Título original: Electrick Children
País: EEUU
Primera proyección: Alemania, 10 Feb. 2012 (Berlin International Film Festival)
Duración: 96 min.
Director:
Rebecca Thomas  

Guión: Rebecca Thomas
Música: Eric Colvin
Género: Drama | Adolescencia. Religión. Cine independiente USA
Reparto:
Julia Garner, Rory Culkin, Liam Aiken, Bill Sage, Cynthia Watros, Billy Zane, John Patrick Amedori, Rachel Pirard, Cassidy Gard, Paola Baldion, Guy Camilleri

“[…] Una de las grandes virtudes del guion escrito por la misma Rebecca Thomas, es la ternura e ingenuidad […] Referente a la música, el chasco ha sido mayúsculo […] “

Hay películas por ahí que están pensadas para ser extrañas, buscándolo con ahínco. Electrick Children (Rebecca Thomas, 2012) quiere contar con una naturalidad pasmosa una historia que por lo menos se puede tildar de marcianada.

Rachel (Julia Garner, Sin City: una dama por la que matar, 2014) es una chica de quince años que vive en una pequeña comunidad mormona perdida en Utah. Un día encuentra una cinta de rock’n’roll y al escucharla se queda embarazada, así que decide escaparse en busca del cantante de la canción, convencida de que es el padre del niño inmaculado.

Hay que reconocerle originalidad, eso seguro. Pasar de una vida casi monacal al desenfreno que supone dejarse llevar por el mundo del rock es un claro camino de descubrimiento y experimentación con lo prohibido. Y pudiendo, caer en regocijarse en los vicios del walk on the wild side, siempre se mantiene en un plano de profundidad y trascendencia en que lo importante, más que ese choque frontal con lo opuesto, es la búsqueda del yo interior.Electrick-Children

Otra de las grandes virtudes del guion escrito por la misma Rebecca Thomas, es la ternura e ingenuidad con que se representa a la protagonista y a su hermano de la comunidad, Will (Liam Aiken, Camino a la perdición, 2002), jóvenes bondadosos en una situación que les supera. Cada cual tomará una actitud diferente pero igualmente comprensible.

Pese a estas consideraciones de carácter positivo, el guion es bastante defectuoso. Lo que más llama la atención es el hecho de que por haber introducido un elemento “mágico” en un entorno realista, Thomas crea que puede ignorar por completo las reglas de la narración. El caso más escandaloso es el Deus ex machina con la irrupción del personaje de Tim (Bill Savage, Frío en Julio, 2014), que es de juzgado de guardia.

La voz en off ya hemos repetido millones de veces que es un recurso cutre en el 99% de los casos; aquí se disimula dignamente con las grabaciones en el casete, pero el problema viene cuando se repiten hasta la extenuación y encima lo hacen para lanzar metáforas más que obvias que vienen a decir “¡oye, esto pasa por aquello, por si no te había quedado claro las otras tres veces!”.Electrick-Children

Mientras la actitud de Rachel siempre es suficientemente coherente, incluso con la dificultad que entraña tratándose de una chica que cree que una cinta de rock la ha embarazado, los personajes secundarios suelen comportarse de un modo errático. Su toma de decisiones pocas veces está justificada como para resultar verosímiles.

Siendo como pretende una película indie, la cámara va plenamente ligada al concepto: imágenes muy bellas en contraste con otras dignas de Vídeos de primera, mucha sobriedad visual en el campo vs exuberancia de colores en la ciudad, etc.

La interpretación de Julia Garner está más que bien, siendo el faro de todo el metraje. Liam Aiken tiene su momento de gloria, en el que por fin deja de tener cara de indignación y nos da el rato más divertido con diferencia. Rory Culkin (Scream 4, 2011) llena de sentimientos a su Clyde, encarnando en él a un niño perdido y asustado. Pero Bill Savage podría haber hecho mucho más en el papel de Tim, que queda muy desaprovechado.Electrick-Children

Referente a la música, el chasco ha sido mayúsculo. Pensaba que con un poco de suerte iba a encontrar un repaso por los grandes momentos del rock, o por lo menos que este iba a estar presente de un modo más protagonista durante la historia. Pero nada, todo muy soft y al estilo indie. Pero como vende más llamarlo rock…

Con todo lo dicho, no sabría si recomendar Electrick Children a alguien. En parte, los errores de bulto en el guion hacen que se me quiten las ganas, pero a escribir se aprende. Y la originalidad del planteamiento y las virtudes ya comentadas crean un todo especial, así que vale la pena ir a verla.

Nota del autor:
6,0 ██████ (Correcta)

Película en CARTELERA a partir del 5 de Noviembre de 2014.

Written by Eloy Cabacas

Redactor jefe (Noticias)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *