The VVitch: A New-England Folktale (Robert Eggers, 2015) 92 min.-
La bruja: Una leyenda de Nueva Inglaterra (Título opcional)

El cine de terror ha experimentado en las últimas dos décadas un descenso significativo en cuanto a calidad se refiere. En la actualidad, muchas de las cintas del género son extremadamente predecibles en su intención de causar miedo en el espectador. La bruja es un film que inyecta grandes dosis de terror a través de sus simbolismos. La película de Robert Eggers, viene a revitalizar un género que agoniza desde hace años y lo hace con una fuerza poco usual en este tipo de películas.

La historia nos sitúa en una época del siglo XVII, en donde vemos como la vida de una familia devota se llena de sucesos macabros y espeluznantes en las entrañas de un bosque obscuro. El título de la película hace referencia a ser un nuevo “cuento popular” en vez de un nuevo” cuento de hadas” y a pesar que, los cuentos de hadas son parábolas que generalmente muestran diferentes valores morales, en esta ocasión, lo siniestro y maligno de la película lleva en el fondo un mensaje bastante feminista que se prescribe a través de sus personajes. Podría pensarse que esta es otra simple película de terror en donde a un grupo familiar le suceden cosas extrañas, pero la realidad, es que el mal no es parte del mensaje; es solo el fondo que adorna todos los acontecimientos de una familia que se encuentra al borde la destrucción.

la bruja_001

En la primera escena vemos a la familia siendo expulsada de la comunidad a la que pertenecían en acusación de blasfemia. El padre y líder de la familia William (Ralph Ineson), les lanza distintos reproches a los ancianos de la comunidad. La mayoría del metraje parece ser parte de un gran sermón que nos plantea distintas dudas e inquietudes. En La bruja vemos a muchos personajes que juegan roles específicos en todo el desarrollo del relato. Tenemos a la madre Katherine (Kate Dickie) cargando el luto por la desaparición de su pequeño hijo Samuel. En alguna ocasión William parece reprocharle la manera en cómo se siente por la desaparición de su hijo. Los gemelos Jonas (Lucas Dawson) y Mercy (Ellie Grainger) sufren realidades distintas. Mercy no habla y observa todo lo que ocurre con un inmenso mutismo. Y Jonas trata de comprender la manera en cómo funciona el mundo luego de que su familia fuera desterrada a ese bosque maldito. William es el patriarca de todo el grupo. Cuando la miseria y el hambre se acercan le pide a su esposa Katherine y a sus hijos, que busquen por todas las llanuras tierras fértiles que puedan hacer suyas. Después de conseguir un lugar, construyen una casa de campo, plantan maíz, crían cabras, todo parece ir por buen camino y sin saberlo; el mal se encuentra acechando entre los arboles del fondo de su casa.

la bruja_005

El feminismo es un elemento bien planteado en todo el guion de la película. Si analizamos toda la estructura narrativa, la trama, siempre termina por llevarnos al personaje de Thomasin (Anya Taylor-Joy) quien es la hija mayor del matrimonio entre Katherine y William. Vemos como atraviesa la pubertad ante los ojos de repudio de su familia. Incluso, llegan a tildarla de “bruja”. La personificación del poder y la insurgencia femenina se producen cuando los cultivos están fallando y el dinero es escaso. En ese momento, Thomasin se hace cargo de su familia bajo los señalamientos del resto de los miembros que la acusan de hacer menos tareas que su madre.
 
En la película de Eggers la mujer habita de manera marginal en un universo dominado por los hombres. En algunos momentos la cinta es una anti- parábola. Los personajes siguen haciendo sus labores diarias pretendiendo olvidar lo que está ocurriendo a su alrededor. El mensaje de moralidad es presentado a través de situaciones. Thomasin pide perdón por haber “jugado” en el día del Sabbath en secreto. Caleb (Harvey Scrimshaw), mira con vergüenza los pechos de su hermana mayor. Todo ello acompañado de un fuerte tinte religioso que tiñe todo el film. El núcleo familiar es otro elemento muy bien recreado. La expulsión del pueblo hace que la familia tenga que pasar una dura prueba de supervivencia en donde cada uno tendrá que cuidar sus espaldas ante el mal que se acerca. Las dudas se ciernen sobre Thomasin, de la cual incluso, se llega a sospechar es la culpable de la desaparición de Samuel. Esa es la belleza obscura de la película. La forma en como la mujer es llevada a situaciones extremas en condiciones aisladas, que la hacen dudar de si misma, para luego iniciar el camino hacia la emancipación.
 
Los hechos sobrenaturales que son presentados a lo largo de la historia, hacen meditar sobre su procedencia. ¿Son acontecimientos recreados por la mente a causa de un enorme fervor religioso o son sucesos paranormales? A diferencia de otras películas de terror La bruja introduce el miedo a nuestras mentes por muchos elementos entre los que se destaca un sórdido silencio, que nos hace imaginar cosas que en realidad no están ocurriendo. Todo es parte de nuestra imaginación. Los elementos propios del mal no faltan como lo son: la cabra, la bruja de aspecto esquelético, una liebre, y cuervos que “hablan”. Hay una escena en particular que causa gran repulsión: unas manos deformes pretenden perpetuar un hecho abominable y a la vez sexual con un cuchillo. Una muestra evidente de simbolismo hacia la brujería y los ritos religiosos.

La película a nivel técnico destaca por su edición y mezcla de sonido. Los silencios son eternos. Con mucho cuidado se introducen sonidos de animales junto a voces aterradoras y crujir de arboles que parecen provenir del bosque ¿o de la imaginación de los personajes? La dirección de fotografía a cargo de Jarin Blaschke evoca a ciertas pinturas de la era barroca al igual que algunas producciones del expresionismo Alemán. También hay una clara referencia a una de las más grandes pinturas de Goya. El miedo no proviene de lo que vemos; proviene de lo que esperamos está por venir. Llama la atención la manera en que el guion fue escrito con  el inglés bíblico de la época. A pesar de ser un hecho de menor importancia, al final, termina por encajar perfectamente en un contexto colonial en donde la naturaleza parece estar a favor del diablo para recrear el terror más angustiante que podamos imaginar.

la bruja_004El reparto coral destaca por sus interpretaciones en general. Pero son los personajes de Thomasin y de William los que se llevan los mayores elogios. Anya Taylor se muestra como una chica vulnerable que está presentando fuertes cambios tanto a nivel sexual como mental, mientras que William quiere ser el elemento dominante de una familia que se comienza a desquebrajar al mismo tiempo que sus integrantes se cuestionan cuál es su verdadero grado de fe. No podemos olvidar a Caleb, el tímido joven que experimenta fuertes cambios a causa de su pubertad, ¿siente atracción por su hermana? ¿O es solo un asunto hormonal?

Pese a no llevar el título de “cuento de hadas” Eggers no deja de incluir todos los elementos clásicos de este tipo de historias en el relato. La caldera, capas, manzanas y la cabaña en el bosque están presentes de manera clara en la historia. Algunas escenas se ven tan despiadadas y terroríficas que parecen ser composiciones extraídas de un cuento de Allan Poe. A lo largo de toda la película pensamos que el objeto de la obra es “la bruja” y esta no es más que una anécdota que sirve para personificar a el mal por medio de un personaje sumamente popular en todos los cuentos de terror de la literatura universal.

El verdadero mensaje de la película gira a través del elemento moralizador que se le da a la figura femenina. Esto es un hecho sumamente difícil de alcanzar en producciones de este tipo. ¿Cuántas películas de terror pueden cargar con temáticas similares al mismo tiempo que no dejan de ser perturbadoras? El éxito de La bruja en el ámbito de terror pudiera deberse a lo poco explicita que resulta la película al momento de mostrar en pantalla a su personaje principal. Exponer ante los ojos del público grandes cantidades de sangre, intestinos, y cualquier tipo de desmembramiento, es un hecho que le cabe como anillo al dedo al cine Gore. En las buenas películas de terror, siempre, el mayor temor será generado por lo desconocido. Esta es una cinta que presta su voz al debate sobre el fanatismo religioso vivido en la época colonial, pero sumamente enraizado hoy en día. También vemos representado la manera en como el miedo puede afectar severamente a las personas hasta el punto de hacerlas dudar de sus creencias.

Sería arriesgado afirmar que la opera prima de Eggers pasará al olimpo del cine de terror. El tiempo tendrá la última palabra. Indiscutible, es el hecho de que es una de las mejores películas de terror que se han hecho en los últimos años con mucha diferencia. Una verdadera joya que roza el punto de la perfección.

Distribuida en España por UNIVERSAL PICTURES INTERNATIONAL SPAIN.

Nota del autor:
8,5  ████████ (Muy buena)

Película en CARTELERA a partir del  13 de mayo de 2016.

COMENTARIOS DEL EQUIPO DE LGECINE
Aurora C. Delgado (vista en pase de prensa de Festival de Sitges 2015)

Una familia profundamente religiosa asentada en Nueva Inglaterra (como se conocían algunas de las colonias americanas allá por el siglo XVII) es desterrada de su aldea por una falta que no llega a mencionarse explícitamente. Su miserable subsistencia en un claro, oprimida por sus propias y asfixiantes creencias y su idea del pecado, se ve amenazada por una maldad desconocida y oculta.

No soy una gran aficionada a las al terror. Y diréis ¿qué haces en el Festival de Sitges, entonces, alma de cántaro? Bueno, pues porque lo que si me gusta es lo fantástico. La bruja, me parece, tiene más de fantasía horrífica que de película de terror. Las pelis de terror dan susto. La Bruja va más allá de dar susto. La Bruja no quiere que te sientes tranquilo en tu butaca con tus palomitas. El film no se conforma con que aprietes los puños y des algún respiro (o incluso apartes la mirada). No vas a gritar. Vas a pensar, despacio, con cada escena, con cada plano interminable. Vas a asimilar el horror, el dolor, el miedo, la culpa… Desde que empieza con la voz profunda y ronca del padre y al poco se le añade la cacofonía de cuerda y voces que es la banda sonora, uno está deseando que acabe. De cualquier otro género, decir esto no es muy halagador. En el caso de La Bruja, no hay mejor halago. Nota: 8

TRÁILER:

Written by Hector Rojas

Comments