Preseleccionadas nueve películas extranjeras

Entrevistamos a Gracia Querejeta, directora de 15 años y 1 día

Comienza el proceso de preselección de cintas extranjeras candidatas para los Oscar, hasta que finalmente sean sólo cinco las finalistas a la próxima edición de los premios de la Academia, que se celebrará el 2 de marzo de 2014. De esta última criba se han librado nueve películas que continúan su lucha por un codiciado puesto en la lista de finalistas definitiva. Éstas son Alabama Monroe (Bélgica), Un episodio en la vida de un chatarrero (Bosnia y Herzegovina), L’image manquante (Camboya), La caza (Dinamarca), Two Lives (Alemania), The Grandmaster (Hong Kong), El gran cuaderno (Hungría), La gran belleza (Italia) y Omar (Palestina). Queda fuera la candidata española, 15 años y un día, y se echa de menos la presencia de cintas en español en este último corte. 

Antes de conocer el resultado de la última preselección, nuestro colaborador en Los Ángeles, Álvar Carretero, estuvo con la directora española Gracia Querejeta, que se encontraba en la mencionada ciudad californiana junto a Mariela Besuievsky (de Tornasol Films) para promocionar su película, 15 años y un día. La carrera se tornaba complicada en una preselección que arrancó con nada menos que 75 películas de todo el mundo. Gracia Querejeta nos atendió en la oficina de EGEDA US, en pleno Beverly Hills, donde se atendió a la prensa acreditada. 

Los Ángeles, EEUU | Álvar Carretero, LGEcine.org

“No me podía imaginar que podía ser tan cercano un
encuentro con los académicos de Hollywood”

Bienvenida a Los Ángeles, Gracia. Nos han contado que es tu primera experiencia en Hollywood, ¿qué supone para ti estar aquí con “15 años y un día”?

A finales de septiembre cuando salió la película nominada por la Academia (española), yo me puse a trabajar en una serie de TV, y me olvidé un poco de este tema. Hablaba de cuando en cuando con Gerardo (Herrero) y Mariela (Besuievsky), productores de la película, y me decían “tendrás que ir en algún momento”, “vas a a tener que ir a Los Ángeles”. Hasta que llega el momento de venir y ver. De repente te encuentras aquí en un screening con un montón de académicos de Hollywood, viéndoles a un palmo de ti. No me podía imaginar que podía ser tan cercano. Me sentí muy impactada por la cercanía del encuentro. Y es entonces cuando te crees que estás en una campaña, en una carrera. Más allá de eso fue un acto por un lado entrañable y por otro instructivo, no es tan fácil llegar hasta aquí, es una experiencia más independientemente de lo que vaya a pasar después.

Las otras películas seleccionadas por la Academia para eran “Alacrán enamorado“, “La gran familia española, “Caníbal” y la tuya? ¿Cuando te dieron la noticia, cómo te sentiste?

Cuando salieron las cuatro no tenía ni idea de que salían ese día, me llamaron de la radio. Y días después, cuando ya se eligió 15 años y un día, me volvió a llamar la radio, se adelantaron a la productora y fue un shock energético, y no exento de cierta incredulidad, porque uno piensa que el resto de las películas tienen más posibilidades. Pero esta vez me toco a mí.

Mariela Besuievsky dijo que habría que volver a reestrenar la película para darle más promoción en España y aprovechar el tirón. ¿Tenéis planes de distribución en Estados Unidos?

Están a la búsqueda de una distribuidora americana y están trabajando en ello. Veremos a ver lo pasa. Independientemente del Oscar es una película que podría tener una vida pequeña comercialmente en Estados Unidos ¿por qué no? La película habla de cosas que todo el mundo entiende.

No sé si sabes que este es el año que más películas extranjeras se han enviado a la Academia: 75 películas ¿Has podido ver alguna de ellas?

No. Sé algo de Gloria, porque sé cómo se produjo y cómo se terminó la posproducción y cómo se creó el proyecto. Y no por nada, sino porque he tenido mucho trabajo. No voy a entrar en esa cosa de ver cuáles son tus competidores. Además sería absurdo, nunca voy a poder ver 75 películas. Tampoco me he puesto a leer las estadísticas, ni las críticas, ni ver cómo van las quinielas.

En cuanto a “15 años y un día” encontramos temas comunes con tus anteriores trabajos como “Héctor” y “Siete mesas de billar francés”. El tema de la adolescencia que dominas, aunque para audiencias más jóvenes, donde me incluyo, parece más obra de teatro o género televisivo ¿Vas a seguir haciendo películas con este tipo de historias y personajes?

Son las historias que me interesan, me da igual que sean para la tele. Los Soprano está hecha para la tele y es la historia de una familia de mafiosos. Pero la historia de una familia. Esas son las historias que a mí me interesan, las que a las personas les suceden. Nunca he estado muy interesada por la ciencia ficción, sinceramente. Aunque mi siguiente proyecto no tiene tema familiar sí es sobre lo que les sucede a las personas, y en este caso si desean renunciar a toda su integridad a cambio de dinero o no. Es un tema completamente distinto pero sigue siendo un tema sobre gente y sobre lo que les sucede.

En un plano más de actores, aparte de Maribel Verdú, Tito Valverde gustó mucho aquí en Los Ángeles ¿No te dio miedo que la gente lo asociara con la TV, debido a su experiencia como “El Comisario”?

No me importó para nada la carrera en TV de Tito. Me decían “Pero si ha hecho El Comisario tantos años” y yo decía “da igual”. Si la película está bien y el guión está bien la gente se va a olvidar en el minuto uno que es el Comisario.

¿Como encontraste a Arón Piper?

A base de buscar y muchos castings. No tardó mucho en salir, pero fue a base de pruebas y más pruebas y más pruebas . Y mucho ir y venir, ya que vive en Luarca, en Asturias. Luego hicimos un corto juntos, que es un gajo de “15 años y un día” que se llama Fracaso escolar y tiene mucho que ver con la película, ya que salen los mismos personajes y fue su prueba de fuego, que superó con creces.

Esta es la primera película que haces sin tu padre Elías ¿qué ha supuesto para ti trabajar sin él?

Yo se la dediqué ya que fue la primera película que hacía sin él, con otra compañía que no era la suya propia. La dedicatoria tenía que ver con eso, pero desgraciadamente justo después del estreno mi padre murió. Alguien pensó que la dedicatoria a mi padre en la película era porque murió, pero no fue así. Se la dediqué única y exclusivamente porque me daba la gana, eso lo primero, pero porque era la primera película que producía sin el. Fue una decisión que no tenía nada que ver con la enfermedad. Para nada.

Fotografías e información de Álvar Carretero para LGEcine.org
No está permitida su difusión sin citar las fuentes autoras

Written by LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.