2001: Una odisea en el espacio (1968)

Título original: 2001: A Space Odyssey
Títulos alternativos: 2001: Odisea del espacio
(Argentina / México / Perú)

País: Reino Unido
Primera proyección: EEUU, 2 Abr. 1968 (Washington, D.C.) (premiere)
Duración:
139 min.
Director:
Stanley Kubrick

Guión: Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke (basado en el relato “The Sentinel” de Arthur C. Clarke)
Música: Richard Strauss, Johann Strauss
Género: Ciencia ficción. (Vida en el espacio)
Reparto: Keir Dullea, Gary Lockwood, William Sylvester, Daniel Richter, Douglas Rain (voz de HAL 9000), Laonard Rossiter, Margaret Tyzack, Robert Beatty, Sean Sullivan, Frank Miller, Penny Brahms, Alan Gilfford, Vivian Kubrick

“[...] Uno de los films más importantes de ciencia ficción […] Un trabajo ambicioso y conseguido, que rompe con la tradición anterior de la cinematografía de ciencia ficción y sienta nuevos parámetros, nuevos conceptos estéticos y nuevas imágenes, que condicionan el futuro del género […] La obra invita a pensar, interrogarse, explorar […]”

Es uno de los films más importantes de ciencia ficción. Realizado por Stanley Kubrick (1928-1999), el guión es de Kubrick y Arthur C. Clarke. Se basa en el relato breve “The Sentinel”, de Arthur Clarke (1917-2008), escrito para un concurso de la BBC y publicado (1951) en el magazín “10 Story Fantasy”. Se rueda en escenarios naturales de Inglaterra (Borehamwood), Escocia (Western Islands) y EEUU (Monument Valley) y en los platós de Shepperton Studios (Surrey, Inglaterra) y MGM British Studios (Borehamwood), con un presupuesto de 10 M USD. Nominado a 4 Oscar, gana uno (efectos visuales). Producido por Kubrick para Polaris y MGM, se estrena el 2-IV-1968 (Washington D.C., preestreno).

La acción dramática tiene lugar en la Tierra, la Luna, una estación orbital y más allá de Júpiter. La narración se refiere a una época de 4 M de años de antigüedad, a los años 2001 y 2002 y al 2012 (aprox.). Hace 4 M de años un primate descubre un arma de combate (el fémur de un animal de envergadura muerto joven), que le permite cazar, dominar a los suyos, someter a los rivales y asesinar. Los homínidos dejan de ser carroñeros para convertirse en cazadores. En 2010 una nave espacial tripulada por los astronautas Frank Polle (Gary Lockwood, “Esplendor en la hierba” 1961) y Dave Bowman (Keir Dullea, “Elisa” 1962, “La zorra” 1967, “El buen pastor” 2006), se dirige a la base lunar Clavius. Un tiempo después (18 meses más tarde) la nave es enviada a Júpiter, que rebasa para introducirse en una nueva dimensión.

El film suma aventuras, misterio y ciencia ficción. La narración se presenta dividida en tres actos, a la manera de las obras del teatro clásico. Analiza tres hechos trascendentales: el salto de las habilidades manuales a la inteligencia natural, el salto de la inteligencia natural a la artificial y el paso de la tercera dimensión a una nueva dimensión, a la que no da nombre. El relato no se basa ni en delirios fantasiosos, ni en especulaciones de una imaginación gratuita y desbordada. El discurso narrativo se apoya en datos científicos rigurosos y en previsiones fundamentadas. Gracias a su perspectiva documental, la descripción del Universo en el que viaja la nave Discovery 1 coincide básicamente con las imágenes obtenidas en viajes interplanetarios posteriores de ingenios mecánicos o robots y en el viaje a la Luna que realiza el Apolo 11 de la NASA en julio de 1969.

No emplea planos caprichosos, ni escenas redundantes, ni secuencias superfluas. Muestra en los planos sólo lo que es esencial, imprescindible y relevante. Su discurso se hace austero y riguroso. La exposición es seria y realista: no contiene elementos de broma o farsa referidos al objeto de análisis o a partes del argumento. Rompe con la tradición de las narraciones juveniles de temas imaginarios y de ciencia ficción que le precedieron. El relato da saltos en el tiempo y en el espacio, confiando en la atención y la capacidad de comprensión del espectador, al que trata con respeto, pero sin concesiones a la ausencia de esfuerzo. 

La cinta se refiere a algunos hechos cuya finalidad radica en plantear preguntas, a las que no se dan respuestas. El realizador desea que el espectador se sienta interrogado y que reaccione según su propia manera de ver y entender las cosas. En la Tierra desde hace más de 4 M de años hay un monolito negro con forma de hexaedro regular, de superficies pulidas y aristas finas, que podría sugerir la existencia de seres inteligentes ajenos al género humano. En la Luna se encuentra un monolito poliédrico similar, que plantea inquietudes y siembra sospechas. Otra apelación clara a la capacidad de razonamiento del espectador viene dada por la desconcertante habitación vienesa.

Es el 8º largometraje de Kubrick (“Senderos de gloria” 1957, “Espartaco” 1960, “La naranja mecánica” 1971, “El resplandor” 1980), un trabajo ambicioso y conseguido, que rompe con la tradición anterior de la cinematografía de ciencia ficción y sienta nuevos parámetros, nuevos conceptos estéticos y nuevas imágenes, que condicionan el futuro del género. La película plantea preguntas sobre la relación del ser humano con el Universo, sobre la supuesta omnipotencia de la ciencia, sobre las relaciones de la persona humana con la máquina, sobre la posibilidad y el alcance potencial de la inteligencia artificial, etc. El realizador muestra su admiración por la naturaleza, en especial por el cielo, la tierra el espacio insondable, la luz, los colores, las formas, los astros, los crepúsculos, los viajes. Para él, estos elementos configuran el escenario en el que intenta elevar el espíritu del espectador a esferas de plenitud, gozo y éxtasis, reservados a los dioses. La obra invita a pensar, interrogarse, explorar. No busca el espectáculo visual, sino la emergencia de inquietudes, interrogantes, reflexión y pensamiento. La gestación de la película se prolonga durante 4 años hasta su estreno.

La música, de Richard Strauss, Johann Strauss, Katchaturian y Ligeti, tomada de interpretaciones rotundas y vibrantes, confiere seriedad y magnificencia a la acción. Sobresalen los cortes de “Así habló Zarathustra (Amanecer)” de Richard Strauss, el “Adagio” de Katchaturian y “Atmospheres” de Ligeti. El vals “El Danubio azul” no es el mejor corte de la banda sonora, aunque probablemente es el más popular y el más romántico. La fotografía, de Geoffrey Unsworth (“Superman“, Donner, 1978), en color y panavisión, hilvana secuencias de imágenes inolvidables y asombrosas, que convierten la cinta en una experiencia visual fascinante.

Film de culto, polémico, conocido y acreditado.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)
Promedio de notas:
8,0 ████████ (Muy buena)
Filmaffinity: 7,7 | CINEol: 7,4 | IMDB: 8,4 | LGEcine: 8,5

Escuchar BSO (Enlaces externos)
Tema 1 | Tema 2 | Tema 3 | Tema 4 | Tema 5

Tema 6 [Extra]
.

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sandro Fiorito
“2001 es una cinta a la que podemos amar u odiar, pero difícilmente dejará indiferente a nadie. Pueden reprochársele algunos detalles referentes a su vestuario u otras cuestiones que terminan resultando tan banales para su argumento que se me olvidan por el camino. Hay que tener en cuenta el año de su producción, el 1968, fecha en la que Hasta que llegó su hora, el western de Sergio Leone, era todo un hit flanqueado por El planeta de los simios, El guateque o Bullitt, rodeadas todas estas de películas del Oeste que eran producidas como churros. Y entre todo ese realismo, Stanley Kubrick alucinando y haciendo alucinar entre fotogramas increíbles ausentes de realidad, convirtiendo al espectador en el principal protagonista, pues no vemos ‘flipando’ a los personajes: Kubrick prefiere transmitir esa sensación al espectador. Con algunas escenas tan incomprendidas como magistrales, esta película es como cuando vamos a un museo para ver un cuadro: necesita que se quiera comprender. Y partir de esto, todos pueden sacar sus propias conclusiones” De 9.

Sergio Cuenca
“[…] Bienvenidos al mundo de la paranoia, extrañezas y surrealismo […] A raíz de su estreno hubo bastantes polémicas sobre cómo estaba enfocada la película. Recibió duras críticas sobre la escasez de diálogos y la frialdad de los personajes […] Cabe destacar que quien espere grandes diálogos se olvide de verla […] El espectador puede interpretar y darle imaginación al film del modo que desee sin estar obligado a ver ningún guion establecido […] Repleta de colores, volúmenes y formas en un homenaje voluptuoso a la imaginación y genialidad cinematográfica […] Negativo: el vestuario tanto de los primates como de la indumentaria que se nos muestra en todo el film. Un vestuario de los primates donde si se descuidan un poco mas, vemos alguna cremallera del traje peludo. En cuanto a la indumentaria del Dr. Heywood Floyd y contando que está realizada en el año 68, no cuela que una persona vaya en el año 1999 de igual manera que en los años sesenta […] Positivo: destacar la preciosa compaginación entre la imagen del mono líder lanzando el hueso al aire realizando un corte con la imagen del satélite orbitando en el espacio. Otro de los aspectos, por no decir el que más, es el de la computadora HAL 9000 y su frialdad [...]” 8.

CURIOSIDADES

- “2001: una odisea en el espacio” fue una novela de ciencia ficción escrita por Arthur C. Clarke, basada en varios relatos cortos del mismo autor (principalmente de “El centinela” (1951) y el guión del director Stanley Kubrick del homónimo film que se estaba grabando paralelamente con la gestación de la novela. Correspondiendo así los relatos: “El centinela” con la segunda parte llamada “TMA-1″ y parcialmente “Encuentro en la Aurora” (1950) con la primera parte llamada “El amanecer del hombre”. La novela fue publicada pocos meses después del estreno del film.

- El “monolito” (palabra que no aparece en todo el film) es llamado TMA-1 (Anomalía Magnética de Tycho no. 1) es un un ortoedro perfecto de un material impenetrable de un profundo color negro. Su gran misterio -no remarcado en el film, pero sí en la novela- está en sus dimensiones: guardan exactamente sus medidas la proporción 1:4:9 (que son cuadrados de los tres primeros números naturales). Se descarta un origen natural y una señal inequívoca de inteligencia. Curiosamente el divulgador científico Carl Sagan también usaría el lenguaje universal de las Matemáticas para mostrar la existencia de una inteligencia extraterrestre superior en su novela “Contacto” (1985).

- Existe cierta controversia sobre el origen del nombre de HAL 9000, debido a que se expandió un rumor en el cual Stanley Kubrick propuso que el ordenador fuera un IBM, pero la empresa multinacional estadounidense se negó a que usaran sus siglas ya que el comportamiento de la computadora en el film quedaba en entredicho, y es entonces cuando Kubrick ingenió un artificio cambiando cada letra de I-B-M a una posición anterior en el abecedario obteniendo H-A-L. El rumor tomó tanta fuerza que tanto Kubrick como Clarke negaron esa conjetura, declarando el escritor que HAL provenía del acrónimo de: Heuristically programmed Algorithmic computer (Computador algorítmico heurísticamente programado) y que la relación con las siglas IBM es mera coincidencia. Como curiosidad añadida decir que originalmente HAL se llamaría Athenea y tenía voz femenina, pero finalmente se descartó esa idea, usando como voz la del actor Douglas Rain, quien nunca pisó el set de rodaje.

- El astrónomo Carl Sagan escribió su libro “La conexión cósmica” (1973) , del cual Clarke y Kubrick le preguntaron su opinión sobre cómo representar mejor la inteligencia extraterrestre. Sagan, a sabiendas del deseo de Kubrick de usar a actores para retratar humanoides alienígenas, sostuvo que las formas de vida extraterrestre probablemente no tienen ninguna semejanza con la vida terrestre y de no hacerse así se introduciría “por lo menos un elemento de falsedad” de la película. Sagan propuso que la película sugiera, más que representara, la superinteligencia extraterrestre. Cuando asistió al estreno de la película estuvo “contento de ver que había sido de alguna ayuda”.

- Todos los planetas que muestran en la película son lienzos pintados, ya que cuando se realizó el film no se tenia ninguna imagen de ellos (tendrían que pasar 4 años para que se captara la primera imagen en su plenitud de la Tierra con la misión Apollo 17). En un principio -tal como ocurriría en la novela- la nave Discovery debía encontrarse con el segundo monolito en el planeta Saturno, pero debido a que no le convenció los anillos que se usaron en el modelo, Kubrick optó por el planeta Júpiter. Curiosamente Clarke en su novela “2010″ también haría ese cambio argumental.

 

LO QUE SE DICE EN TWITTER
-
“Video Patentes: #Samsung alega que el iPad lo inventó Kubrick en ’2001 una Odisea en el espacio’ y no #Apple. > http://bit.ly/qBVpb1 @alvareld
-

LA HUELLA DEL MONOLITO: 2001, UNA ODISEA DE INSPIRACIÓN

About these ads