Título original: Epizoda u zivotu beraca zeljeza (An Episode in the Life of an Iron Picker)
País: Bosnia y Herzegovina
Primera proyección: Alemania, 13 Feb. 2013 (Festival Internacional de Berlín)
Duración: 75 min.
Director:
Danis Tanovic 

Guión: Danis Tanovic

“[…] Una portentosa película que lo gana todo con su historia, tan real como asombrosa por lo preciso de su narración y la naturalidad con la que se plasma […] Una verdad que impacta y hace que te lleguen sus personajes”

El espectador medio debería atreverse con este tipo de películas. Son cintas engendradas en cualquier rincón del mundo en el que pueda saltar un chispazo de creatividad, cine llegado de países que generalmente no se abren hueco en la taquilla internacional, ya no sólo por su modesta distribución sino por la falta de confianza de quienes se desplazan a una sala de cine y, por asegurar el tiro, anteponen la opción más comercial sobre cualquier otra. A modo de recordatorio: bazofias comerciales nos las hemos tragado todos, aún estando respaldadas por el renombre de los directores, guionistas y actores con más currículum, todos ellos protegidos por el sello de las más grandes productoras. Comercial no es sinónimo de calidad ni garantía de absolutamente nada. Así que, a veces, hay que ser valiente e ir a por esa película de la que apenas habrán sesiones y que tan poco durará en la cartelera. Cintas para quien se deja seducir por historias de verdad.

Cintas como La mujer del chatarrero, que en este caso está tejida por un realizador que no se ha caído de una parra y que debutó en esto del cine ganando nada menos que un Oscar por su En tierra de nadie (2001), que cosechó más de cuarenta galardones internacionales. Aquí, nos habla de un hecho real: una familia marginal sumida en la más absoluta pobreza añade a su vida, que ya es un problema de por sí, un nuevo quebradero de cabeza, el más grave. Senada (Senada Alimanovic) debe ser intervenida quirúgicamente de urgencia, pero al no disponer de tarjeta sanitaria, debería abonar para ello un dinero que su familia no tiene. Así, el bueno de Nazif (Nazif Mujic), cuyo sustento es el de la recogida de chatarra, busca desesperadamente la manera de salvar la vida de su mujer, mientras se pregunta por qué siempre son los mismos los que tienen que sufrir.

La mujer del chatarrero no es sólo una denuncia al sistema sanitario referido o un retrato del lamentable modo de vida que deben afrontar muchísimas familias de todo el mundo. Nos enseña lo más profundo de la pobreza y da una lección sobre cómo lo más bello reside precisamente en la unión entre personas, algo que a veces parecemos olvidar. Lo más preciado es sobrevivir junto a los tuyos aún ahogados en la más cruda miseria. Ver cómo una simple copa en un bar hace brillar los ojos de sus protagonistas, como si fuera el mayor de los lujos que puedan permitirse en una ocasión especial, emociona.

La película, más que un retrato de una realidad, parece la filmación documental cámara en mano de la propia realidad, y es que no en vano está interpretada por las propias personas que la padecieron: hablamos de un reparto no profesional, que afronta su primer papel en la pantalla, algo que no ha evitado hacerse con el Oso de Plata de Mejor actor a Nazif Mujic. Sus deficiencias técnicas (que incluso benefician a la estética documental) o algún borrón interpretativo como las incontenibles miradas de las niñas a cámara no son más que meras anécdotas de una portentosa película que lo gana todo con su historia, tan real como asombrosa por lo preciso de su narración y la naturalidad con la que se plasma este drama que es una verdad que impacta y hace que te lleguen sus personajes. 

Distribuida en España por GOLEM
Vista en PASE DE PRENSA el Martes 18 de Febrero de 2013 en CINES GOLEM, Madrid.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

Película en CARTELERA a partir del 28 de Febrero de 2013.

Written by Sandro Fiorito

Cofundador de LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.