El Padrino III (1990)

Título original: The Godfather: Part III
País: EEUU
Primera proyección:
Turquía, 20 Dic. 1990
Duración:
163 min.
Director:
Francis Ford Coppola
Guión: Francis Ford Coppola , Mario Puzo (Novela: Mario Puzo)
Música: Carmine Coppola
Género: Drama. Mafia. Crimen. Secuela
Reparto: Al Pacino, Diane Keaton, Andy García, Joe Mantegna, Talia Shire, Eli Wallach, Sofia Coppola, George Hamilton, Raf Vallone, Bridget Fonda, Helmut Berger, John Savage

“[...] Una prolongación o extensión temporal de la historia de la familia al objeto de completar, ampliar y matizar observaciones, indicaciones y reflexiones […] Mantiene íntegramente el carácter de relato mafioso de las dos anteriores entregas […] Se presenta dominada por un halo sobrecogedor de fatalismo, tragedia y desesperanza […]”

Decimoséptimo largometraje de Francis Ford Coppola (con 51 años). Escrito por Mario Puzo y F. F. Coppola, se inspira en los personajes de la novela “El Padrino” (1969), de Mario Puzo. Se rueda en escenarios naturales y en exteriores de Sicilia, Roma, Vaticano, Nueva York y Atlantic City y en los estudios Cinecittà (Roma), con un presupuesto de 54 millones de dólares. Es nominado a 7 Oscar. Producido por F. F. Coppola para Paramount, se proyecta por primera vez en público el 20-12-1990 (Beverly Hills, preestreno).

La acción principal se desarrolla en la ciudad de Nueva York y Sicilia y se desplaza ocasionalmente a Atlantic City (New Jersey), Roma y Vaticano. Michael Corleone (Al Pacino), jefe de la familia, próximo a los 60 años, envejecido prematuramente, cansado y enfermo, reside en Nueva York, tras el abandono de la suntuosa mansión familiar de Lago Tahore. La acción tiene lugar entre 1979 y 1982, con final en un momento posterior no determinado, aunque no alejado temporalmente (1983-84).

El film suma acción, drama y thriller. El guión, escrito con meticulosidad, da continuidad a la historia de las dos entregas anteriores de la saga, no como una secuela, sino como una prolongación o extensión temporal de la historia de la familia al objeto de completar, ampliar y matizar observaciones, indicaciones y reflexiones. El relato es complejo, denso y contiene varias tramas secundarias, que dan profundidad al conjunto. Incorpora referencias inspiradas en hechos reales (muerte de Juan Pablo I) y personajes reales. El cardenal Gilday es un trasunto del cardenal Marcinkus, Lucio Luchhesi se asemeja a Roberto Calvi y Fredrick Keinzig recuerda a Licio Gelli, gran maestre de la logia masónica P2. Los ambientes, bien construidos, contrastan por su rica diversidad (sutilezas secretas y dobles juegos vaticanos, ambiciones de los mafiosos, anhelos de legalidad y redención de Michael). Los personajes están bien desarrollados, en especial los de Michael (frío, ambicioso y sin escrúpulos) y Vincent Mancini, hijo de Sonny (temperamental y expeditivo).
Incorpora una perspectiva explícita, en el marco de un mundo globalizado, de las conexiones internacionales entre delincuencia, negocios y política, a las que ya se refería en tono menor “El Padrino II” (1974). Se añaden referencias a supuestas conexiones entre la delincuencia internacional y altas instancias de la Administración vaticana. En etapas anteriores sólo se había hablado de las conexiones de instancias vaticanas con altas esferas de la mafia italo-americana.

Una parte relativamente importante del relato se dedica a la exposición de la decadencia y hundimiento de Michael Corleone, abrumado por los deseos de redención, la imposibilidad de desligarse de la delincuencia organizada, sus escrúpulos y remordimientos y su progresiva decadencia física. El regreso a Sicilia le depara el retorno a la tragedia y a la desolación, que ya había conocido allí cuando la visitó siendo todavía un joven idealista. En este contexto surge con determinación un nuevo vástago dispuesto a asumir la jefatura de la familia e interesado en darle continuidad como suma de negocios y crimen.
Algunos críticos se refieren a los aires viscontinianos de las secuencias finales, que tienen lugar en Sicilia. Coppola dedica un pequeño homenaje a “El gatopardo” (1963) con varios gestos y guiños, entre los que cabe citar la presencia de Helmut Berger en un papel de hombre de negocios afín a la familia. El film mantiene íntegramente el carácter de relato mafioso de las dos anteriores entregas, con demostraciones tan elocuentes como la secuencia del teatro de Palermo, su paralelismo con “Cavalleria Rusticana” y los afanes de venganza de los Corleone.

La historia se presenta dominada por un halo sobrecogedor de fatalismo, tragedia y desesperanza. El ritmo narrativo es equilibrado, sostenido e intenso. El relato capta y retiene la atención del espectador, a lo que contribuyen los episodios de acción y la magnificencia de las imágenes. La narración hace uso de acciones simultáneas, planos largos y paralelismos. Éstos sirven como nexo de ilación y relación. Son notables las interpretaciones de Pacino, Garcia y Eli Wallach. De las tres entregas de la trilogía, ésta es la única que no obtiene ningún Oscar.
La música incluye temas de Nino Rota (“Main Tittle“, “Vals del Padrino“, “Bruccia la terra“) y de Carmine Coppola (canción “Promise Me You’ll Remember). Recuerda los temas musicales de momentos precedentes, que toma de las dos películas anteriores. Añade fragmentos de “Cavalleria Rusticana”, de Mascagni. La fotografía, de Gordon Willis, reproduce los rasgos fundamentales de las entregas anteriores, si bien acentúa la descripción de escenarios melancólicos y reduce los brillos artificiales. Conserva el brillante contraste del claroscuro.

Nota del autor:

8,0 ████████ (Muy buena)
Promedio de notas:
7,9 ████████ (Muy buena)
Filmaffinity: 7,9 | CINEol: 7,5 | IMDB: 7,6 | LGEcine: 8,6

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sergio Cuenca
“Tercera y última entrega de una de las mejores trilogías que el cine ha creado y que acaba con un broche de oro. Pese a que para la mayoría esta entrega es la “más floja” de las tres, para mí es una pieza excelente al igual que sus predecesoras. Un film que nos deja con un gran recuerdo y con personajes memorables como son: Michael Corleone (Al Pacino), Connie Corleone (Talia Shire), Vincent Mancini (Andy Garcia) y Don Altobello (Eli Wallach) entre otros. Y destaco lo fabuloso que ha sido ver la personalidad de un mafioso como Michael Corleone a través de las tres entregas. Un hombre que al principio parecía que iba a ser el que menos iba a hacerse cargo de una organización criminal como Los Corleone y que por circunstancias acabó siendo “Il Don”. Después en la segunda entrega, vemos a un Michael Corleone consolidado como jefe de la organización criminal. En la tercera, vemos la preocupación por dejar su legado a alguien que pueda seguir sus pasos de una manera correcta. En las tres he visto una pequeña curiosidad que siempre me ha gustado y es el enfoque melodramático que le han conseguido dar a los personajes que pese a ser delincuentes, proxenetas, chantajistas, contrabandistas y demás, consiguen darle un enfoque humano, dándole a los protagonistas como Michael Corleone, una perspectiva noble, débil, abrumados por los sentimientos y dudas. No se la pierdan, porque esta trilogía forma parte de la historia del cine, en la que “El Padrino III” llega a la altura, siendo en su conjunto excelente, pero que desde mi punto de vista, siempre tendré por encima la segunda parte porque me gustó mucho mas.” 10.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s