silvestre, etc. Estas son algunas de las declaraciones más interesantes que Eloy Cabacas recogió para LGEcine.

Carlos Bardem y Santiago A Zannou:

“Alacrán enamorado” es una fábula urbana del fascismo 2.0.

Se trata de retratar los nuevos fascismos que están surgiendo en Europa.

Al final se trata de dar una opinión, no solamente acción.

Carlos Bardem:

El odio inhabilita para boxear y para vivir.

En momentos de crisis hay gente que está dispuesta a aceptar cualquier culpable.

La gente cuando está cabreada puede llegar a hacer muchas tonterías.

Clip de audio: Comentario de Carlos Bardem en la rueda de prensa.

Álex González:

Me costó tanto entrar como salir del personaje porque tenía que ser Julián veinticuatro horas al día para ofrecer verdad.

Judith Diakhate:

En la película, la mujer no es bien recibida en un ambiente de hombres.

Miguel Ángel Silvestre:

Luís está muy asustado porque teme quedarse solo.

Written by Eloy Cabacas

Redactor jefe (Noticias)

Comments

No Comments

librosagogo

Tendré que esperar a ir a España para ir a verla. La verdad, es que me parece una película interesante.

Un saludo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *