Título original: True Romance
Títulos alternativos: Escape salvaje (Argentina / Uruguay) La Fuga (México) Romance salvaje (Perú)
País:
 EEUU
Primera proyección:
 EEUU, 10 Sep. 1993 
Duración: 
120 min.
Director:
 Tony Scott

Guión: Quentin Tarantino

Dirigido por Tony Scott (“Fanático“, 1996) y escrito por Quentin Tarantino (“Death Proof“, 2007), este trepidante thriller bañado en romance habla de un amor imposible, uno de esos flechazos que sólo pueden verse en una película, exagerado aquí intencionadamente. Un “nos miramos y estamos juntos para siempre”, una pareja de desconocidos que se dicen “te quiero” en su primera noche y al día siguiente se aventuran en todo tipo de problemas, solos contra el mundo. Quizá por ello su amor me parezca uno de los más bonitos, bien para ver en el cine o para desear en la realidad. Así son los extravagantes y especiales protagonistas que interpretan Christian Slater (“Entrevista con el vampiro“, 1994) y Patricia Arquette (“Carretera perdida“, 1997), que se meten en la piel de un friki solitario —cuyo principal entretenimiento son las sesiones triples de películas de kung-fu en el cine— y la prostituta más sensual, preciosa y encantadora que haya podido albergar la gran pantalla. Una de esas mujeres que no necesita electricidad para encender una bombilla.

Son las cabezas visibles de un reparto que se convierte en un llamativo desfile de grandes actores (Dennis Hopper, Christopher Walken, Gary Oldman, James Gandolfini, Brad Pitt…), cada uno con la función y la capacidad de sorprendernos con un personaje excelentemente dibujado e interpretado, al margen del tiempo que disfruten en pantalla. Un vigilante de unas instalaciones ferroviarias, un mafioso, un proxeneta, un matón, un porreta… Pase y escoja.

Los principales, dos personajes desgraciados, solos y condenados a ser incomprendidos. El destino ya ha trazado los caminos que deben recorrer Clarence (Slater) y Alabama (Arquette), unidos en sagrado matrimonio por la gracia de la insensatez premeditada y decididos a luchar contra todo aquello que pretenda separarlos. El chulo al que “pertenece” Alabama es el primer gran obstáculo al que deberán enfrentarse, convirtiéndose éste en el punto de partida de una fuga que llevará a los dos enamorados a verse envueltos en una sucesión de imprevistos que se sucederán ante nuestros ojos como una tormenta de adrenalina y una lluvia de secuencias y líneas memorables. Hans Zimmer (“The Dark Knight Rises“, 2012) batuta en mano para deleitarnos con una banda sonora inolvidable del que sobresale ese “You’re so cool” que tan bien se entrelaza con el espíritu de fábula del que está impregnado esta atractiva y agradable historia que invita a soñar, a dejarse llevar, a cometer una locura sin que te importe lo demás cuando nada tienes.

Al menos, por una vez, sería bonito que las cosas fueran así de fáciles. Porque como cita el excelente diálogo de introducción acariciado por los carnosos labios de Patricia Arquette, “así suele ser el amor, normalmente, así es como va, pero de vez en cuando, también va al revés”.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

Written by Sandro Fiorito

Cofundador de LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.