Muerte entre las flores (1990)

Título original:Miller’s crossing
Títulos alternativos: De paseo a la muerte (Argentina / Perú / Uruguay)
País: Estados Unidos
Primera proyección: España, 20 Sept. 1990 (Festival de San Sebastián)
Duración: 115 min.
Director: Joel Coen, Ethan Coen 
Guión: Joel Coen, Ethan Coen (basado en las novelas “Red Harvest” y “Glass Key” de Dashiell Hammett)
Música: Carter Burwell
Género: Cine negro. Drama.
Reparto: Gabriel Byrne, Marcia Gay Harden, John Turturro, Jon Polito, J.E. Freeman, Albert Finney, Mike Starr, Al Mancini, Richard Woods, Steve Buscemi, Olek Krupa, Michael Jeter, Lanny Flaherty, John McConnell, Sam Raimi, Frances McDormand

“[...] Una recreación del cine negro americano clásico, realizada con sentimientos de admiración, simpatía y homenaje […] Pocas veces el cine ha ofrecido una imagen tan descarnada y terrorífica del mundo del crimen […]”

Tercer largometraje de los hermanos Joel y Ethan Coen, realizadores, productores y autores del guión. Éste se inspira libremente en las novelas “Red Harvest” (1929) y “Glass Key” (1931), de Dashiell Hammett (1894-1961). Se rueda en escenarios reales de Nueva Orleans (Louisiana), con un presupuesto estimado de 14 M USD. Nominado a la Concha de oro, gana la de plata (Fest. San Sebastián). Producido por Ethan y Joel Coen para Circle Films y Fox, se proyecta por primera vez en público en agosto de 1990 (San Sebastián).

La acción dramática tiene lugar en 1929, poco antes del estallido de la crisis económica, en una ciudad no especificada de la costa este de EEUU. Tom Reagan (Gabriel Byrne, “Excalibur” 1981), “Sospechosos habituales” 1995, “El fin de los días” 1999), consejero y mano derecha de Liam “Leo” O’Bannon (Albert Finley, “La sombra del actor” 1983, “Antes que el diablo sepa que has muerto” 2007), gángster de origen irlandés que domina la ciudad, trata de evitar una guerra de bandas entre éste y Johnny Caspar (Jon Polito,  “Corrupción en Miami” | Serie TV 1984-1990, “El cuervo” 1994, “El hombre que nunca estuvo allí” 2001), ambicioso gángster de origen italiano. No lo consigue, por lo que decide emprender una extraña y oscura aventura de colaboración con Caspar. Tom es sumamente inteligente, manipulador y aficionado a las apuestas ilegales. Mantiene en secreto su relación sentimental con Verna (Marcia Gay Harden, “Mystic River” 2003). Leo es refinado, elegante, algo blando y está enamorado de Verna. Johnny es radical, ambicioso y vengativo: desea la muerte de Bernie Bernbaum (Turturro), “el trapero”, un estafador de poca monta que ha puesto al descubierto uno de sus “tongos”. Verna es joven, seductora, luchadora y desea sobre todo proteger a su hermano Bernie. Eddie, “el danés” (J.E. Freeman), mano derecha de Johnny, es brutal y despiadado.

El film suma crimen, drama, acción, mafia y thriller. Constituye una recreación del cine negro americano clásico, realizada con sentimientos de admiración, simpatía y homenaje. La redacción del guión supuso un gran esfuerzo que provocó en los hermanos Coen una crisis de fatiga y estrés, que afrontaron dejando de lado el trabajo durante unas semanas, que dedicaron a la elaboración del guión de la película siguiente, “Barton Fink“, 1991, relato de un autor que sufre un bloqueo mental por estrés. Los personajes principales están extraídos de la novela “Glass Key” (1931), de Hammett. La forma retorcida de actuar del protagonista Tom está tomada de la novela “Red Harvest“, del mismo autor. La obra es una película de cine negro de gran nivel, elaborada con afición manifiesta por el género y con deseos de recrearlo en términos adecuados a los gustos del espectador contemporáneo. Compone una visión detallada y apasionada del mundo del crimen organizado en EEUU durante la “ley seca” y, por extensión, en la actualidad. Lo que más interesa a los autores es reflejar la brutalidad de los métodos empleados por los criminales, su carácter sanguinario y atroz, su desprecio por la vida de las personas, su interés por las apariencias y sus terribles contradicciones éticas. Pocas veces el cine ha ofrecido una imagen tan descarnada y terrorífica del mundo del crimen.

Una de las principales virtudes del film es la brillantez visual con la que explica la historia y deja al descubierto del buen observador las indicaciones que contiene el subtexto de la misma. En su tercera y última colaboración con los hermanos Coen, Barry Sunnenfeld (“Sangre fácil” 1984, “Misery” 1990) nos deja unas imágenes conmovedoras, crueles e impactantes, construidas con un nivel insólito de perfección, armonía y belleza plástica. Con la ayuda de colores terrosos, ocres, marrones y toques de azul marino, consigue crear atmósferas “negras” de una fuerza expresiva sorprendente. Hace uso de iluminaciones contenidas y de un cromatismo denso, que le permiten componer secuencias de claroscuros tenebrosos, que evocan la pasión de Rembrandt y la fuerza de Caravaggio. A través de ellas explica la desolación y la desesperación que rigen el mundo que habitan los protagonistas.

El título original, “Miller’s Crossing”, hace referencia al nombre del lugar en el que aparece muerto Mink y donde hacia el final se separan Tom y Leo. El rodaje se hace en Nueva Orleans, por su apariencia de abandono, decadencia y soledad. El fetichismo de los autores hace acto de presencia a través de la importancia y el significado que dan al sombrero de Tom, símbolo de su categoría, sus cualidades superiores, su seguridad y su autoestima.

En el argumento se cruzan dos triángulos amorosos: el formado por Verna, Leo y Tom, y el formado por Bernie, Mink (Steve Buscemi, “El gran Lebowski” 1998) y Eddie. Ambos sirven como mecanismos de generación de acción. La cinta se presenta salpicada del humor negro y macabro que caracteriza a los Coen. El nivel de violencia es elevado: el número de muertos por actos violentos se eleva a 14 (“Miller’s Crossing”, Wikipedia). Hay varias referencias a películas clásicas, como el cartel de la pared de la casa de “Drop” Johnson, que anuncia una velada de boxeo en la que participa Lars Thornwald, nombre del personaje que encarna Raymond Burr en “La ventana indiscreta” (Alfred Hitchcock, 1954).

La banda sonora, de Carter Burwell (“Fargo” 1996, “Cómo ser John Malkovich” 1999, “No es país para viejos” 2007, “Valor de ley (True Grit)” 2010), combina música e imágenes de un modo ajustado, creando la sensación de que las imágenes se transforman en música y de que ésta se hace visible a través de las imágenes. La partitura original incluye como tema principal una melodía (clarinete) que evoca “El lamento de Limerick“, canción irlandesa del XVI. Como música añadida se ofrece la canción “Goodnight Sweetheart“, sobre la pelea de Leo y Tom en el Club Shenandoah, y la titulada Danny Boy, que acompaña la salida de Leo de su casa envuelta en llamas. La fotografía, en color (duart) y panavisión, combina encuadres estáticos, en movimiento y planos de detalle (sombrero). No faltan los planos repulsivos (vómito) y trágicos.

Referencias
Cf. Oti RODRÍGUEZ MARCHANTE, “Muerte entre las flores” (ABC), ‘Antología crítica’, págs. 542-543, T y B Editores, Madrid 2002. 

Nota del autor:
8,0
 ████████ (Muy buena)
Promedio de notas:
8,0
████████ (Muy buena)
Filmaffinity: 7,9 | CINEol: 7,8 | IMDB: 8,0 | LGEcine: 8,3

COMENTARIOS DEL EQUIPO DE LGE

Sandro Fiorito
“Entre lo bonito, tranquilo y sombrío de su fotografía fluyen todos los tenebrosos personajes de esta grandiosa película, apoyada en una historia de gángsters que recuerda el género sin imitar a ninguna otra obra. Absolutamente original, sorprendente y atractiva. La mejor de los hermanos Coen y quizá el mejor papel de la carrera de Turturro”. 8

LO QUE SE DICE EN TWITTER
“De ‘Muerte entre las flores’ destaco el guión maravilloso, la increíble fotografía y lo inmensos que están todos los actores. Peliculón” @javiertaeno

CAPTURAS

About these ads