Retour à Ithaque  (Laurent Cantet, 2014) – 95 min

Regreso a Ítaca es el nuevo drama del famoso director francés, Laurent Cantet (La clase, 2008), escritas por él mismo, junto con Leonardo Padura. Una película de marcado carácter teatral.

Una noche, una azotea, cinco personajes y unos diálogos intensos, son las herramientas que Cantet utiliza para contarnos lo que en principio puede parecer una salvaje crítica a la sociedad cubana (y de hecho, lo es), pero que está más cerca de una reflexión filosófica sobre la vida. Una retrospectiva a las creencias e ideales juveniles, desde una visión actual notablemente cínica, propiciada por el peso de los años y las desilusiones. El trasfondo ideológico-político sirve más que nada para dotar a la historia de un contexto histórico con un punto de partida de por sí dramático: la revolución cubana. Un contexto que evoluciona a la par que los personajes, partiendo del idealismo inicial al desencanto posterior.

El título ya es bastante esclarecedor. Una rica metáfora para hablarnos de forma concisa de algo tan complejo como la propia vida. Tal y como escribió el poeta Konstantinos Kavafis: “Cuando emprendas el viaje hacia Ítaca debes rogar que el viaje sea largo, lleno de peripecias, lleno de experiencias”. Versos pertenecientes al poema versionado más tarde por el cantautor catalán Lluis Llach. Ítaca aparece también en la literatura universal, siendo el lugar de destino del famoso personaje Ulises; quien tras un largo viaje de veinte años (con sus correspondientes aventuras y vivencias), regresa a su tierra, Ítaca, donde le esperan su esposa e hijo.

Ítaca, esa paradisíaca isla griega, que en esta película es sustituida por una azotea de la ciudad de La Habana; pasa a simbolizar el camino de la vida. Camino que necesariamente conlleva vicisitudes, pero también aprendizaje, experiencias. Experiencias que poco a poco van conformando nuestra memoria y, por ende, lo que somos. Como dice el propio protagonista: “Me fui de Cuba para olvidar. Y ya no puedo volver a escribir. Si no tenía recuerdos, ¿cómo podría entonces?”
ItacaÍtaca es pues el camino de la vida. Un lugar con diferentes vistas para cada persona. Hay quienes admiran el azul de sus aguas, y quienes caen en las redes de sus afilados acantilados. Dicha reflexión se hace posible gracias a la entregada interpretación de la totalidad del elenco, el cual nos ofrece además, un sincero retrato de aquello único que no parece estropearse con el paso del tiempo: la amistad. Si bien podemos perder el valor, nuestras inquietudes, sueños, la fe… no somos capaces de desprendernos de esas viejas amistades que consiguen que al regreso logremos “sentirnos en casa”, por más vueltas que hayamos dado en nuestro camino.

Y así, y a pesar de las intensas emociones que el filme es capaz de crear en el espectador; se peca en ocasiones de un ritmo forzado, con conversaciones que bailan continuamente entre lo banal y lo trascendental, entre el reproche y las bromas. Un vaivén que resulta algo difícil de digerir con naturalidad pero que, en cualquier caso, queda en un segundo plano ante la fuerza interpretativa de unos personajes que nos hablan con una cruenta veracidad, de sus alegrías así como sus miserias.

A modo de conclusión, citaré las palabras de uno de los protagonistas: “si les robaron la vida, fue porque ustedes se la dejaron robar”.

Distribuida en España por GOLEM.
Vista en PASE DE PRENSA en Cines Golem el 14 de abril, Madrid.

 

Nota del autor:
9,0 █████████  (Excelente)

Película en CARTELERA a partir del 17 de abril de 2015.


PHOTOCALL

El director y guionista francés Laurent Cantet ha estado en Madrid con motivo de la promoción de su film Regreso a Ítica. Fotos de Guadalupe Larrey para LGEcine.

 

TRÁILER

Written by Guadalupe Larrey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.